La conquistada metafonía de la afonía-palabra de Celan

 

Por Ray Paz Quesquén*

Crédito de la foto www.jcom.de

 

 

La conquistada metafonía de la afonía-palabra de Celan

 

 

A la caza del significado, a

la fuga del significado.

III Soles Filamentos

 

I

Otoño, corroído de días; sobre el velador un libro de Kafka, es de noche dentro y fuera del psiquiátrico. Con doble compulsión abre el libro y sobre una página, que el azar no ha mordido, escribe: “Ven muerte, ven hoy”. (“Trucado el azar inzosobrados los signos, la cifra multiplicada en injusta inflorecida”. I Soles Filamentos. 1968). Así inicia la escritura de casi 200 páginas (8 de diciembre de 1965), desperdigadas y truncadas en un libro que llamará Soles Filamentos, donde lo críptico perfora el lenguaje de ceniza y tormenta judía; medicamentos y electroshock.

 

El Poeta Paul Celan

 

II

Metafonía, palabra diáfana, que ha mitad de camino se bifurca, entre un fonológico fenómeno y su significado imperturbable. La vocal transmuta su sonido, vocal metafonizable para la combinación consonántica, en todo caso; es un fenómeno de asimilación sonora, que las lenguas germánicas conquistaron primero y Celán no discute.

La “conquistada metafonía”, de un judío que escribió todo en alemán, jugando a obviar el sonido de la vocal más grave de su alma. La anterior y posterior, “Reja de lenguaje”, no será otra cosa que el “tú”, que es yo, en primera persona, mil veces repetida y alterada de su poética. Juez y condenado al unísono, dejando a la poesía en las garras de la justicia del lenguaje.

La afonía es el último grado de la diafonía, es la pérdida total de la voz. La metafonía es la alteración del sonido de una vocal o su pérdida parcial, para el surgimiento de una nueva sonoridad. La afonía, es la aniquilación total ―el exterminio nazi―, la metafonía, es el clamor, una evasión, suspenso, tiempo que asedia una tregua, que no llega, la súplica rota, inherente a la poesía de Celan. Variar su lengua madre-judía, baleada, exterminada como sus padres y hermanos, atosigada por otra que cunde en superior, lengua verduga la de su escritura, que lo disuelve, hasta la afonía: “Tu reflejo: la lápida funeraria, de una de las sombras del pensamiento aquí”. (Soles Filamentos).

 

Documento de identidad de Celan en Viena con constancia de su llegada el 17 de diciembre

 

III

¿Qué es: una de las sombras del pensamiento? Será: ¿la escritura la más elevada manifestación del pensamiento? El libro de las preguntas de Edmond Jones, que Celan leía a inicios de 1967, lo lleva a concluir, que: “La dificultad de ser judío, se confunde con la dificultad de escribir, porque judaísmo y escritura no son sino una misma espera, una misma esperanza, un mismo desgaste”.

La escritura pudiera ser la luz del pensamiento, su manifestación más diáfana, para Celan es una de sus sombras, posiblemente la más visible, porque es dolorosa y cava sin cesar.

La escritura en alemán abandona cualquier intento de luminosidad, es una trampa de luz, el verdadero rostro de una sombra; un artilugio para menguar lo hondo, la herida que se agranda, pero es donde habita su única pureza, que es una sola forma de espera, una suerte de esperanza, un gran espejismo: su ser-no ser “judío”: su no ser-ser alemán (entiéndase como una posibilidad del ser; el escribir), (“tu reflejo: la lápida funeraria”. Soles Filamentos).

Con cada letra metafónica (sonido escritura: afonía palabra) o atravesada por el desmembramiento que conduce al verdadero rostro que es una trampa de luz o sombra del pensamiento en el fondo: nometoques, divinoliminares, haciarriba y haciabajo, azulhumo, ineterna…

 

Paul Celan y Gisèle Celan- Lestrange. Crédito de la foto www.faz.net

 

IV

Aquí los cuatro versos de donde parte el análisis:

La conquistada metafonía en la afonía-palabra:

tu reflejo: la lápida funeraria

de una de las sombras del pensamiento

aquí.

Soles Filamentos, Paul Celan

 

 

 

 

 

*(Chepén-Perú, 1993). Poeta. Estudió Lengua y Literatura en la Universidad Nacional de Trujillo (Perú) y cursos de Simbología antigua (Universidad de Barcelona) y Arteterapia para el trabajo con niños y adultos (Instituto Europeo de Integración Sensorial). En la actualidad, dirige la editorial Reinos, el Programa virtual de filosofía y poesía Pensar en no pensar y el Programa integral de Lectura leo veloz. Obtuvo el Premio de los Juegos Florales de la Universidad Nacional de Trujillo (Perú, 2015).  Ha publicado en poesía Cartas a una reina (2014), Armonía musical de las esferas (2015), Porn art (2017), El niño y la luna (2018), Progressio harmónica (2019) y No moderno artificio (2020).