5 poemas de «Lapo Tencia» (2021), de Guillermo Valdizán

 

Por Guillermo Valdizán*

Crédito de la foto (izq.) Ed. Vallejo & Co. /

(der.) Facebook Masculturamásperú

 

 

5 poemas de Lapo Tencia (2021),

de Guillermo Valdizán

 

 

Un pequeño simio

 

Virgen cargando un pequeño simio

“Yo reinaré” dice su polo

Sonríe como hijo favorito en navidad

como fingiendo su mala cola

y sin embargo su pulgar o ponible lo delata

“Demasiado humano”

“Demasiado humano” decía su polo

 

 

 

Ex Votos

 

Sin piedad tus manos

aferrándose a la garganta de la noche

Derribando su turno en las comisarías

donde purifican la materia

de la que esta mos hechos

Tu estómago vacío de metafísica

aunque jures en vano

documenta esta barbarie que somos

en una proporción teo lógicam ente

similar a cualquier rezo

A punto de tomar el poder

donde no hay poder

A travesando el umbral sin contornos

con quien sea que sea

mos cuando nos arrojen fuera

de nosotros mismos

como resucitados rui señores

de la guerra flotando

des espera da mente sobre el humo

de la guerra flotando

 

El poeta Guillermo Valdizán

 

Hotel Yuri Gagarin

 

De pronto, despertamos a un metro del catre, dentro del hotel con nombre soviético. Galaxia distrital, Jirón Caribe 137. Gravitando en resplandores, sin espacio ni rumbo conocido, como un fenómeno natural, pero de otra naturaleza. Triángulo rosa de 40 watts sobre energías oscuras. Colapsa el decoro, deformándose en secuencia de gemidos. Nuestros cuerpos terrestres, al menor descuido, hechos movimiento universal. Colapsa el entretenimiento, rayos infrarrojos por las ventanas, ahogándonos entre constelaciones y sirenas de bomberos que rodearon el hotel con nombre soviético. “Toda belleza es inconsciente”, declaró la recepcionista. “En aparente estado de ebriedad”, alertó la prensa. Después de todo, despertamos hartos y fugaces, pero en otra dimensión. Nuestros cuerpos fueron entregados.

 

 

 

Obra

 

Toca la puerta y entra a llover ingrávido. Un amor en el rincón de los castigados. Comúnmente, dando tumbos, estribándose al apogeo de su experiencia, al pulso errante que devora lo fungido. Principio y fin. Aglomerándose de vértigo, va perfeccionando su alfabeto de signos llameantes. Apurándose los enigmas, como si fuera la materia de su credo en bruto, habernos besado a pedradas, haber llegado en hordas, elegantemente homínidos. Noche a ciegas, hiperventilándose, hasta que nos descubran culpables. Qué hacer, qué hacer. Un amor hecho añicos o un gorrión atravesando los cristales en un exceso de voluntad. Toca el primer canto. Embriagándose con solo oler el vaso, descalzo en círculos, a sabiendas del sol que nos acecha. Después todo se torna definitivo. Absurda y definitivamente todo.

 

Un amor obra contra el tiempo.

 

 

Lapo Tencia

 

Vidriar la sangre abajo

Que solo con llamarte se rompa algo úni

co algo irrompible algo

que reclute mi alma a tu por ción de guerra

en un mensaje de amor

De cuerpos entrando y saliendo de cuerpos

como perdigones

rebotando en una zona restringida

Te suplico y te ordeno

agasajar con bru talidad la sala de espera

que jamás fuimos

Testar la luz hasta existir acá

en lapo tencia

 

 

 

 

 

*(Perú). Poeta. Artista visual por la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú y sociólogo por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú), con estudios de maestría en Antropología Visual por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Gestante cultural, militante del Movimiento Nuevo Perú y del Movimiento de Cultura Viva Comunitaria, miembro de la iniciativa ciudadana “Más Cultura Más Perú”. Ha publicado en poesía Plazos Traicioneros (2018) y Lapo Tencia (2021).

 

 

A %d blogueros les gusta esto: