Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

 

Por María Agustina Pardini*

Crédito de la foto (izq.) Buenos Aires Poetry /

(der.) la autora

 

 

5 poemas de El cuerpo del silencio (2020),

de María Agustina Pardini

 

 

Capullo incógnito

 

Por debajo de la puerta entran raíces gruesas

como las manos pesadas de un gigante dormido.

Arrastran su cuello bifurcado

cubierto de diminutos brotes inocentes.

 

Alertas al ruido de vidas en silencio

trepan el muro, arraigan sus venas

al suelo.

 

Invadido, el día,

sucumbe a la oscuridad

sobreviene el jadeo de soles ahogados.

 

Cubierta de hilos verdes

me balanceo inalcanzable

en mi capullo.

 

 

Alta la Luna en octubre

 

Moscas anidadas en capas de tul estrenan nuevas alas.

Los 18 metros de mi pollera arrastran madera veteada

raíces desprendidas de una copa borravino.

 

Hielo en primavera,

sombras de aguiluchos colorados sobrevuelan

hojas con dientes agudos a la espera de un hijo morado.

 

Las lucen se abren, la piedra respira.

Pétalos de rosas absorben la energía plateada

corriendo entre la vid.

Esto vos ya lo sabías, amante de luz.

 

Atrás, el puerto sin mar trae el viento

que baila bajo los olivos, silba su melodía

eterniza el rasguido de unas manos pequeñas.

 

Lectura en Buenos Aires (Argentina). Primera (de izq. a der.) la poeta María Agustina Pardini leyendo

 

El naufragio de nuestras voces

 

El mar arrastra partes de una ola

que quiso ser espuma.

Un gorrión vuela sobre un caracol hueco

llevado por un viento borrascoso.

Dentro, ecos metálicos de mujeres

bajo cruces invisibles.

Venas arrastran sangre al océano.

Corrientes sepultan sus soplos.

Sumida en el dolor

el agua se tiñe de rojo.

Es el llanto de una infancia ultrajada

la mancha que percute

bajo una piel rosada.

Lágrimas de sal dejen ya de arder

Avanzan con cada sueño interrumpido.

Al borde de la marea

duerme un nombre gastado.

 

 

 

Vuelan nubes

 

It was a moment of rare, immutable joy –

a moment for which one feels grateful to Life and Death.

R.K Narayan

 

Krishna, tu viaje está en mis

pasos. Frágil luz de sol vidriado

hileras de fuegos solitarios

marchan hacia el apagón.

Tu distancia está en mi altura.

 

Aquí sin forma sin cielo sin color.

 

Fuente de vértigo

miedo y olvido.

A través de la piel de un niño

busco tu estela. Cruzo el umbral

de jazmines enlazados.

 

 

Disociaciones

 

Un rayo de sol

se abre paso entre lambertianas

para llegar a mis hojas.

 

Páginas amarillas suspiran

evocan lo que el invierno

me había guardado.

 

Mis manos sudan

las puertas se cierran

un latido balbucea la ruptura.

 

Entre la hoja y la semilla

la distancia entre la realidad

y mi percepción disociada.

 

Un pájaro naranja se aproxima

me percibe como una extraña.

Cuánto tiempo estuve ausente.

 

 

 

 

 

*(Buenos Aires-Argentina, 1989). Poeta y traductora freelance. Traductora por el Traductorado científico literario en inglés y licenciada en Lengua inglesa. Escribe sobre Literatura en el suplemento de “Cultura” del diario Perfil y en Words Without Borders. Ha publicado en poesía El cuerpo del silencio (2020).

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: