Regístrate
Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

 

Por Roxana Crisólogo Correa*

Crédito de la foto (izq.) Ed. Intermezzo Tropical /

(der.) Joanna Lindén-Montés

3 poemas de Kauneus (la belleza) (2021),

de Roxana Crisólogo

 

 

Este es un viaje forzado

un aterrizaje forzado que me obliga a pasar seis horas en Kiev

cuando el avión se acerca a la pista de aterrizaje

y parece que entramos a un almacén que conduce a otros almacenes

más sofisticados más solitarios más tristes

Se ha escrito demasiado sobre gente forzada a quedarse en un lugar

forzada a partir sin explicación    forzada a dejar

geografía forzada

alimentos genéticamente manipulados

forzados a abandonar su ser

Soy de K     un país forzado

Ella habla en estadísticas

no le quita la mirada a una familia judío-ortodoxa

que arrastra varios niños y muchas maletas

El número de muertos es tal que sobrepasa a los que lucharán

por la independencia de cualquier país forzado del mundo

¿De qué lado estás?

¿del que viaja por curiosidad o por necesidad?

¿remueve cartuchos   proyectiles   minas?

¿deja mensajes   descifra   descompone?

¿acumula pólvora?

¿De los que queman o son quemados?

¿De la cooperación técnico-militar?

¿De la United Nations o de la OTAN?

¿De la fotografía del país que no es el país?

¿De la postal?

¿De la botánica de no tomar partido por nadie?

¿De las semillas de las flores que no conocen de territorios?

¿De los laboratorios?

¿De los experimentos?

¿De la química celular?

¿De la nación impura?

De todas las muchachitas con las cejas demarcadas como sistemas solares

que habitarán en mí

Ser o no ser no es un dilema sino alinearse en un ejército de un lado

o del otro del río Jordán

Me gusta saber que hay alguien más que camina en mí

como un perro ancla en mis huellas  

un ánima pegadita que pisa y tose después de mí

que se cae y se levanta

que me corrige   que me alimenta

que me ve en el futuro forzado

[su desfile de polvo]   

mi lado fósil

yo me paraba en la puerta de mi casa a esperar ese desprendimiento

el contacto visual con mi otra parte

una raíz forzada escuchándose crecer

no escucha la casa invadida por otras raíces forzadas

a ser simpáticas

Llegaron a Lima para estudiar 

trajeron los colores fosforescentes y la música para multiplicarse y crecer

eligieron un campo o lo inventaron o lo invadieron

y quizás entonces también inventaron el río rodeado de piedras

sin agua y la casa

La poesía vendía lo que expulsaba el aire

alimentaba la chatarra que le negaba un lugar

llenaba los silencios con la estrategia del arquitecto que vaciará ciudades  

quería belleza   querían limpieza  

empujaba una carretilla que llenó de ideales y espejitos   

forzada a prescindir de lo fundamental: oxígeno y agua

me imaginaba trasladando a los heridos de esas palabras  

les curaba los hoyos y los devolvía al mundo de las alas rotas 

los devolvía a la necesidad del mercado

Le pedía a mi padre y no a mi madre   a ella le tocó la peor parte 

que afilara los cuchillos  

La poesía caminaba todo el día empujando su máquina desafinadora

seguida de su nieto que aprendía el oficio y era sus ojos  

sus ojos aindiados tenían unas manos pequeñas  

pero todo: oxígeno y agua cabían en su profundidad

era el futuro pero yo le llamaba sus ojos  

eran los ojos de la poesía que miraban el presente

La poeta Roxana Crisólogo Correa

La mujer dice

a dios te refieres con las palabras de dios

en otras palabras   hay un idioma para el placer

hay un vocabulario especial para definir residuos nucleares  

hay electricidad para el que paga   hay placer

pero de eso no habla la encuesta

dios y placer

como el primer amor como la primera vez

se transforman en un coro ahogado

Ella improvisará un vocabulario para el placer

de sus manos tomaré el aire   las mariposas

dejaré lo preciso

para explicarle al soldado que sus estadísticas

no sirven

no hay forma de justificar masacres

feminicidios   corrupción   homofobia

especies en extinción que con suerte

convertirán en láminas stickers

Un plan para industrializar Chernóbil debería incluir

máxima seguridad para los inversionistas

discreción

y un país forzado a soportarlo

La mujer dice soy un país forzado

mostrando el músculo yes I can   

no es alta ni rubia

no usa turbante   ni lo dirá en inglés

hay una distancia

aunque está frente a mí that´s all

hay una distancia que me recuerda

lo que se olvida viviendo en un país forzado

Antes de dios   había pocas palabras 

Ella dice   antes estaba dios

*(Lima-Perú, 1966). Poeta y gestora cultural. Reside en Helsinki (Finlandia). Fundó y coordina el proyecto literario multilingüe Sivuvalo, para promover la literatura escrita en otras lenguas que las oficiales en Finlandia. Además, es cofundafora y coordinadora de la plataforma Nordic Literatures in Change and Exchange, para la creación de redes para escritores que trabajan en sus lenguas maternas en la región nórdica. Es presidenta de Kiila (asociación de artistas de izquierda de Finlandia) y miembro del colectivo multidisciplinario La Colectiva. Ha publicado en poesía Abajo sobre el cielo (1999), Animal del CaminoLudy DTrenes (reeditado en 2019) y Eisbrecher, obtuvo una beca de la Finnish Cultural Foundation para publicar el poemario Kauneus (La Belleza) (2021). Su web personal: www.roxanacrisologo.org

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: