Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

 

Por Rodolfo Häsler*

Crédito de la foto (izq.) www.sonambulosediciones.com /

(der.) Sonámbulos Eds.

 

 

Sobre Y más (2020),

de Brane Mozetič

 

 

Es motivo de alegría acoger la publicación de este nuevo libro del poeta esloveno Brane Mozetič, y de paso felicitar al editor, pues permite al público en lengua española seguir conociendo a uno de los más reconocidos y traducidos poetas de Eslovenia. Mozetič nació en 1958 en Ljubljana, todavía siendo parte el país de la desaparecida Yugoslavia, hecho que aparece de múltiples formas en varios de sus libros, sus consecuencias en la formación personal del poeta y en determinadas obsesiones que vemos a lo largo de su obra. La poesía de Brane Mozetič ha sido en gran parte traducida tanto en España como en algunos países latinoamericanos, por lo que es una figura conocida para el público lector, pues además es regularmente invitado a lecturas y festivales.

En Y más, su último libro traducido y publicado en España destaca en primer lugar la falta de prejuicio al acercarse a estilos y tradiciones aparentemente alejadas, una mayor libertad en el uso del lenguaje, y una mirada abierta y amplia al mundo, lo cual le proporciona la suficiente fuerza y poder para hacer de la escritura poética un espacio de reconocimiento propio, de búsqueda y de cosmopolitismo. Todo esto está presente por lo general en sus libros anteriores, pero en éste quizá sea especialmente patente.

 

 

Su poesía ha alcanzado el destacable punto de ser reconocible, algo que quiero resaltar, pues cuando a un poeta se le “reconoce” quiere decir que ha logrado afianzar un mundo propio, conectar experiencia y expresión, absoluta demostración de escribir una obra personal. Brane Mozetič ha profundizado en una voz poética que resulta ser inconfundible, segura de su propia capacidad creadora, y por tanto de reconocerse en la otredad. ¿Y qué mayor logro para un poeta que alcanzar ese punto, en que escribas sobre lo que escribas, el resultado sea reconocible, intransferible, hondamente personal? Su vida, sus lecturas, sus circunstancias, son un solo cuerpo con su escritura. La reinvención de la sombra destaca desde el primer verso por una forma de expresar aquello que le es acuciante de una manera libre, desacomplejada, alejada de tendencias, pero inserta en una poesía que rompe los límites de la procedencia, su ligazón con la poesía eslovena, tan vigorosa e interesante, y asumiendo la tradición, puede llegar más lejos, vuela y se eleva capaz de ser asumida en la universalidad:

Los aviones eran Mágicos. Los reactores

trazaban largas líneas blancas en el cielo y los

aviones Más pequeños nos traían mensajes.

Esparcían hojas pequeñas, rojas, amarillas, verdes,

que el viento de llevaba a través de los campos, 

hacia el bosque, y corríamos persiguiéndolas para

recoger las que podíamos.

 

Así comienza el primer poema del libro, y es toda una declaración de principios, algo sorprendente, mágico, sucede, capaz de producir asombro. Una sorpresa de semejante impacto para quien sepa captarla y transmitirla. Un punto donde detenerse para establecer un diálogo con un posible lector atento, quizá para dejar ver ciertas experiencias de dureza extrema, dolor, desasosiego, pero todos en fin sentimientos que acaban afinando una sensibilidad mayor y una apertura espiritual. Dolor como crecimiento, dolor como paso a un estadio más elevado, dolor como denuncia. Y la raíz de una extrañeza que a pesar de los años no desaparece, y se muestra, se deja ver, es un sí y una presencia:

Por qué diablos, intentamos querernos?

¿Para tener a quien llamar, para que al menos nos llamen,

Para que se ocupen de nuestro orgasmo? Con los años,

La piel se afloja, la arrastras, y nadie la recoge.

 

El poeta Brane Mozetič

 

Brane Mozetič sabe, como los buenos poetas, que escribir es buscar aquello que con anterioridad se ha ido desperdigando de nosotros mismos, y si en un principio los elementos del referente son simples, genéricos, casi abstractos, enseguida se vuelven complejos, palpables, y sobre todo fluidos, como un pensamiento líquido.

El carácter dialogante se pone de manifiesto, sobre todo, en su desarticulación del yo: la poesía, al ser entendida como fuerza material, es también una cuestión de lenguaje. Lenguaje que no solo es medio de expresión, en ningún momento transparente, sino que se hace ostensible, necesario, situando siempre al lector en una encrucijada, la misma encrucijada donde acaba repentinamente la experiencia vivida, acumulada, para descubrir y mirar todo lo que presentimos, frente a frente, y seguir leyendo, y pasar página.

 

 

 

 

 

* *(Santiago de Cuba, Cuba, 1958). Poeta y traductor. Desde los diez años reside en Barcelona (España). Estudió Letras en la Universidad de Lausanne (Suiza). Obtuvo el premio Aula de Poesía de Barcelona, la beca de la Oscar Cintas Foundation de Nueva York y el XII premio internacional de poesía Claudio Rodríguez. Ha publicado en poesía Poemas de arena (1982), Tratado de licantropía (1988), Elleife (1993 y 2018), De la belleza del puro pensamiento (1997), Poemas de la rue de Zurich (2000), Paisaje, tiempo azul (2001), Cabeza de ébano (2007 y 2014), Diario de la urraca (2013) y Lengua de lobo (2019); la plaquette Mariposa y caballo (2002) y Cierta luz (2010), así como Antología poética (2005) y Antología de Tenerife (2007). Ha traducido la poesía completa de Novalis, los minirelatos de Franz Kafka y una selección de Anthologie secrète de Frankétienne. Es antologador de El festín de la flama de la poeta boliviana Blanca Wiethüchter.

 

 

 

**(Ljubljana – Eslovenia, 1958). Poeta. Ha publicado en poesía Sneguljčica je sedem palčkov (‘Blancanieves es siete enanitos’, 1976), Soledadesi (‘Soledades’, 1978), Pesmi in plesi (‘Lo azul del contacto’, 1982), Zaklinjanja (‘Conjuros’, 1987), Mreža (‘Red’, 1989), Obsedenost/Obsession (‘Obsesión’, 1991), Pesmi za umrlimi sanjami (‘Poemas por los sueños muertos’, 1995), Metulji (‘Mariposas’, 2000), Banalije (‘Banalidades’, 2003), Še banalije (‘Más banalidades’, 2005) e In še (‘Todavía más’, 2007); y, en prosa: Pasijon (‘Pasión’, 1993), Angeli (‘Ángeles’, 1996) yZgubljena Zgodba (‘Una historia perdida’, 2001). El autor ha publicado en español los siguientes poemarios: Poemas por los sueños muertos (2004), Metulji / mariposas (2006), Banalidades (2011, 2013) e Y más (2020). En literatura infantil: El país de las bombas (2014).

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: