Sobre «Ojos de par en par. Antología de poetas hispánicas» (2021), Coord. Martha Canfield y Luz Mary Giraldo

 

Vallejo & Co. presenta, a continuación, el texto de presentación que preparó Luz Mary Giraldo para el volumen Ojos de par en par. Antología de poetas hispánicas (2021), coordinado por la presentadora junto a Martha Canfield.

 

 

Por Luz Mary Giraldo*

Crédito de la foto Sílaba Es.

 

 

Sobre Ojos de par en par.

Antología de poetas hispánicas (2021),

Coord. Martha Canfield y Luz Mary Giraldo

 

 

Ojos de par en par surge del deseo de reunir poetas hispánicas nacidas entre 1945 y 1970, con el fin de mostrar diversidad de tendencias poéticas actuales, y al mismo tiempo establecer redes entre autoras de lengua castellana. Y si en un principio el propósito fue incluir un máximo de quince poetas conocidas entre sí, durante el proceso de lectura de las obras de unas y otras, y dadas las modalidades del lenguaje poético que las define, se hizo necesario cubrir un número mayor y ampliar la temporalidad, así como buscar representación de todos los países de Hispanoamérica e incluir una muestra de España.

Dadas las exigencias del género, cada vez más diverso, más dinámico en sus búsquedas y manifestaciones, más necesitado de nuevas formas de expresión y comunicación, había que pensar muy bien el sentido de una deliberada selección de mujeres poetas. Así que comenzado el año 2019 la tarea se impuso, a sabiendas del riesgo que supone toda selección, pues no solo requiere de criterio sino de conocimiento del tema, de obras, del estado actual de la poesía misma, mucho más cuando en este caso específico se trataba de invitar a varias escritoras a formar parte de una red que se concretaría en un libro colectivo.

Al tejer redes ampliamos el sentido de la selección unilateral de autoras, y acogimos sugerencias y propuestas de las mismas invitadas, y como poetas y lectoras quisimos intercomunicar poesía y poéticas relacionadas no solo con nuestro principio de amistad y gusto personal, sino con la calidad y representatividad de la obra de cada una en sus respectivos territorios. Una invitación a hacer la labor conjunta a la escritora uruguaya radicada en Italia desde hace largos años, Martha Canfield, fue definitiva en la construcción de nuevos puentes, dado su amplio conocimiento como poeta, profesora universitaria, antóloga, traductora y estudiosa de poesía de diversas latitudes, lo que, unido a mi propia experiencia profesional y a las poetas seleccionadas de mi parte, permitió determinar un corpus. Así fue como se solicitó a las invitadas una antología personal, breve o significativa de su obra, con el fin de implicarlas al conjunto con su propio trabajo, y desde este material preparar la selección definitiva, en la que, en coherencia con nuestro propósito, en unos casos fue conveniente sugerir a algunas cambios, exclusión o inclusión de poemas que considerábamos verdaderamente importantes en su obra. Cada cual eligió sus poemas por épocas de publicación, algunas quisieron incluir inéditos, mientras otras prefirieron poemas de un solo libro, de producciones anteriores o recientes y, en el caso de Martha y yo como coordinadoras, cada una puso especial atención en los textos de la contraparte.

 

Presentación de «Ojos de par en par. Antología de poetas hispánicas» (2021), Coord. Martha Canfield y Luz Mary Giraldo. Librería Animal Sospechoso.
Barcelona, 2021

 

Desde el comienzo no queríamos una antología convencional, pues no se trataba de incluir exclusivamente a las autoras más representativas de cada país, según circulación o reconocimiento de la crítica, de las editoriales o las redes, sino autoras hispánicas con buena creación poética. Si Penélope tejió la tela de la espera, ¿por qué no tejer redes con hilos de poesía y amistad? Si los poemas son buenos, firmes y duraderos, ¿por qué no hacerlo? Así que asumimos el riesgo de nuestro criterio y gusto personal, unido al de las mismas autoras por su propia obra. En el conjunto, unas son más divulgadas a nivel internacional y otras menos, aquellas en razón de sus editoriales o premios, y otras en razón del aislamiento personal o de ciertos países, el enclaustramiento o la poca fluidez en las comunicaciones y, lo que es peor, la dificultad en la publicación de poesía, lo que indudablemente no facilita la lectura y la divulgación. 

Y si el proceso se inició con la idea de reunir autoras con quienes quisiéramos compartir determinados escenarios y romper fronteras (como sucede con los efímeros festivales literarios), pensando en afinidades poéticas y en tejidos de amistad que vincularan a poetas, coordinadoras y posibles editoras, la conciencia lectora y selectiva de todo el material nos ayudó a entender temáticas y estilos comunes o divergentes, así como a captar diálogos entre tendencias y lenguajes, a conocer trayectorias y experiencias creativas e, incluso, a percibir lugares con mayor o menor tradición, participación o reconocimiento de las mujeres en el mundo de la poesía. El resultado es este encuentro en el que, con un número similar de páginas o poemas para cada una, se logra un verdadero y significativo caleidoscopio.

En esta diversidad de más de treinta voces de diferentes países, en las que algunas cultivan otros géneros o expresiones, como novela, cuento, dramaturgia, ensayo, artes plásticas, guion cinematográfico, composición o interpretación musical, percibimos en su poesía entrecruces de emociones y meditaciones existenciales, familiares, sociales, literarias y de pensamiento, juegos con estructuras del lenguaje o la palabra y coexistencia entre poemas que van del intimismo de lo cotidiano y el extrañamiento (Piedad Bonnett) al erotismo sustancial (Ana Istarú), o al erotismo existencial (Elizabeth Quila) y la reflexión sobre la corporeidad de la existencia (Nara Mansur). Otros poemas trazan líneas de la experiencia social y conceptual sobre la emoción ante el mundo (Renée Ferrer) a la autorreferencialidad existencial (Zingonia Zingone), mientras por otro lado se va del neobarroquismo y la palabra que inquiere a la tradición (Márgara Russotto, Mané Zaldívar, Mónica Muñoz), a la autorreflexión del poema ideológico (Ana María Rodas) y de la poesía política a la culta (Martha Canfield). Así mismo, es posible notar tránsitos de la perspectiva personal y social (Clara del Carmen Guillén) al universo cosmogónico y los referentes infantiles (María Baranda), o la cadencia de la voz que apunta a la historia individual y colectiva (Diana Bellessi), la ironía inquisitiva ante la historia social americana (Giovanna Benedetti), el sentido de la forma y la densidad del contenido (Rosa Lentini), o la expresión intimista frente a la crisis social y familiar (Luz Helena Cordero). En otros casos, se imponen la palabra directa y detonante (Carmen Boullosa), o el lenguaje punzante que se detiene en el cuerpo fragmentado y los objetos (María Ángeles Pérez López, Isabel Hualde). Se entretejen de manera sugestiva la expresión de vacío, la nostalgia y lo rutinario (Denisse Vargas, Luz Mary Giraldo), con precisión de la brevedad (Astrid Lander), melodía del paisaje personal (Matilde Casazola), naturaleza íntima (Gloria Gabuardi), tono confesional y contundencia cotidiana (Giovanna Pollarolo), los universos familiares (Tania Pleitez Vela) y el cuestionamiento del entorno (Mariela Nigro). Lo anterior alterna con poesía intertextual (Mirta Yañez, Tallulah Flores), geografías interiorizadas (Juana Rosa Pita), escritura como cuerpo en movimiento (Áurea María Sotomayor), poética del cuerpo (Matilde Casazola), construcción y deconstrucción de la palabra (Verónica Zondek), poética y escritura desde el yo (Jeannette Miller), poética de la muerte y la violencia (Luisa Fernanda Trujillo) y tensión del poema en prosa o la prosa poética (Carolina Zamudio y Mónica Lavín).

 

 

Cada una de estas modalidades, reiteramos, se entrelaza y desliza en estas visiones poéticas, dialogando en las diferentes autoras, en algunas con mayor grado de ironía o nostalgia, escepticismo o vitalismo, soledad y angustia, perplejidad ante la existencia, o desasosiego y dolor por la vida o la patria herida. La totalidad manifiesta una escritura poética renovada, no ajena a la tradición. Este primer tomo, no cabe duda, abre camino a las autoras que vienen en un siguiente tomo.

No sobra agradecer la participación de Lucía Donadío, poeta, narradora y editora, quien desde el comienzo se sumó al proyecto y abrió las puertas de Sílaba Editores para su publicación, no sin antes recomendar tender la red hacia unas reconocidas autoras de Colombia y España. De la misma manera, es invaluable la compañía del poeta mexicano Marco Antonio Campos, quien con generosidad aceptó escribir unas breves y sugestivas reflexiones sobre la poesía de las mujeres y sobre lo que significa tender redes, darse la mano y encontrarse a través de la palabra poética y el castellano como lengua común. 

“La vida toma aviones y se aleja”, dice el venezolano Eugenio Montejo en un bellísimo poema. Esta vez salió de viaje la poeta colombiana Luisa Fernanda Trujillo, quien falleció el 20 de agosto de 2020. No alcanzó a ver el libro publicado, pero desde el comienzo celebró la idea y las autoras con quienes compartiría estas páginas. Sea esta ocasión de festejar su vida y su poesía.

 Ojos de par en par, como dice Rosario Castellanos en los versos que nos sirven de epígrafe y determinan el título de este libro, es el comienzo de una travesía poética que teje redes entre Hispanoamérica y España. En buena compañía iniciamos el viaje.

 

 

Bogotá, mayo de 2021

 

 

 

 

 

*(Ibagué-Colombia, 1950). Poeta, ensayista y crítica literaria. Licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad Javeriana (Colombia). Se desempeña como profesora de Literatura latinoamericana y colombiana. Obtuvo el Gran Premio Internacional de Poesía Academia Oriente-Occidente (Rumania, 2013), el Premio internacional de literatura LASA Montserrat Ordoñez (EE. UU., 2012), el Premio Nacional de Poesía Casa Silva (Colombia, 2011), entre otros. Ha publicado en poesía El tiempo se volvió poema (1974), Camino de los sueños (1981), Con la vida (1997), Hoja por hoja (2002), Tarjeta postal (2003), Poemas (junto con Martha Canfield, edic. bilingüe), Diario vivir (2007), Sonidos en la luz (2009), La hora de los pájaros (2015), Il volto nascosto dell’amore (2017), entre otros.

 

 

 

**(Montevideo-Uruguay, 1949). Poeta, ensayista y traductora. Reside en Italia desde 1977, donde ha enseñado Literatura hispanoamericana en las Universidades de Nápoles, Venecia y Florencia. Escribe en español e italiano. Obtuvo el Premio de traducción de los Institutos Cervantes de Italia por sus versiones de Mario Benedetti (2002); el Premio Orient-Occident for the Arts (2006) y el Premio Iberoamericano Ramón López Velarde (2015). Ha editado en italiano autores hispanoamericanos como Jorge Arbeleche, Mario Benedetti, Carmen Boullosa, Ernesto Cardenal, Rafael Courtoisie, Jorge Eduardo Eielson, Eugenio Montejo, Álvaro Mutis, Mario Vargas Llosa, Idea Vilariño; y en español autores italianos como Gesualdo Bufalino, Valerio Magrelli, Pier Paolo Pasolini, Edoardo Sanguineti. Ha publicado estudios sobre López Velarde, Quiroga, Borges, Rulfo, García Márquez, poesía chicana, poesía neoindiana. Desde 1993 dirige la colección “Latinoamericana” de la editorial florentina Le Lettere. En septiembre del 2006 fundó en Florencia el Centro de Estudios Jorge Eielson, para la difusión de la cultura latinoamericana. Es miembro corresponsal de la Academia de Letras del Uruguay. Ha publicado en poesía en italiano, el último, y Luna di giorno (2017); y en español, Anunciaciones (1976 y 2016), Mar/Mare (1989), El viaje de Orfeo (1990), Caza de altura (1994), Orillas como mares (2004), El cuerpo de los sueños (2008), Sonriendo en el camino (2011) y Corazón abismo (2013). E-mail de contacto:canfieldmartha@gmail.com

 

 

A %d blogueros les gusta esto: