Procesión de luz. 13 poemas de Carlos Orfeu

 

Por Carlos Orfeu*

Traducción del portugués al español por Bianca Guzzo

Curador de la muestra Fabrício Marques

Crédito de la foto www.2.bp.blogspot.com

 

 

 Procesión de luz.

13 poemas de Carlos Orfeu

 

 

filmar el aliento

fotosíntesis en

rayo X

 

filmar las raíces que crecen

voraces

y ex-

asperadas

 

en el diafragma

 

filmar el aliento

a

tascado

en movimiento de cenizas

del árbol sub-

merso

en el pulmón

 

filmar el aire

in-

terdicto

 

: el irrespirable

 

 

 

Nervadura

 

en la nervadura se nombran grietas

las cicatrices aran de la carne

aullidos y laberintos

 

en la nervadura

el canino clavado

la pólvora del genocidio

 

el escupitajo crece en la piel

de los nombres que pierden

sus alas en la mecha del odio.

 

 

 

Rubras ganas

 

brilla la carne en rubras ganas

canta la densidad de los detritos

 

las más pequeñas cosas que vuelven

pulsan al ruego de un nombre

 

 

aire pétreo

 

llevar en la carne

este aire pétreo

 

inventar en el pulmón

otra salida

 

desobedecer el laberinto

de los músculos

 

coexistir en el aliento

que erige movimiento

 

contra la asfixia

susurrando el gatillo

en la oscuridad de los tímpanos

 

 

 

como parte de la micro-materia

            

: las cosas maduran sus nombres

cambia la piel y nos tocan los ojos

muy atentos, pendientes al movimiento

mínimo del mundo fotografiado en

flujo vegetal desde la raíz que crece

salvaje adentro de la potencia hasta

la ropa en el tendedero que responde al

viento con sus vacíos como velas de

un barco en el mar: darse uno cuenta de ese mínimo

mundo es encontrar en cada ser que se con-

templa el silencio: el logos: la pulsación

que nutre al ojo y lo devuelve al cuerpo la

fuerza: renace el que mira y se convierte

en otro humano descarnado de la cáscara-celda

y se dispersa como parte de la micro-materia

 

(inédito)

 

 

 

el movimiento inmanente de la percepción

 

el movimiento inmanente

de la percepción

convulsa en la niebla

incesante de las cosas

 

impreso en el campo

convergente fuerza

une las raíces de la retina

la cesura del mundo-

mínimo

 

al olvido de la materia

darle cara a tus meta-

morfosis – dando voz

a su mudez

 

(inédito)

 

 

 

La lámpara quema el párpado

del libro entre las manos

el sudor en la rama

cilio – estrella

deformado – grano

de luz

 

(inédito)

 

El poeta Carlos Orfeu, leyendo

 

El portón

 

la música herrumbrada

encarna el viaje

audible con los ojos

 

musgos encendidos

como un micro-

 

océano con tornillos

asfixiados en

sus crujidos

 

la llave gira

lentamente

con sus dientes

 

el oxidado paisaje

 

(inédito)

 

 

 

salamandra

 

el sol

salamandra

salvaje

 

husmea el pan

génesis de los gestos

procesión de luz

 

veloz mañana

cuchillo que corta

sombras

 

 

 

carretilla

 

carretilla

roja

 

volcada

se parece a un escarabajo

con cemento

incrustado

en la cáscara de hierro

mueve

patas

en

arena

al

lado

de los ladrillos alineados

 

 

vértigo

 

la lata de leche

revela en su vientre

 

larvas plateadas

por las babas del sol

 

disueltas

en el trapo de la nube

fulgor de espejo

 

roya de la hoja

vértigo y movimiento

bajo el blanco de los árboles

 

 

 

rajadura

 

en las paredes

en un silencio desvergonzado

la letanía de lo invisible

 

en el calor del limo

la sinfonía del moho

labra

el

secreto

de la

rajadura

 

 

 

la silla

 

la silla

abrazo de madera

sin saber cruje

no el peso de mi cuerpo

ni movimiento brusco

 

la silla es un signo

infinitas lecturas

en su anatomía dura

 

cruje

como grito

por adentro

como un hueso

explota un poema

en el sudor de los nudillos

 

 

 

——————————————————————————————————–

(poemas en su idioma original, portugués)

 

 

Cortejo de luz.

13 poemas de Carlos Orfeu

 

 

filmar a respiração

a fotossíntese em

raio-x

 

filmar as raízes que crescem

ferozes

e ex-

asperadas

 

no diafragma

 

filmar a respiração

en-

calacrada

no mover de cinzas

da árvore sub-

mersa

no pulmão

 

filmar o ar

in-

terdito

 

: irrespirável

 

 

 

nervura

 

na nervura nomeia-se fendas

cicatrizes lavram da carne

uivos e labirintos

 

na nervura

o canino cravado

a pólvora do genocídio

 

o escarro cresce na pele

dos nomes que perdem

suas asas no pavio do ódio

 

El poeta Carlos Orfeu

 

rubra ânsia

 

fulge a carne na rubra ânsia

canta a densidade dos detritos

 

as mínimas coisas que regressam

latejam no clamor de um nome

 

 

 

ar pétreo

 

carregar na carne

esse ar pétreo

 

inventar no pulmão

outra saída

 

desobedecer o labirinto

dos músculos

 

coexistir no fôlego

que erige movimento

 

contra a asfixia

sussurrando o gatilho

no escuro dos tímpanos

 

 

 

como parte da micro-matéria

 

:as coisas amadurecem seus nomes

trocam de pele e tocam nossos olhos

debruçados atentos ao movimento

mínimo do mundo fotografado em

fluxo vegetal desde a raiz crescendo

selvagem por dentro da potência até

as roupas no varal que respondem ao

vento com seus vazios como velas de

um barco no mar: perceber esse mínimo

mundo é encontrar em cada ser contem-

plado com o silêncio: o logos: a pulsão

que nutre o olho e devolve ao corpo a

força: renascido do que olha torna-se

outro humano descarnado da casca-cela

e se dispersa como parte da micro-matéria

 

(inédito)

 

 

o movimento imanente da percepção

 

o movimento imanente 

da percepção

convulsa na névoa

incessante das coisas

 

impressa no campo

convergente da força

une as raízes da retina

a cesura do mundo

mínimo

 

no olvido da matéria

dar rosto as suas meta-

morfoses – dar voz

a sua mudez

 

(inédito)

 

 

 

A lâmpada queima a pálpebra

do livro entre as mãos

o suor no ramo-

cílio – estrela

deformada – grão

de luz

 

(inédito)

 

 

 

o portão

 

a música da ferrugem

encarna a viajem

audível com os olhos

 

musgos acesos

como um micro-

 

oceano com parafusos

asfixiados em

seus rangidos

 

a chave gira

lentamente

com os dentes

 

a oxidada paisagem

 

(inédito)

 

 

 

salamandra

 

o sol

salamandra

selvagem

 

fareja o pão

gênese de gestos

cortejo de luz

 

veloz manhã

faca partindo

sombras

 

El poeta Carlos Orfeu

 

carrinho de mão

 

carrinho de mão

vermelho

 

emborcado

parece um besouro

com cimento

incrustado

na casca de ferro

movendo

patas

de

areia

ao

lado

dos tijolos enfileirados

 

 

 

vertigem

 

a lata de leite

revela em seu ventre

 

larvas prateadas

pelas babas do sol

 

dissolvidas

no farrapo de nuvem

fulgor de espelho

 

a ferrugem das folhas

vertigem e movimento

sob à mira das árvores

 

 

 

rachadura

 

nas paredes

em despudor de silêncio

a litania do invisível

 

no cio do limo

a sinfonia do mofo

lavra

o

segredo

da

rachadura

 

 

 

a cadeira

 

a cadeira

abraço de madeira

sem saber estala

não o peso de meu corpo

nem movimento brusco

 

a cadeira é um signo

infinito de leituras

em sua anatomia dura

 

estala

como grito

por dentro

como osso

explode um poema

no suor das juntas

 

 

 

 

 

*(Rio de Janeiro-Brasil). Poeta. Há publicado em poesía Nervura (2019), Invisíveis Cotidianos (2020) y Ramagem pulmonar (2021).

 

 

A %d blogueros les gusta esto: