5 poetas polacos

 

Por VV.AA.

Traducción de los poemas

del polaco al español por Alhelí Málaga*

Crédito de la foto www.istockphoto.com

 

 

5 poetas polacos

 

 

Krzysztof Kamil Baczyński

 

Salmo 3. De la gracia

 

A Jerzy A[ndrzejewski]

 

De qué me sirve, Señor, ser mejor que las sombras.

En su tumulto no logro distinguir el fuego de tus revelaciones

de las sombras que están en mí, y entre las que, perdido,

soy de la oscuridad ‒ deseo, y su corazón ‒ oscuro.

 

Cuando a través mío llamas, cómo persistiré,

si soy para mí mismo el país prometido.

Y de qué sirve ser cofre en el que no hay más nada

que solo voz encerrada y oro bendito.

 

No soy nave para ti, pues cómo podría ‒ sostener

tu tiempo sin nombre, entender tus sueños.

Yo mismo lloro soñando, paralizado por miedo diminuto,

aplastado por un cielo de signos, cuán techo caído.

Yo mismo en ese sueño lanzo mis brazos al silencio,

pero no logro oírme, mis días ‒ no veo.

 

Devuélveme, Señor, la fuerza de esos sueños concentrados,

donde a pesar del temor, hay conciencia ‒ las manos son campanas,

serias, a mares sonando, amables como el mundo,

parte del mundo, superiores al mundo con su brillo.

 

 

 

Edward Stachura

 

[Al inicio fueron los cántaros]

 

Al inicio fueron los cántaros

sobre los montes

y sobre jorobas de camellos maduros

pero la lluvia consumió su verdor

y se entreabrió la esbeltez de las colinas

 

Solane

con qué fin te cortas los cabellos cada noche

y con qué fin construyes templos con tus manos

y pides al cielo

suave oro ruso

para mis ojos

 

Al inicio fueron los cántaros

al vino calma y vino

 

 

 

Zuzanna Ginczanka

 

Traición

 

No podrá vigilarme nadie.

El pecado de gamuza y murciélago

se acomodó en los áticos del miedo con su cabeza semiratonil hacia abajo —

Cuando caiga la noche me escabulliré de la torre, escaparé de la torre fortificada,

me haré paso entre los aguijones de crueles avispas,

entre hierbas venenosas en vallas —

 

Entre los escombros se levantarán con pesadez los barrancos agobiantes de los mandamientos,

los veinte infiernos de los Vedas,

llamaradas,

aullido

y silbido,

la noche fanática amenazará, apedreará con estrellas.

Como mercurio me escabulliré entre los dedos.

Nada me podrá retener.

 

Tú te convertirás en lobo, yo en pajarita de las nieves —

tú en águila, yo en ensueños tortuosos — —

con maquinaciones inescrutables me adelantaré a cada persecución tuya.

No podrá vigilarme el mundo,

amado mío – querido mío – dulzura mía –

si yo misma

no elijo

la dulzura de mayo

de serte fiel.

 

 

 

Tadeusz Różewicz

 

Sin

 

el mayor acontecimiento

en la vida de una persona

es el nacimiento y muerte

de Dios

 

padre Padre nuestro

por qué

como mal padre

de noche

 

sin señal sin huella

sin palabra

 

por qué me abandonaste

por qué yo Te abandoné

 

la vida sin dios es posible

la vida sin dios es imposible

 

si en la infancia me alimentaba

de Ti

comía el cuerpo

bebía la sangre

 

me abandonaste tal vez

cuando intenaba abrir

los brazos

abarcar la vida

 

sin pensarlo

abrí los brazos

y Te dejé ir

 

o tal vez escapaste

al no poder oír

mi risa

 

Tú nunca ríes

 

o tal vez me hayas castigado

pequeño y oscuro como soy

por mi obstinación

soberbia

por

intentar crear

un hombre nuevo

lengua nueva

 

me abandonaste sin murmullo

de alas sin relámpagos

como ratón de campo

como agua al penetrar la arena

ocupado distraído

no percibí tu huida

tu ausencia

en mi vida

 

vivir sin dios es posible

vivir sin dios es imposible

 

 

 

Anna Świrszczyńska

 

La vecina le dijo al vecino

 

La vecina le dijo al vecino:

‒ Desde que mataron a mi marido, no duermo,

cuando hay disparos ‒ la manta sobre la cabeza,

toda la noche tiemblo bajo esa manta,

voy a enloquecer si sigo sola en casa,

tengo cigarrillos que eran de mi esposo,

venga en la noche.

 

 

 

 

 

*(Lima-Perú, 1988). Socióloga por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú) y estudiante de la maestría en Formación Editorial de la Universidad Jaguelónica (Cracovia-Polonia). Es miembro del grupo poético Paradero desierto. Su poesía ha aparecido en revistas virtuales y blogs, así como en el conjunto Paradero desierto. Vol. I (Lima-Perú, 2022).