Selección de poetas y poemas por Juan Domingo Aguilar*

Crédito de la foto www.diario16.com

 

7+1 poetas jóvenes españoles

 

 

Carlos Catena Cózar (Jaén-España, 1995)

Poeta, traductor e intérprete. Ganador del III Premio UCOpoética, el Premio Málaga Crea 2017 y el XXXIV Premio de Poesía Hiperión (2019). Aparece en antologías como Donde veas (2015), Algo se ha movido (2017). Ha publicado en poesía Los días hábiles (2019).

 

mi padre me dice:

tardé cuarenta años en cobrar lo que tú cobras

yo pienso en 2008 las noticias y los titulares

mi primo Alberto exhausto de poner azulejos

trabajaba a destajo alicataba cien pisos al día

mi padre decía: no puede ser

tardé cuarenta años en cobrar lo que él cobra

nunca esperó nada de sus hijos (mi padre)

nos dio la impaciencia las letras una casa amplia

en el colegio los niños nos llamaban vagos

por no mancharnos nunca las manos con cemento

miro hoy mis manos aún limpias de camino al trabajo

mi padre repite: no puede ser

tardé cuarenta años en cobrar lo que tú cobras

con el mal augurio abro el ordenador accedo al sistema

lamento las ocho horas que me quedan y pienso

que el estallido de la burbuja inmobiliaria fue un alivio

para los que ponían azulejos a destajo

 

de Los días hábiles

 

Rosa Berbel (Sevilla-España, 1997)

Poeta. Obtuvo el IV Premio Ucopoética XXI y el Premio de Poesía Joven Antonio Carvajal y Premio Ópera Prima de la Crítica de Andalucía. Aparece en antologías como Supernova (2016) y Algo se ha movido (2018). Ha antologado, junto con Juan Domingo Aguilar, la muestra de poesía joven Piel fina (2019). Ha publicado en poesía Las niñas siempre dicen la verdad (2018).

 

Planes de futuro

 

Tenemos cuarenta años y un trabajo que odiamos

que nos hace pagar las facturas,

llegar a fin de mes,

tener eso que llaman dignidad

y que se siente igual que la tristeza.

 

Tenemos un trabajo y un piso en la playa,

pero ante el mar soñamos

un milagro:

nuestra ropa en la arena como entonces

y quedarnos así a la intemperie, uno

enfrente del otro,

con toda la extrañeza de los cuerpos desnudos,

con esta luz precaria,

con un amor que existe y no nos basta.

 

Tenemos cuarenta años y dos hijos que corren,

que gritan y que lloran

porque la arena está demasiado caliente,

porque nosotros discutimos,

porque no hay nada aquí que nos divierta.

 

Tenemos casa, hijos y demasiado miedo

a la muerte, a los contratos temporales,

como la gente normal, miedos

de gente feliz, miedos felices,

como este insomnio dulce de los días

antiguos o esta nostalgia común

y rutinaria.

 

Tenemos cuarenta años y un país que no nos nombra,

no cogemos aviones

porque hemos olvidado

cómo decir te quiero en otras lenguas,

la violencia del viaje,

cómo dormir tranquilos en hoteles lejanos

donde nadie nos llama por las noches.

 

Tenemos cuarenta años y una vida feliz

feliz sin contratiempos,

una vida segura,

equilibrada.

 

Pero después del amor, de la rutina,

la propiedad privada y el verano,

la realidad regresa

inconformista.

 

de Las niñas siempre dicen la verdad

 

Alba Flores Robla (Madrid-España, 1992)

Es miembro del proyecto literario #PLATAFORMA. Obtuvo el Premio Adonáis de Poesía y el Premio El Ojo Crítico de RNE (2018). Ha publicado en poesía Autorregalo (2017) y Digan adiós a la muchacha (2018). Sus poemas han aparecido en revistas literarias como Piedra del Molino, Anáfora o El Fuego.

 

Crecer es que tu madre te compre un nicho

por si te entran ganas de morirte demasiado pronto.

Un hueco estrecho con tres paredes blancas

y una abertura que da al norte,

por donde siempre entra la lluvia.

Crecer es pensar a dónde querrás que vayan tus hijos a llevarte flores.

Pero para mí,

crecer es sobre todo imaginar

dónde me gustaría verte llorar

cuando yo desaparezca.

 

de Digan adiós a la muchacha

 

 

Ismael Ramos (La Coruña-España, 1994)

Obtuvo el XVIII Premio Johán Carballeira de Poesía. Ha publicado en poesía Os fillos da fame (2016) y Lumes (2017), traducido al castellano como Fuegos (2019). Sus poemas han sido incluidos en revistas y antologías como 13. Antología de la poesía gallega próxima (2017) y Piel fina. Joven poesía española (2019).

 

En cada unidad familiar hay un carpintero, fabrica ataúdes[1]

 

El padre fabrica su propia muerte. Se afana en la figura. Cuida la forma de los dedos. Los signos del desfallecimiento.

Estoy pensando qué me enseñó mi padre. Estoy recordando: no quise aprender nada.

Lo que no quería decir es: tendré siempre diecisiete años.

El padre construye los órganos del hijo a su semejanza. Se confía a la piedad.

El padre se construye dentro del hijo. En madera. Luego arde.

 

[1]  Traducción del poema original del gallego .

        En cada unidade familiar hai un carpinteiro, fabrica ataúdes.

 

de Lumes / Fuegos

 

 

Xaime Martínez (Uviéu-España, 1993)

Poeta y músico. Co-editor de la revista Oculta Lit, ha colaborado con medios como PlayGround, Rolling Stone o La Nueva España. Obtuvo el XVII Premio Poesía Joven Antonio Carvajal, el Premio Nacional de Poesía Joven Miguel Hernández y el Premio de la Crítica de Asturias. Ha publicado en poesía castellano Fuego cruzado (2014) y Cuerpos perdidos en las morgues (2018) y en asturiano Hibernia (2017). Además, ha publicado dos discos junto al grupo La Bande y, en solitario, el libro-disco Ósculos d’agua nel Imperiu Asturianu (2018).

 

Cuerpos perdidos en las morgues

 

Solo el terror despierta a los amantes.

Eduardo Lizalde

 

¿Dónde están esos cuerpos perdidos en las morgues?

¿Y dónde el tibio amor que los compuso?

 

Me desperté y llorabas

Como una gasa húmeda la noche te envolvía

tal material quirúrgico recién hervido

las horas de la noche te envolvían con su gasa húmeda

y caliente perlada de rocío y tal vez yo

también pero no va de eso el poema

sino:

me desperté y llorabas

y te dije recuerda amor que nos dormimos viendo Penny

………………….Dreadful

lo más probable es que esto sea solo

un sueño de los míos

………………………………y una mierda

soy yo la que siempre sueña las cosas

 

Pero da igual el caso es que llorabas

qué nombre le pondremos a este bulto y evitabas mirar

qué te parece bulto Aureliano tumoración nódulo mamario

 

Te dormiste tú solo como siempre

Perdona no me creo que haya vuelto a pasar eres imbécil no me

………………….toques es posible

que no dijeras esto sino algo

más parecido a

Oh can you feel my heartbeat?

Yo te contestaría sí pues la verdad es que puedo

Oh can you feel my heartbeat?

Yo te contestaría alguien cambió los nombres en las fichas

………………….policiales

Oh can you feel my heartbeat?

Yo te contestaría entiendo su preocupación señora pero estamos

………………….atados de pies y manos

Y alguien quizás un productor quizás el guionista aunque lo

………………….dudo

montaría después aquella escena en que el maníaco revisa

las firmes ataduras de su víctima

y yo de pronto tomaría el punto

de vista del fanático y tú bueno ya imaginas

Me desperté y llorabas

………………….………………..pero en esta

ocasión tal vez no dijimos nada por un rato

Un abrazo tan solo (El plano se va abriendo / ¿eso es un pene?)

 

Desconocía que escucharas a Nick Cave te dije al fin

No sé quién es Nick Cave me contestaste

Y entonces me detuve

No sé quién es Nick Caaaaaave

 

Me desperté otra vez

Me incorporé muy rápido en la cama Sin prender

la luz logré bajar a la cocina Cogí un vaso

Me sacudí aquel sueño como pude

 

Despierta, dije.

 

Amor, amor me temo

………………….que han robado nuestros cuerpos.

 

de Cuerpos perdidos en las morgues

 

 

Claudia González Caparrós (La Coruña-España, 1993)

Poeta. Cofundadora de CRISI, espacio de pensamiento crítico en Barcelona (España).  Ha publicado en poesía Si la carne es hierba (Sully Morland) (2015) y Te miro como quien asiste a un deshielo (2018).

 

no sé si es posible salvar el abismo entre dos mundos,

entre dos cuerpos

 

entre dos bocas que se mueven sin emitir ningún sonido, no sé

si es posible hacerle frente al frío de los pies descalzos sobre las baldosas

 

al frío que sube como un insecto por el cuerpo

 

-el cuerpo

se mueve

sin emitir ningún sonido-

 

la piel contra la piel como si hubiera guerra

 

como si te mirara y en mi mirada ya te estuviera deformando

 

y no sé si es posible salvar el abismo

entre dos ojos que se oponen

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(tocándote, tocándome, el cuerpo era lo único recíproco)

 

de Te miro como quien asiste a un deshielo

 

 

 

Guillermo Marco Remón (Madrid-España, 1997)

Poeta. Presenta el programa sobre literatura en la Radio del Campus Sur de la UPM. Ha publicado en poesía Otras nubes (2018).

 

La historia es injusta repartiendo eternidades

En 1977, en la grabación de una conferencia de Borges, un hombre tose;

junto con la inmortal palabra de Borges queda

la inmortal tos de un anónimo constipado.

Entonces yo pienso en cómo está repartida la eternidad

entre los hombres;

pienso en el obrero (indivisible individuo)

que pasó a la historia como la compleja abstracción de un filósofo alemán

con cierto parecido al Papá Noel de Coca-Cola,

o aquel que fabricó el pincel con el que se pintaron Los girasoles

o el artesano de espejos cuya obra culmina cuando la compra un guapo

o el cristalero que enmarcó el bello paisaje de esta habitación

o, en otro orden de cosas, cómo se llamaría el talón antes de que muriera Aquiles.

Se trata de un trabajo complementario

entre la tos y la voz,

el pincel y el cuadro,

el cristal y el espejo y su paisaje.

Aunque no lo merezca,

déjame toser cuando converses de tu vida.

 

de Otras nubes

 

 

 

Félix Moyano (Córdoba-España, 1993)

Poeta. Obtuvo el II Premio Valparaíso de Poesía y el XXXIV Premio Villa de Peligros. Ha publicado en poesía Insostenible (2017) y Los amores autómatas (2019). Aparece en antologías como Algo se ha movido: 25 jóvenes poetas andaluces (2018) y Piel Fina. Poesía joven española (2019).

 

Shabat

 

Entre nuestros dos cuerpos,

¡qué inolvidable abismo!

Emilio Prados

 

Al dormirnos la siesta, las esferas mantienen

su cadencia infinita,

pero el tiempo no pasa

como pasa ahí afuera. Nuestros cuerpos se juntan

en un gesto, desarrolla el sudor

su propia metafísica.

 

de Los amores autómatas

 

 

 

 

 

*(Jaén-España, 1993). Poeta. Fue director del grupo Viridiana Teatro. Colabora con medios como Zenda y Oculta Lit. Ganador del XXXIII Premio Andaluz de Poesía Villa de Peligros. En 2019 obtuvo una beca de la UNESCO como creador residente en Óbidos (Portugal) y, en la actualidad, reside en la Fundación Antonio Gala con una beca para jóvenes creadores. Ha publicado en poesía La chica de amarillo y Nosotros, tierra de nadie; y en antología Algo se ha movido, 25 jóvenes poetas andaluces (con Jorge Villalobos) y Piel Fina: poesía joven española (con Rosa Berbel y Mario Vega).

 

 

 

Deja un comentario