5 poemas «Aroma de nido» (2022), de Ivonne Bernuy Coloma

 

Por Ivonne Bernuy Coloma*

Crédito de la foto (izq.) archivo de la autora /

(der.) Ed. Objeto profano

 

 

5 poemas Aroma de nido (2022),

de Ivonne Bernuy Coloma

 

 

La geofísica del amor

 

En la traslación la parte de la tierra que se aleja del sol se enfría Acomodan las estaciones su lecho

su lecho de tiempo e invierno un vaho de melancolía incierta

de hojas que cantan un otoño sombrío

 

Las flores y un acantilado podrían entibiar la marea el sol no está

el choque de las olas :      mutismo huérfano

 

Mi madre tiene frío

ha perdido la fuerza

 

 

 

Autorretrato

 

Mi madre se bebe un pisco antes de dormir me abraza

La noche son sus mejillas          canta

Sueña con que yo duerma

Está                 digamos                       con benevolencia: cansada

 

Mi madre cree que soy el sol

Yo acabo de cumplir siete

asomo mis pies entre los suyos

 

 

Hija

 

El rostro del rocío anida en pétalos y       el sol

decora la curvatura

el pliegue en la inocencia

 

/de este Cielo/

 

de saltos de dientes

 

acróbatas passés deslizándose sobre la viga

dibujando en barras

hoyos de bruma que danzan en círculos

una sonrisa oropéndola        floreciente en verdad

el hábitat

que muerde los espacios

donde lacta y mastica

su corporeidad

(semillita celestial, marea)

 

anatomía de abrigo

con sus brazos, sus piernas

humanidad erizada

en gravedad inclinada

 

a este cuerpo giratorio

 

de intestinos que añoran

el cordón que nos une

que todavía

 

alimenta

 

 

 

Vigilia que respira

 

Crecerás mi niña crecerás

quizá al final de estos versos

quizá más pronto.

 

Engranada mi carne y sus abismos

por detrás de una espalda

que recoge

tus diminutas manos

tus diminutos dedos

a esa risa de tren festivo

infestada de jazmines que refleja

la inocencia osada sin tropiezos

 

Engranando juegos alrededor del sosiego

bajo la sombra de un reloj

mi diestra y sus tres últimos siervos

adolece

la amabilidad de una mariposa que descansa

del perfume del ocaso en un por qué

 

Engranando tu infancia en recuadros fucsias

Sobre y en el eco de un silencio

vibración y latidos rebotan sobre mi aliento

 

Y en un caos que no encuentra

el principio del final de los míos

ni el final del principio de los tuyos

 

tus volúmenes tidales se orquestan

resonantes

tallándose a mi pecho

y a mi hálito

en un olor inmortal

de caricias sin tacto

que simulan pausas del océano

o el abrazo de un cántaro

anidado en desiertos

(como mi soledad)

 

La poeta Ivonne Bernuy Coloma

 

Los ojos del océano atisban la orilla enmudecida

Ha despertado la marea de los años en que la barca de mi vientre remaba floreciente

deshabitada como toda verdad o verdadero inicio

 

La sal que reposa hoy

es solo el tiempo triturando superficies de roca y herrumbre

de siluetas de noche con olor a lluvia

sombra            del inocente ardor

en que la aurora de mañana espera

 

Veo hacia atrás           atrás glorioso

atrás encendiendo precipicios

atrás abandonada       atrás día soleado

atrás vacío

 

Atrás de los ojos del océano y de los míos

camina un colibrí        meneando las puntas de sus patitas de nube

cantando con sus alas de segundo grado de primaria

haciendo una coreografía de giros y aplausos

me besa            me picotea las manos            los dedos        para decirme que

el tiempo

es una mentira que se miente

que despierta cada día en un abrazo

que reza por las dos

 

 

 

“Una madre atiende a su hijo a la luz de la vela; encuentra en él una belleza

que, si no va a bastar para guardarlo de los males del mundo, sí, por lo menos la

redime a ella de su parte en esos males.” Sylvia Plath (29 de octubre de 1962,

presentación en la BBC)

 

 

 

 

 

*(Lima-Perú, 1984). Poeta. Es médica por la Universidad Ricardo Palma (Perú), con especialidad de Endocrinología por el Hospital Nacional Guillermo Almenara Irigoyen, a través de la Universidad Nacional Federico Villarreal (Perú). Es magíster en Gestión de Servicios de Salud por la Universidad San Martín de Porres (Perú). En la actualidad, se desempeña como médica en EsSalud. Ha publicado en poesía Disección (2020) y Aroma de nido (2022).