13 poemas de «De ser numeroso» (1968), de George Oppen

 

Por George Oppen*

Texto selección y traducción

del inglés al español por Raúl Soto*

Crédito de la foto www.writing.upenn.edu /

(der.) (izq.) www.amazon.com

 

 

13 poemas de De ser numeroso (1968),

de George Oppen

 

 

Cuando leí por primera vez Of Being Numerous de George Oppen tracé una línea directa a los Poemas humanos de César Vallejo. El lenguaje terso y materialista de ambos libros ―“Claridad en el sentido de silencio”, dice Oppen― me indujeron a buscar más zonas de contacto y constelaciones ente ambos poetas. Vallejo de alguna manera hizo una pausa necesaria después de Trilce y durante su aprendizaje y militancia marxista. Oppen dejó de escribir poesía por más de veinte años para militar de lleno en el Partido Comunista de los Estados Unidos de América. Si Vallejo opta por la “extraterritorialidad vital” del destierro voluntario en París, Oppen se ve obligado a exiliarse en México acosado por el macartismo y la siniestra FBI (aunque Vallejo también sufre persecución política cuando lo expulsan de Francia). Of Being Numerous se publicó en 1968 e incluye 40 poemas, algunos en prosa. El contexto inmediato del libro es el individualismo, producto del capitalismo salvaje, y la arrogancia imperial de la guerra en Vietnam. El título empieza con la preposición de y le confiere un significado polisémico que se aclara parcialmente en el “Poema 7” (aquí una coincidencia parcial con Trilce por el uso de los números arábigos). La presente selección comprende trece poemas.

 

El Poeta George Oppen, en su juventud.
C. 1935

 

13 poemas de George Oppen

 

 

2

Así que hablaron de la existencia de las cosas.

Un panteón caótico

 

Absoluto, pero ellos dicen

árido.

 

Una ciudad de las corporaciones

acristalada

en sueños

 

E imágenes‒

 

Y el puro placer

del hecho mineral

 

No obstante impenetrable

 

Como el mundo, si es materia,

es impenetrable.

 

 

 

7

Obsesionados, enloquecidos

 

Por el naufragio

de lo singular

 

Hemos escogido el significado

de ser numerosos.

 

 

 

9

“Si, como la intensidad de la mirada aumenta, la distancia

de uno a Ellos, la gente, tampoco aumenta”

Yo sé, por supuesto que sé, que no puedo entrar a un lugar distinto

 

Aún soy uno de esos quien por nada menos que el pensamiento

del hombre y uno de sus dialectos y lo que

me ha pasado

Ha hecho poesía

 

Soñar en esa playa

por el bien de un instante en los ojos,

 

Lo singular absoluto

 

Los lazos aterradores

de lo singular

 

Que es la luz brillante del naufragio

 

 

 

15

Coro (andrógino): “Encuéntrame

así que existiré, encuentra mi ombligo

así que existiré, encuentra mis pezones

así que existiré, encuentra cada pelo

de mi barriga, Soy bueno (o soy malo),

encuéntrame”.

 

 

 

18

Es el aire de la atrocidad,

un evento es ordinario

como un presidente.

 

Una columna de humo, visible a la distancia

donde la gente se quema.

 

 

19

Ahora en los helicópteros la voluntad casual

es atroz

 

Locura en los lugares altos,

si es verdad debemos hacer esas cosas

debemos cortarnos las gargantas

 

La mosca en la botella

 

Insana, la mosca insana

 

Que, sobre la ciudad

es la luz brillante del naufragio

 

 

 

20

‒Ellos esperan

 

Guerra, y las noticias

es guerra

 

Como siempre

 

Que los jugos deben volar dentro

no obstante los jugos mienten

 

Grandes cosas han sucedido

en la tierra y han dado historia, ejércitos

y las hordas andrajosas en movimiento y las pasiones

de dicha muerte. Pero quién escapa

a la muerte.

 

Entre esos pasajeros

en el metro,

 

Ellos saben

ahora como yo sé

 

Fracaso y la culpa

del fracaso.

Como en el poema navideño de Hardy

 

Podríamos esperar a medias encontrar los animales

en los establos de una nación

arrodillados a medianoche,

 

Animales de granja,

animales conscriptos, bestias para el sacrificio

porque significaría que nos han perdonado,

 

O que es lo mismo,

que no importamos para nada.  

