Circunstancias y abnegaciones en una ciudad agrietada. En “Estado Remanente/Una línea de vida”.

 

 

Por Miguel Lescano*

Crédito de la foto: Angles & Avalos.

 

 

Circunstancias y abnegaciones en una ciudad agrietada.

En “Estado Remanente/Una línea de vida”.

Exposición individual de Liliana Avalos.

Galería Martín Yépez (Lima-2024)

 

 

La realidad jamás es inerte: está siempre en curso de cambio.

Jean-Paul Sartre

 

I.

Iniciar una búsqueda de ejercicios materiales en conflictos coloquiales, es iniciar relatos de una ciudad controvertida. Líneas expresivas y ordenadas recorren mentes oscilantes. Alertas visuales sucesivas de ironía. Vida cargada de sorpresas. Visualidad de hechos cotidianos como: trabajar en fatuos oficios, cocinar día a día, lavar diferentes tipos de ropas, ir de compras al mercado o tan solo mirar el horizonte en un mundo de imaginarios. Esta performance visual que nos ofrece la artista e investigadora Liliana Avalos en la galería Martín Yépez en la ciudad de Lima, suscita y equivale a indagar sobre el pasado y el futuro de una vida plena de contrastes y matices sociales. Devenir de una ciudad en desarrollo. Cargada de argumentos y desenlaces visuales. Orden y desorden = acto. Vida sobre vida. Actos fallidos y no fallidos. Conflictos de un país en Crisis. De alguna manera especular con el pasado para un presente de cambios. Generar nuevos conflictos. ¿Qué se representa? ¿Qué se busca? ¿Qué se espera? La ciudad de Lima explota. Venganza de colores radiactivos invaden las paredes de la galería situada en la Plaza San Martín de la ciudad de lo reyes. El Perú es un refugio. Corazones vuelan. Rudolf Arnheim precisa que:

 El orden es una condición necesaria de todo lo que la mente humana

 desea comprender. De disposiciones de elementos tales como el esquema

 de una ciudad o un edificio, un conjunto de herramientas, una exhibición

 de mercaderías, la exposición verbal de hechos o ideas, o una pintura o pieza

 de música se dice que son ordenados cuando un observador u oyente

 puede captar su estructura general y la ramificación de la estructura con

 algún detalle. El orden hace posible discernir lo que es igual y lo

 que es diferente, lo que va junto y lo que está segregado. (335).

 

Obra de Liliana Avalos, 2024.
Crédito de la foto: Angles & Avalos

 

Orden y desorden establece un pacto humano. Desarrollo contumaz. Crear un mundo especulativo. Inicio de procesos y configuraciones varias. Las obras de la artista Liliana Avalos en la Galería Martín Yépez no están construidas para complacer a un público plural. Están estructuradas para generar matices de controversias y nuevos sueños. Pesadilla perfecta. Construcciones para compartir. Meditar. Exacerbar.

 

Obra de Liliana Avalos, 2024.
Crédito de la foto: Angles & Avalos

 

Avalos explora ejercicios estéticos. Pensar y preguntar: collages serigráficos. Hilos extasiados que se aferran a tejidos. Sonidos sin música. Telas multicolores afloran sobre las paredes como flores de amor y de odio. Las imágenes/objetos cortan percepciones e inician búsquedas controversiales. Como sociedad en neón. ¿Qué es la sociedad actual? Deplorables sucesos. Malestares y guerras vacuas. Horror. Las diferentes obras que se extienden por las paredes en una línea luminosa, generan diversas estimulaciones. Ciudad que sube. Ciudad que baja. Ciudad que deshace los ojos del observador. ¿Es línea de vida o línea de muerte?

 

Obra de Liliana Avalos, 2024.
Crédito de la foto: Angles & Avalos

 

II.

El Perú es una ruina. Desastre circular ejecutada por sus políticos de turno en una nación creativa y con una tradición cultural grandiosa. Avalos se apropia de estas ruinas visuales y genera gamas de nuevos planteamientos en su devenir creativo. Los objetos son amalgamados de nuevos ruidos. De luces espaciales. Como rayos destellantes. Re/inventa sus desafíos. La ruina se extiende al interior y va hacia exteriores esenciales. Implosión/explosión. La Forma como comunicación y conocimiento. El arte es un objeto lúdico. La vida se convierte en estética oscilante. Vivimos en una obra de arte que pulula existencias. Gérard Wajcman manifiesta que: “Las ruinas necesitan tiempo, y el modelo se fijó hace ya mucho. Además, del tiempo, la ruina es en cierto modo el efecto, la huella, la medida y el emblema” (14).

 

Obra de Liliana Avalos, 2024.
Crédito de la foto: Angles & Avalos

 

III.

La multiplicación de imágenes es reflejo de una sociedad de consumo. Sociedad en constante cambio. Que fluye como manantial corrosivo. Actual y aterradora. La poesía es una línea invisible. Las sucesivas imágenes que Avalos despliega en la Galería Martín Yépez muestran una historia de vida y de tiempo. Pensamiento ampliado. Moderna pasión sobre la vida. Una línea vivencial y de tiempos exacerbados invaden los espacios en esta Lima Gótica de pasiones. Cada composición irradia su propia sombra. Sus propias hebras de cambio. Historias personales donde la artista va evolucionando como máquina de tiempos atemporales. Creando imágenes de color y vida. Multiplicada como ciudad exiliada de melancolías. Boris Groys escribe que:

 El arte no predice el futuro, sino que demuestra, en cambio, el carácter

 transitorio del presente y, así, abre el camino a lo nuevo. El arte en

 flujo engendra su propia tradición: es la reactualización de un acontecimiento

 de arte como anticipación y realización de un nuevo comienzo, de un futuro en

 el que el orden se define nuestro presente perderá su poder y desaparecerá.

 Y dado que todos los tiempos son iguales para el pensamiento del flujo,

 tal puesta en acto puede realizarse en cualquier momento. (15).

 

Las artes visuales reflejan distintas mutaciones comunicativas. El receptor de/construye. Irradia ideas concretas: vida/pasión. Odio/amor. Guerra/paz. Unificando y explayando todo a su paso. Mentalidad que detiene el desorden social en un nuevo paradigma de construcciones lineales. La línea genera la forma. Con la forma se generan estructuras. Con las estructuras un lugar que habitar. La persona es el reflejo de sus formas y configuraciones. Humano + percepción = forma.

 

Obra de Liliana Avalos, 2024.
Crédito de la foto: Angles & Avalos

 

 

 

Referentes:

Arnheim, Rudolf. Hacia una psicología del arte. Arte y entropía. Madrid: Alianza Forma. 1986.

Wajcman, Gérard. El objeto del siglo. Buenos Aires: Amorrortu Ediciones. 2001.

Groys, Boris. Arte en flujo. Buenos Aires: Caja Negra Editora. 2016.

 

 

 

*(Lima-Perú, 1963). Poeta y artista plástico. Magíster en escritura creativa por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú). Ha publicado en poesía Ilusión caja de poesía (2018), Disonante. Texto & imagen (2017), La música dibuja el cielo (2011), Sonrisa negra (2002) y Lima sobre Lima (1987).

 

 

 

**(Perú). Artista plástica y visual de la Escuela Nacional de Bellas Artes de Lima (Perú). Cuenta con 9 exposiciones individuales. Destacan: El hogar como patria en Bruno Gallery. No se gana, pero se goza en Fundación Euroidiomas. Pensamiento: ruta popular en Sala Raúl Porras Barrenechea. Escuderas. Identidad y Nación en Sala 770. Ha participado en diversas colectivas en el Perú como en el extranjero como: Cordis. Emblema del barroco americano en el Centro Cultural España y en la Casa de las Américas. Yo no sólo coso en el Centro Cultural Británico de Lima. Resistencia visual 1992 en el Museo LUM. Emancipadas y emancipadoras en el Centro Cultural España de la ciudad de Lima. Y la Trienal de arte latinoamericano en Nueva York.