Trilec o el dadaísmo en el Perú

 

Con motivo del centenario de Trilce, reproducimos a continuación un avance de la edición corregida de César Vallejo en Madrid en 1931, que será publicada próximamente. En este fragmento, Carlos Fernández y Valentino Gianuzzi arrojan nueva luz sobre un documento olvidado, «Trilec ou le dadaïsme au Perou», y nos invitan a repensar desde una perspectiva histórica la recepción de uno de los libros más importantes de nuestra lengua. Según los autores, la alusión al dadaísmo en esta reseña de la segunda edición de Trilce merece ser considerada a la luz de los datos a los que ya se refirieron en su artículo «César Vallejo, Trilce y el dadaísmo», publicado en esta misma revista el pasado 20 de junio: www.vallejoandcompany.com/cesar-vallejo-trilce-y-el-dadaismo

 

 

Por Carlos Fernández y Valentino Gianuzzi*

Créditos de las fotos: (izq.) retrato en tinta de Pierre Lagarde

por Max Jacob: Ader Nordmann & Dominique /

(der.) cubierta de la 2ª edición de Trilce: Archivo de los autores

 

 

Trilec o el dadaísmo en el Perú

 

Si la recepción de Trilce en España, por lo menos en lo que se refiere a la prensa escrita, fue hasta donde alcanzamos muy limitada, sí hubo un comentario en la capital francesa probablemente conectado con su visita en junio. El 12 de julio de 1931 apareció una reseña escrita por Pierre Lagarde en el diario parisino Comoedia, que es célebre dentro de la literatura vallejista por contener la controvertida afirmación «Vallejo ha inventado el surrealismo antes que los surrealistas». Xavier Abril (1905-1990) fue, hasta donde alcanzamos a ver, el primero en citar parte de este texto. Conviene señalar, sin embargo, que la cita de Abril no se corresponde totalmente con el original y que existen omisiones y añadidos, que tratan de convertir en una reseña muy elogiosa lo que no es sino un comentario amable pero descreído. La cita de Abril es la siguiente:

César Vallejo a inventé le surréalisme avant les surréalistes… César Vallejo cherche un mode de expression nouveau et le trouve. Il demeure sensible á la harmonie tout en affectionnant les heurts de mots sonores. Les poèmes sont courts d’une maitrise de la langue castellane extraordinaire et d’un spontanéité verbale jusqu’alors inconnue. Il est curieux de signaler enfin, qui avec cet livre (‘Trilce’) de César Vallejo, le premier essai de dadaisme ait été fait au Pérou, et cela en 1918, alors qu’il y a quelques années a peine, on le découvrai a Madrid (1958: 110-111).

 

Cabe destacar, además, que Xavier Abril no ofrece, a diferencia de lo que sucede en el resto de su libro, una referencia bibliográfica completa, sino simplemente proporciona un dato cronológico vago y el título de la publicación. El detalle no es baladí y permite reconstruir lo que parece ser la fuente de información de Abril, un recorte, conservado entre los papeles de Vallejo.[1] Es posible que Georgette de Vallejo haya tenido constancia del artículo de Lagarde desde fines de 1937, ya que en una carta suya, fechada el 14 de diciembre de ese año y dirigida a la profesora Concha Meléndez (1895-1983), afirma lo siguiente: «Algunos poemas de Trilce, han sido vertidos al francés, con una introducción de Pierre Lagarde» (Meléndez 1995: 333). No se tiene constancia de que existan esas traducciones y es posible que Georgette de Vallejo esté induciendo su existencia de lo que se afirma en la reseña de Lagarde, en la que se menciona una traducción próxima del libro. En cualquier caso, Georgette de Vallejo debió conocer este recorte tras la muerte de su marido. Así lo atestigua una alusión a Pierre Lagarde en los apuntes biográficos publicados por ella en El Boletín de Cultura Peruano, donde se lee: «En Comedia [sic], de París, Pierre Lagarde comenta Trilce en los términos siguientes: ‘César Vallejo ha inventado el surrealismo antes que los surrealistas…’» (1959: 14). Nótese que Georgette de Vallejo menciona el año y el mes sin aportar más detalles hemerográficos que el título de la publicación.

Vertimos al castellano a continuación el texto de Lagarde, que no se conocía en su integridad hasta la fecha. El original francés puede consultarse en la imagen que reproducimos más abajo:[2]

 

«TRILEC»[3] O EL DADAÍSMO EN EL PERÚ

Buscaréis vanamente la palabra Trilec en los diccionarios españoles. Esta no aparece en ellos. Se trata de una palabra que ha creado completamente el Sr. César Vallejo, y con la que ha titulado a una colección de poemas.

El Sr. César Vallejo es un hombre curioso. Los cabellos negros. El rostro expresivo. Los ojos muy hundidos sobre los pómulos morenos. El señor César Vallejo ha inventado el surrealismo antes que los surrealistas. Al comienzo, en España, no se le tomó en serio.

Peruano, publica su primer libro en 1919: Los heraldos negros. En 1922 publica el segundo, siempre en el Perú: Trilec. Este es el libro que la Cía. Iberoamericana de Publicaciones acaba de reeditar en Madrid; las jóvenes generaciones españolas encuentran en él una sustancia nueva.

El Sr. César Vallejo, además, ha publicado este año, dos obras en prosa: un ensayo sobre los Soviets: Rusia en 1931 y una novela: El tungsteno.

Tenemos ante los ojos, al escribir estas líneas, el libro Trilec. Esta obra, que se traducirá muy próximamente al francés, está antecedida por un prefacio de José Bergamín y de un prólogo de Gerardo Diego. El Sr. Gerardo Diego ha escrito su prólogo en verso, y las dos primeras palabras del primer verso son «Albert Samain, esto nos afecta, pero no es particularmente dadaísta.

El Sr. César Vallejo parece buscar un modo de expresión nuevo. Él permanece sensible a la armonía y gusta del choque de las palabras sonoras. Sus poemas son cortos. La disposición tipográfica no es muy revolucionaria. Evidentemente, cuando escribe la palabra atodasta, que significa a toda asta [hampe d’un drapeau], coloca las letras verticalmente para dar la idea del asta que se erige en el aire. Esto es harto pueril. Pero, en cuanto a dadaísmo, ¡entre nosotros, hemos visto cosas peores!

Sin embargo es curioso señalar en este libro del Sr. Vallejo, el primer ensayo de dadaísmo en el Perú ahora que en Madrid, se le descubre.

                                         

P[ierre]. L[agarde].

 

 

P[ierre]. L[agarde]. «Trilec ou le dadaïsme au Perou», Comoedia, 12 de julio de 1931, p. [3]. Crédito de la foto: Biblioteca Nacional de Francia.
 

 

 

————————————————-

[1] Georgette de Vallejo legó a Enrique Ballón Aguirre este documento, junto con otros. Según el investigador peruano, el recorte está datado «juillet 1931» (Ballón 2018: 611)

[2] Los autores deben agradecer la inestimable ayuda de Marcos Eymar para la localización de este artículo en la Biblioteca Nacional de Francia, así como la de Roger Santiváñez quien nos proporcionó una fotocopia de la carta reproducida en el libro citado de Concha Meléndez.

[3] El título del segundo libro de Vallejo, Trilce, aparece mal escrito a lo largo de todo el artículo de Lagarde, y no es posible determinar si se debe a un error de Lagarde o del tipógrafo, si bien nos inclinamos a creer que se trata de lo segundo. Las citas que hace Lagarde del libro parecen corroborar que tuvo el volumen ante sus ojos, tal y como él mismo afirma en su reseña.

 

 

 

 

 

*Ambos autores llevan más de una década investigando sobre la vida y obra de César Vallejo. Han publicado hasta la fecha los siguientes libros César Vallejo: Textos rescatados (2009), César Vallejo en Madrid en 1931 (2012) e Imagen de César Vallejo: Iconografía Completa [1892-1938] (2012, 2ª 2017). En 2016, coordinaron para el Centro Cultural Inca Garcilaso la Exposición La Bohemia de Trujillo, 100 años después, de la que se ha publicado recientemente el catálogo. Además, han editado los escritos de poético de César Vallejo, Ser poeta hasta el punto de dejar de serlo: Pensamientos, apuntes, esbozos (2018). En la actualidad, ultiman una edición anotada de su correspondencia.