Sobre «lenguatomada» (2023), de Augusto Munaro

 

El presente texto fue leído por Blanca Morel en la presentación del poemario lenguatomada (2023), de Augusto Munaro el 23 de febrero de 2023 en la librería/editorial Iberoamericana en Madrid (España).

 

 

Por Blanca Morel*

Crédito de la foto (izq.) Cortesía B. M. /

(der.) Alejandra Usandivaras – RIL Eds.

 

 

Sobre lenguatomada (2023),

de Augusto Munaro

 

 

Efectivamente, el origen no se encuentra en el principio, sino que puede darse en cualquier punto. lenguatomada es un libro que podemos empezar a leer por donde nos plazca (lectura de un fragmento al azar).

 ¡Sumbudrule! Por inquina entregada & estragada. Tras esto, les otorgó tareas progresivamente barrocas. Manías personales como la de cocinar estofado con pasas de uvas –exclusivamente– y mandarlos a regar los naranjos y malvas de olor, ¡a orillas del Río Salado y bajo una lluvia torrencial! Esto m’ recuerda que él, ese chagra picarón, cultiva especias sobre las espesuras movedizas. En especial una extraña especia de características alucinógenas. Algo similar a los hongos; cuando c los ingiere con un vaso de leche tibia, se inician las visiones. Y ellos, los vaticinios, no se hacen velar. Son, ajados, modos de enhebrar otras realidades. Vienen a caballo, tocotoc tocotoc, a todo galope, mientras cuento esto, tocotoc veo por ejemplo… tocotoc, no, mejor no enumero más. Cuando se busca significar algo, la literatura desaparece. Harto del cuentito d’la buena pipa. Un un.iversum estable, coherente, Un.ívoco, enteramente descifrable. A la mierdra con eso; tras patadas cortas d’chancho, refractadas en bocinazos e irrupciones volcánicas, por los cielos cenitales en mil pedazos estalló todo.

 

Para hablarles de este libro, voy a hacer de azafata de crucero. Será un crucero fluvial urobórico, neobarroso y rioplatense. Les daré una serie de recomendaciones para una feliz lectura. Pero antes debo decirles algo:

Lo que va a suceder si deciden realizar esta travesía, es una experiencia de lectura singular. Diremos a la manera apofática de aproximación a lo divino, que este no es un libro de poemas al uso, donde los poemas se suceden uno tras otro; tampoco es un poema torrencial compuesto de versos y estrofas más o menos estructurado con cierta temática; ni siquiera podemos decir que sea un texto de prosa poética. Existe, por tanto, una dificultad inicial para encuadrar este libro en el género de la poesía. ¿Qué es esto? decimos frunciendo el entrecejo. Y bien, no le daremos más vueltas. lenguatomada es un:

POHÉMA

Y es que en lenguatomada las palabras se encuentran tuneadas

Sémén Teríó

Lo.Qra            horaDADA

Qur.Po               epiZooDios

HoZ.tia

)entre(

 

generando una suerte de lenguaje que muda en diferentes estilos y registros de habla que se suceden como personajes de vodevil.

¿Qué le hace el poema al lenguaje? que diría Mario Montalbetti. Pues en este caso que nos ocupa, de todo.

 

Los poetas Augusto Munaro y Blanca Morel en la presentación de «lenguatomada» (2023).
Librería Iberoamericana (Madrid, España)

 

En el ensayo Estar de paso. La forma de la poesía dice su autor, el poeta argentino Santiago Sylvester refiriéndose a la poesía:

Su aventura y su grandeza consisten en evadirse de la tentación de lo poético, de lo consagrado, de lo que está ya hecho y tiene por lo tanto aceptación general e inmediata: como si la poesía debiera correr el riesgo de estar a punto de dejar de serlo.

 

lenguatomada, corre ese riesgo y lo supera. Augusto Munaro nos entrega un artefacto poético capaz de mostrarnos el torbellino del lenguaje. Viajaremos al centro mismo del lenguaje a ese centro que está en todas partes y en ninguna para contemplar la multiplicidad de devenires de historias sin historia; el ritmo fonético y el ritmo visual de las palabras; el discurrir semántico que se va como el agua al cerrar las manos; el vaciamiento de sentido; el sentido del sinsentido; la rizomática belleza del lenguaje avanzando sin normas que cumplir. Agradecemos enormemente al autor que nos muestre el lenguaje, no que nos hable de él; el lenguaje habla por sí mismo. Recordamos ahora a Jacques Lacan: “El sujeto no habla, es hablado.”

Y como les adelanté les daremos algunas recomendaciones para su travesía personal de lectura.

