Por Silvina Mercadal*

Crédito de la foto www.youtube.com

 

 

7 poemas de “Célibes liebres” (inédito),

de Silvina Mercadal

 

 

“Se lo llama el desperdicio del texto: es, en realidad, su potencia.”

Literal, noviembre de 1973.

 

 

en llamas

amanece pájaros

insólito espejea

su plumaje.

 

Ya zumban chispazos

y cruje toda

cristalería

espiritista.

 

El brujo insignia

confirma la suerte

 

 

 

el enemigo rumor

atrae, atarea en

púrpura bruma.

 

El mundo, afuera

inicia mejores días

incalcula el tiempo

que arde, escoce.

 

 

 

la rotura

recomienza el cristal

rastro silente

de palabras

de espuma fulgor

bruma.

 

El cortinado

de aromas, cita

melodías arcaicas.

 

 

 

la noche despierta

sumida (en lo)

extraño, despacioso, profundo

 

vacilar oculta

sobre vasto

profuso arrebato

difícil cercar

su muda.

 

La poeta Silvina Mercadal.

 

el llamado sinuoso

es trance, atrae

repele, conspira

 

una avalancha, un rapto

súbito y breve temblor

hasta torcer

la atroz belleza.

 

 

 

Ultimo día del invierno

 

El parque sin pensamientos -crepitar interno- su árbol de miradas múltiples y espíritu discreto próximo al páramo de voces incesantes -hacia el hueco-. Una noche tiempo atrás el gesto inocente prendía mi voz secreta.

 

En la morada -nómade lar- cascabeles de aquel roce único. Si desconocía esta coraza, una armadura frágil de órganos de introspección -suma extensión táctil-, conquistan una zona, alzan la micro-civilización del gesto que luego gastan, acaso inicia la gesta el pendón de nácar.

 

 

 

Dos proverbios

 

El tiempo acumula el rictus que evaden criaturas más inteligentes.

 

Un pájaro no tiene gesto sólo gasta alas más amplias hasta una rama.

 

 

 

 

 

Breve nota

Célibes Liebres está en manos de Taller Perronautas, un proyecto editorial interdependiente ubicado en el territorio móvil e imaginario del Califato Impresor de Córdoba (Argentina). El taller construye su catálogo a partir de artefactos de lectura raros, delirantes o experimentales. Estos artefactos resultan de un trabajo de escritura (o dibujo) y edición que se corre de sus prácticas convencionales. De esa forma, buscamos experiencias de edición, de lectura y de escritura que den cuenta del proceso de construcción de un libro como un conglomerado de personas y conocimientos.

 

 

 

 

 

*(Córdoba-Argentina, 1971). Poeta y docente en la Universidad Nacional de Villa María (Argentina). Ha publicado en poesía Nupciario (2007), Acuario de la morsa (2009), Un bosque oriental (2010), Las aventuras de la piña monstruo (2013), La cautiva, alucina (2016), La esquina del fresno (2016) y Orange (2017).

Deja un comentario