 

 

 

21

Puede haber un ladrillo

en una pared de ladrillos

el ojo elige

 

Un domingo muy tranquilo

aquí está el ladrillo, estaba esperando

aquí cuando naciste

 

Mary-Anne.

 

 

 

22

Claridad

 

En el sentido de transparencia,

no creo que pueda ser explicado.

 

Claridad en el sentido de silencio.

 

 

 

24

En esta nación

que de alguna manera

es nuestro hogar. ¡Pacto!

 

El pacto es

que habrá gentes.

 

 

 

27

Es difícil hablar ahora de poesía‒

 

acerca de esos que han reconocido la gama de posibilidades o esos que han vivido dentro de la vida en que nacieron‒. No es precisamente una cuestión de profundidad pero un diferente orden de experiencia. Uno debería contar qué sucede en una vida, qué opciones se le presentan, qué es el mundo para nosotros, qué ocurre en el tiempo, qué pensamiento hay en el curso de una vida y por lo tanto qué es el arte y el aislamiento de lo actual

 

me gustaría hablar de habitaciones y de lo que tienen que ver y de sótanos, las paredes ásperas que llevan las marcas de la forma, las viejas marcas de la madera en el concreto, tanta soledad como la conocemos‒

 

y los pisos barridos. Alguien, un obrero cargando sobre sí mismo, sintiendo esa palabra peculiar como una paternidad deshonrada ha barrido este piso solitario, este piso profundamente escondido‒ tanta soledad como la conocemos.

 

Uno no debe llegar a sentir que tiene mil hilos

en sus manos

Él de algún modo debe ver la cosa única;

este es el nivel del arte

hay otros niveles

pero no hay otro nivel del arte

 

El Poeta George Oppen

 

35

… o define

Hombre más allá de todo rescate

del empobrecido, resuelve

ciudades enteras

 

antes que podamos enfrentar

nuevamente

bosques y praderas…

 

 

 

36

No obstante el mundo

es lo obvio, lo visto

e imprevisible,

aquello que uno no puede

ver

 

Lo que los primeros ojos

vieron‒

 

Para nosotros

también cada

hombre o mujer

cercano es

el conocimiento

 

No obstante puede ser la propia

vacuidad de la luna

 

‒y los locos, también, sólo hablan de conspiración

y la gente hablando‒

 

Y si esos senderos

de la mente

no pueden quebrarse

 

No es la mirada loca

del mundo incluso en el que uno muere.

 

 

 

 

 

*(Nueva York-EE.UU., 1908 – California-EE.UU., 1984). Poeta. Realizó estudios en Oregon State University (EE.UU.). Fue miembro del grupo de poetas Objetivistas, junto a Louis Zukofsky, William Carlos Williams y Charles Reznikoff. Abandonó la poesía en la década de 1930, para empezar un activismo político, mudándose a México en 1950 para evitar la atención del Comité de Actividades Antiestadounidenses y volvió a la poesía en 1958, tras retornar a vivir en su país. Obtuvo el Premio Pulitzer de Poesía (1969). Publicó en poesía Discrete Series (con prefacio de Ezra Pound, 1934), The Materials (1962), This in Which (1965), Of Being Numerous (1968), Alpine (1969), Seascape: Needle’s Eye (1972), The Collected Poems (1975), Primitive (1978), Poems of George Oppen (selección e intro por Charle Tomlinson, 1990), The Selected Letters of George Oppen (1990), New Collected Poems (2001; 2008), Selected Poems (edición e intro por Robert Creeley, 2002), Selected Prose, Daybooks and Papers (2008); Speaking with George Oppen: Interviews with the Poet and Mary Oppen, 1968-1987 (2012), 21 Poems (escritos entre 1920-30, 2017), entre otros.

 

 

 

**(Perú). Escritor y educador. Egresado de la Escuela de Literatura de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú). Viene reuniendo sus textos críticos, publicados a fines de la década de los 80 en El caballo rojoCambio y la revista de arte Kantú, además de los recientes en Hueso Húmero y la revista mexicana Intervención y Coyuntura, para publicar un volumen único.