Desabróchense los cinturones de seguridad. La idea es que sientan las turbulencias del lenguaje. Esta lenguatomada es también una lenguasuelta o lengualiberada, o mejor aún, lengualibérrima. Porque es una cuestión de conquista y de liberación y no sabemos dónde empieza la una y termina la otra. Habrá sacudidas de palabras, puede que no reconozcan su ortografía u orografía y que el sabotaje al lenguaje normativo les produzca cierto malestar general, es algo normal que pasará a los pocos minutos; o no.

Si se sienten confundidas o confundidos sigan leyendo, no paren, la confusión solo será superada con más confusión hasta que está se vuelva completamente normal. Esto sucede entre la segunda y la decimotercera página, aunque puede no suceder jamás. En este caso les recomendamos leer poetas de la experiencia.

Si sienten la insoslayable necesidad de entender todas y cada una de las palabras que aparecen en el libro pueden recurrir a nuestros diccionarios en línea de argentinismos, anglicismos, ruso, georgiano, italiano o latín, y algún otro, sin embargo, no nos hacemos responsables de que las palabras mantengan su significado y menos aún su significante.  En caso de mutaciones (que las habrá) tienen bajo sus asientos una edición de bolsillo de I Ching.

 

 

También tenemos a su disposición un ejemplar del Finnegans Wake de James Joyce, una selección de greguerías de Ramón Gómez de la Serna, Eisejuaz de Sara Gallardo, un variado surtido de libros de hermetismo y el Mūlamadhyamakakārika de Nāgārjuna, por eso de la vacuidad.

Pueden solicitar a nuestro personal de navío gafas reflectantes por si les deslumbra la belleza de ciertos pasajes, que como quien no quiere la cosa, salpican el texto de lirismo.

 “Dije, dijo, dijiste: es lo mismo”. El yo poético en lenguatomada ha sido fulminado. Por más que lo hemos buscado no hemos sido capaces de dar con él. Si alguien lo encuentra que no se moleste en traerlo de vuelta, con tanto “yoísmo” al que nos tiene acostumbrados la poesía. Sin embargo, si prestan atención, podrán ver al autor haciéndonos un guiño desde la página, como en esa auto cita del comienzo que va firmada con las siglas A.M. y que dice así: “La conciencia no tiene gramática”.

Hemos encontrado restos arqueológicos de algo que podría tratarse de aquello que piensa el poema, si es que, como asegura Montalbetti, hay poemas que piensan. Lo transcribimos a continuación:

Vean mi vida como una avventura desarrollada (engendrada, construida, articulada, erigida) en los márgenes d’la historia (en las antípodas, a espaldas, del otro lado, sí), el mío es un discurso envainado que va contra todo discurso donde el agua saja, corta, taja el sol oblicuo del atardecer roído. Soy un acto en sí mismo, una pura presencia con bramidos ahogados de claxon. El equipo de criminología, junto con afiladas guitarras boogie rock en un centelleante duelo, m’ dará la incendiada razón. Examinarán el cuerpo pestilente de la historia y m’ darán la razón (a pesar de que al amanecer oro-azul-delirante, cuando vuelva la jadeada luz, todo se borre).

 

Sospechamos que este artefacto poético está vivo, respira y es infinito. Por favor no lo maltraten ni se asusten si palpita o aletea entre sus manos. El lenguaje de los pájaros es escurridizo juguetón incansable.

Oh, lenguatomada

Oh, flor de espuma

Gracias por la atención.

 

 

 

 

 

*(Madrid-España). Poeta, narradora y performer. Integra la Asociación feminista de mujeres poetas Genialogías e imparte talleres de creación literaria en bibliotecas y espacios culturales de Madrid (España). Ha publicado en poesía Bóveda (2008), Pájaro sangre (2016), Pan impuro (2017), La ladrona (2018), No hay domingo al oeste de Omaha (2019); y en narrativa el libro de relatos Misión secreta (2019). Además, ha participado en antologías poéticas como [Ex]centricidad. 11 poetas que abren camino en la poesía española contemporánea (1959-1986) (2022) y forma parte en la edición colectiva del libro objeto Hypnerotomaquia -batalla en el sueño (2017).

 

 

 

**(Buenos Aires-Argentina, 1980). Narrador, poeta, traductor, editor, y periodista. Ha publicado más de treinta libros, entre otros El cráneo de Miss Siddal (2011), Cul-de-sac (2012), Gesta Cornú (2013), Noche soleada (2014), Camino de las Damas (2014), A la hora de la siesta (2016), El baile del enlutado (2017), Celuloide (2018), El busto de Chiara (2018), Las cartas secretas de Georges de Broca (2019), Los soñantes (2019), Incrustaciones dubaitíes (2019), El rapto de Helmut Kelsen (2020), Un misterio luminoso (2020), El sueño de un poema (2020), Ficciones supremas (2021), La casa flotante (2021), Lucía en verano (2022), Galope de nubes (2022), desbordes (2022), ¡Intríngulis – Chíngulis! (2022) y lenguatomada (2023).