11 poemas de «Noche en otro cielo –Malvinas, 1982–» (2009), de Nancy Rosa

 

Por Nancy Rosa*

Curaduría de la muestra Paula Giglio

Crédito de la foto (izq.) Eds. del Copista /

(der.) la autora

 

 

11 poemas de Noche en otro cielo –Malvinas, 1982– (2009),

de Nancy Rosa

 

 

Dedicado a los

excombatientes y a los caídos  

en Malvinas

 

 

Rostro de la Guerra

 

                                       Salvador Dalí 1940

 

La cabeza

en la intemperie

sobre el suelo.

Y su cabello,

una mata de raíces hacia el aire.

Un grito de horror

el desorbitado rostro

bajo el arco sinuoso de la frente.

Un grito de horror

el rostro

que tapona la boca.

Gritos de horror

los desorbitados rostros

en las desorbitadas

cuencas de los ojos.

Gritos de horror

todos

los rostros de la guerra.

 

 

 

Noche en otro cielo

 

…yaces a la sombra de erguidos cadáveres…

Paul Celan    

 

Setenta veces encontrarás el río

y buscarás tu lágrima.

Setenta veces habrá un cuenco

y volcarás el llanto.

 

Siempre (a tu lado) crecerá una rosa.

Y su espina te llevará a Darwin.

 

 

 

Oráculo:

 

Gatille tu garganta

la bala

de luz

en nuestro nódulo de sombras.

 

 

 

El combate

 

Hace la trinchera tantos ojos fusiles

hacia el blanco de la noche.

 

 

Hay fuego en el otro lado

y un espejo rojo por donde la luna mira

el dolor y la locura.

 

Nuestros oídos, desde los bordes, atisban las aguas.

Elegimos las que viajan su llanto sobre las piedras.

 

Contemplamos el desierto azul. Ni el viento lo

   perturba.

 

Su quietud se adentra:

desordena nuestras aguas.

 

Caemos en la tierra sedienta.

Sentimos el frío en la cocina del alma.

Se arrinconan los trastos, que fueron

los utensilios de la vida.

 

 

 

Una mata de hierbas debajo de las piedras

y un pájaro solitario sobre el hielo.

No quieren los ojos ver, no

no quieren ver:

los cuerpos caídos,

los cuerpos mutilados,

las cruces de humo blanco

en el aire demasiado gris,

de plomo.

Y hermético.

 

 

 

La mano abre una ventana en la lluvia de humo.

Alguien camina por la cornisa de amianto.

Miramos la calle rota por el fragor de las metrallas

y vemos el poste

donde cuelgan

los cordones de cobre y espanto.

 

Pondremos dos botones de luz en su boca de amianto

y habremos borrado los cúmulos,

los coágulos, los cólicos.

 

Tejeremos la urdimbre de su tronco.

 

Lo envolveremos con la sábana

que lleva al estadio de los siempre

ojos abiertos.

 

 

 

El miedo en la boca de los soldados,

en la boca del pozo;

los anteceden sus sombras:

salen montadas sobre fusiles

a fumigar la noche.

 

Aúllan los hombres como lobos

o caen como pájaros de nieve.

 

Y en el cielo, impasible

mira una luna de azúcar.

 

 

 

Ah… el horror del combate y la puerta

cerrada de las imágenes.

 

Sin embargo, las almas viajan

a la casa

y a la aldea donde el río

es lamento de los dioses.

 

Siempre el espejismo fugaz que los lleva

al continente.

 

La poeta Nancy Rosa

 

Hundimiento del Crucero

Gral. Belgrano

 

(2 de Mayo, 1982)

 

El Crucero General Belgrano

 

1

Este buque ahora es

una circunferencia de fuego.

Un castillo asesinado.

Vuelan al mar rosas púrpuras

en el negro absoluto

de la noche.

 

 

2

Solo para algunos sogas como aros

aciertan

la circunferencia de sus cuerpos.

Las sogas se alargan

se alargan

en hilos de sombras

en hilos de luz

en hilos de salvamento.

 

 

3

¿En el caos del instante los otros habrán visto

el paisaje del mundo

sumergido?

¿Habrán visto desde el círculo

desmesurado de las órbitas

las plantas abisales,

los restos de algún viejo naufragio y sus cúpulas

de óxido?

¿Las cópulas de los extraños moluscos?

¿Habrán visto sus propios paisajes internos

cuando el hielo rojo venía subiendo

en el río de sus cuerpos?

 

 

 

Manuscrito hallado en Malvinas

el 9 de junio de 1982

 

Guardo el tiempo en cajas. Algunas tienen la medida

del segundo. Y pesan más de cien años.

 

 

 

 

 

*(Santa Fe-Argentina, 1943). Poeta.  Desde 1978, reside en Córdoba-Argentina. Obtuvo el Premio Fondo Editorial de la Municipalidad de Villa Carlos Paz, el Premio Selección para Antología, otorgado por la Fundación Cultural San Telmo de la ciudad de Buenos Aires (1993), Primer Premio de Poesía Manuel Castilla (2001), Primer Premio en el Certamen de Poesía Guanusacate (2007) y el Segundo Premio Modalidad Adquisición otorgado por la Municipalidad de Villa Carlos Paz (2009). Ha publicado en poesía Canto de esperanza (1983), Crónica de un accidentado (1994), Noche en otro cielo –Malvinas, 1982– (2009) y Lluvia en la Calzada (2014).

 

 

A %d blogueros les gusta esto: