Trilce XLII, por Silvia Guerra

 

Vallejo & Co. presenta el siguiente texto como anticipo a la futura aparición de Sien en Trilce, publicación de homenaje por los 100 años del poemario Trilce (1922) de César Vallejo, que será publicado próximamente por la revista Mar con soroche (Santiago / La Paz) y Vallejo sin fronteras Instituto (Lima), con la colaboración de Caesura Magazine y Vallejo & Co.

 

 

 

Por Silvia Guerra*

Crédito de la foto (izq.) Rev. Mar con soroche /

(der.) www.clarin.com

 

 

Trilce XLII

[Silvia Guerra (Uruguay)]

 

 

“no dejes que me vaya sin narrarlo”

Maruja Díaz

 

Anclaje. Voy a decir lo que se

Dilucidar entre las nubes

de la noche. Pardo cielo.

 

Lo que la sobra padecía parece ahora

imprescindible, ¿Ves?

 

Entonces: lo que parecía no era. Tal

 

María, Susana, rozas con el recuerdo

el lado bajo, antiguo. Y tu recuerdo aparece

comiendo, de eso que alimentaba.

 

Siempre en la narrativa asoma un ruedo

María, Susana, la parte inhóspita, intraducible

de la tarde. Existencia. Barro. Ruido de la materia

en borboteo, magma, Arde.

 

Cubrirá -cubre continuo- esa capa delgada

del olvido. Suerte. Suerte Tildita, Fila, hermanas

todas en la línea final.

 

¿Dónde hemos ido? Hermanas! Dónde ahora

en esta mansedumbre, de hora previa, algún motor de fondo

un grifo que se abre, el olor a espadol.

 

Ya estamos, bella, sobre el monte, sobre el perfumado

colchón de la pinocha alegres, niñas, sacudiendo las trenzas.

Estaciones, piñas, musgo, Mar, Maldonado. Cierro los ojos.

Ese recuerdo es mío. Tuyo cimbreado. Ahora.

 

En las pestañas, en la ausencia de ellas, venimos tal como es.

Funciones, marcas, los signos que la vida. Olvida.

Cede, clorofila y suena en los metales transatlánticos

Vértigo, primas, allí, Somos

 

 

 

 

 

*(Maldonado-Uruguay). Poeta. Ha publicado en poesía Un mar en madrugada, Todo comienzo lugar (junto a José Kozer); además una biografía aproximada del Conde de Lautreamont, Fuera del relato y el libro para chicos, Historias de un pueblo que dejó de serlo. Editó las obras completas de Nancy Bacelo y de Parra del Riego (en coautoría esta con Mariela Dryfus). También coeditó con Verónica D’Auria un libro de reportajes, Conversaciones oblicuas / Diálogos entre la cultura y el poder, y la correspondencia entre Gabriela Mistral y escritorxs uruguayxs, con Verónica Zondek, El ojo atravesado.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: