Poema «Familiae Domi» de Reinhard Huamán Mori

 

Poema por Reinhard Huamán Mori*

Texto por Yulino Dávila

Crédito de la foto el autor

 

 

Reinhard Huamán Mori, uno de los pocos poetas de su generación que no muestra afán ni ambición de figurar en el mundillo del espectáculo cultural. Sus poemas no están en el área de la desmesura, pero sí en la insurgencia. Su tono sobrio se emboza con un acertado ritmo que acentúa su visión de lo cotidiano. Hay en su cadencia algo que irrumpe de los sueños galvanizados con aristas de la experiencia, o retornan del lenguaje tensionado al reto de la página en blanco. La poesía de Huamán Mori es una isla refrescante entre tanto intruso que circula por la red. Hay que celebrarlo… Pasen y lean…

 

 

Poema Familiae Domi

de Reinhard Huamán Mori

 

 

a Josefa Torres Ribas, “Pepita”

 

 

La lluvia se repite sobre la casa

 

Su expiación en la caída

la intensidad / los golpes

 

Tu derrumbe

 

Fija la mirada sobre el mismo punto

y porfía

una y otra vez

……unay otravez

..unayotravez

hasta doblarla o

negarla por completo

 

Toda la Belleza desplomándose

sobre la idea de belleza

 

Los caminos del Señor nunca existieron

solo el destierro

y unas cuantas directrices

en las entrañas de los animales

/ la ambigüedad de sus atajos /

 

El aire enrarecido enturbia la mañana

…..fuerza la vista

………………….empobrece el ojo

……………………………………….Difumina.

 

La casa grande y vacía

como un cuerpo cóncavo sin eco

que jamás olvida ni consuela

Sus rosedales escalando por los laterales

la fachada blanca / roída /

con la humedad filtrándose

entre los peldaños de las escaleras

El desvarío del viento sacude

viejos recuerdos / heridas abiertas

……………alimenta anhelos…

 

Aviva el fuego

hasta que el cansancio se apodera del alma

sin mediar esfuerzo

 

El declive de los días que nos quedan

Cada una de sus arbitrariedades

tus males necesarios…

Esa incandescente intermitencia

que tenemos tanto miedo de perder

……………lentamente

…………………..a medida que avanzamos

……………lentamente

…………………..a medida que cedemos

La circularidad de los relojes:

¿perversidad o perseverancia?

Al final todo confluye / Todo encaja

 

La belleza es una carga.

Mera cuestión de perspectiva

 

Cuerpos en descomposición

esparcidos bajo el polvo

presionados por el peso de los años

y la paleontología

Amonites trilobites puntas de lanza

Cráneos y vasijas

La altura de la casa

/ blanca / corroída /

es el ancho de la isla

Una piedra sobre una piedra sobre otra piedra

unatrasotratrasotra

hasta acumular historia y desagravio

Ilusiones perdidas

 

La luz del sol nos toca la cara

Nos seca desde dentro

/ con estrépito /

en un gesto de nostalgia anticipada

& estremecimiento

Aquello que hemos sido

es lo que jamás volveremos a ser

un celeste y arcano espejismo

en la boca de los más sabios:

Jo sempre cuidaré de valtros

Mi casa es tu casa

No dejes que alguien de fuera

destruya esta familia

entre otras elongaciones

…………….y formalidades

 

Nos seducirán con todo

ese paisaje silvestre y aprensivo

Los frutos de la ira

y su empecinado fervor hacia la propia tierra

 

…………….La lluvia se repite desde el centro de la casa

 

El temporal arrecia / entumece

Segrega inseguridad

supura celo

Inocula esperanza

en nuestros ventrículos cordiales

 

Este no era lugar para el amor

ni tampoco su momento.

¿Qué camino es el camino

cuando ya no queda más camino?

Nada está inmóvil

todo se mueve / todo vibra

Lo que es arriba es abajo

excepto para la casa

/ blanca / derruida /

sin tendones ni músculos entre las vigas.

 

Del silencio absoluto

a la precariedad del espíritu

Solo las joyas sobreviven a sus muertos

 

La Belleza es Una e indivisible

Insondable precipicio el de los lirios y la muerte

 

La noche se debate entre el reposo

y el hartazgo

/ el soliloquio de las horas

en tanto pasatiempo solitario /

Pernicioso

Toda la oscuridad abarcada en la retina

diluida entre partículas

 fragmentos

& presagios

Mudar de cuerpo como mutar de casa

 

Los desatinos de la climatología

Un sentimiento de culpa compartida

nos arrastra a la abjuración

/ la oligofrenia /

 

Tu corazón es una isla sin orillas

……….un mórbido horizonte

No descansaré hasta tomar el cielo por asalto

Aquella casa donde dormíamos felices

/ blanca / destruida /

tenía tres pisos

……….helechos & lavandas

además de las criaturas que proliferan

en el fondo del estanque

Solíamos cenar allí

pero jamás contamos con su beneplácito

 

………….La lluvia se repite por debajo de la casa

 

¿Realidad o sofisma?

Solipsismo tal vez o demasiada ternura

Caminamos sin descanso

hasta encorvarse uno a uno cada hueso

astillando el nervio y la paciencia

/ merma de volumen / espesura de la sangre /

…………..Pérdida de movimiento

parcial            crónica            mortal

 

La cordura se apaga como una vela

desprende humo / sofoca el sufrimiento

………………….……….silenciosamente

………………..inevitablemente

He ahí la constatación de que siempre

existirán más dudas que certezas

Tus secuelas…

 

Ha llegado el momento.

Agacha el tiempo la cabeza

La lluvia escampa, titubea…

De a pocos nos persuade la calma:

 

Solo quien acepta morir en una isla

se convierte en todas partes

 

Eivissa, 3-18.V.2018

 

 

 

 

 

*(Lima-Perú, 1979). Poeta. Fue director de la revista de literatura Ginebra Magnolia. Ha publicado los poemarios el Árbol (2007) y fragmentos de Fuego* (2010), así como la plaquette de poesía Ella (12 secuencias) Isabel Archer (2015). Sus poemas sueltos y dispersos aparecidos en revistas, diarios y antologías fueron publicados en E·C·O·S (2019).