Vallejo & Co., publica con motivo de la reedición del poemario Un par de vueltas por la realidad (Ed. Vivirsinenterarse, 2017) de Juan Ramírez Ruiz, cofundador y miembro del Movimiento Hora Zero, una entrevista a Eduardo Reyme Wendell, editor que devuelve tras 46 años al ruedo poético a una de las más influyentes voces de la poesía peruana de las últimas décadas. Esta entrevista fue publicada en un versión corta en la revista Caretas.

 

 

Por Caretas

Crédito de la foto (izq.) Ed. Vivir sin enterarse /

(der.) Juan Ramírez Ruiz, 1999

 

 

Entrevista a Eduardo Reyme Wendell.

Un par de vueltas por la realidad (2017),

de Juan Ramírez Ruiz

 

[Caretas]: Háblanos un poco de ti. ¿Cómo comenzó tu trabajo como editor y cuál fue tu primer contacto con la obra de Juan Ramírez Ruiz? ¿Lo conociste?

Eduardo Reyme Wendell [ERW]: Estudié Literatura en la Universidad Nacional Federico Villarreal y una Maestría en Estudios Culturales en la Pontificia Universidad Católica del Perú. He publicado un libro de cuentos titulado Duerme tranquila, Rebecca, un poemario Lección de las aves, una novela corta Épocas de radio y dos obras de teatro para el Centro Cultural de España Un lugar llamado Tarata y Los ojos de Angélica.

Mi trabajo como editor empezó en el año 2007 cuando buscando una editorial que publicara mi primer libro me vi en la necesidad de crear Vivirsinenterarse, la cual tuvo, desde su creación, el objetivo de volver a poner en circulación autores de la talla de Pablo Guevara (del cual hemos publicado su primer poemario Retorno a la creatura) o Juan Ramírez Ruiz. El primer contacto con este último se dio justamente en las aulas villarrealinas, a través de amigos que leían uno librito espiralado, cochino y con muchos apuntes en sus márgenes, el cual además rotaba de mano en mano incrementando los subrayados a lápiz, lapicero o lo que tuviera en mano por aquel entonces el posible lector. Así hasta que cayó en las mías y desde entonces nada volvió a ser lo mismo. Me encapriché en editar ese libro desde el 2007, escribí en revistas acerca del libro, conversé con personas que habían conocido a Juan o Juanrra como le decían sus amigos y nadie me daba referencia alguna de su autor o dónde hallarlo.

Por cosas del destino o qué se yo, habiendo terminado de estudiar Literatura y como todo joven que busca cambiar las cosas se me dio por enseñar en colegios. Recorrí muchos, oí diversas propuestas, diversos montos, pero ninguna me convencía, no buscaba dinero necesariamente estaba en mí la mística de Hora Zero y la de Juan Ramírez Ruiz y quería hacer algo significativo por mi país. Así me enteré de un colegio que quedaba más allá del Óvalo Huandoy. La calle se llamaba San José, zona de extrema pobreza donde aún las pistas son de polvo y donde para llegar hay que tomar una mototaxi que te lleve a la zona. Decidí enseñar en dicho lugar porque como lo mío es rastrear historias y vivir nuevas experiencias para luego escribirlas, me fascinó la historia de sus estudiantes los cuales eran hijos de personas que habitaban un cerro llamado el Cerro Candela, llamado así porque en la época de los noventas, las huestes de Sendero formaban con fuego y por las noches una gigantesca hoz y un martillo que era la única luz que tenían los que habitaban los pobladores, eso sumado a que llegada la noche no había energía eléctrica terminó por hacerme decidir que ese era el lugar donde tenía que enseñar.

Ahí conocí el último día de clases a Manuel, un joven profesor de inglés que me dijo que su papá era poeta, el último día de clase ante mi insistencia me dio la noticia: “mi papá es Juan Ramírez Ruiz” me dijo.

 

Primera edición del poemario "Un par de vueltas por la realidad"

Primera edición del poemario “Un par de vueltas por la realidad”

 

[Caretas]: ¿Qué importancia tiene para ti el libro Un par de vueltas por la realidad? ¿Por qué crees que nadie lo ha reeditado hasta ahora?

[ERW]: La importancia radica en que Un par de vueltas por la realidad es uno de los tres libros emblemáticos de la primera etapa de Hora Zero siendo los otros dos el de Jorge Pimentel Kenacort y Valium 10 y En los extramuros del mundo de Enrique Verástegui. Sin embargo, el caso del primer libro de Ramírez Ruiz rondó por muchos años en el total desconocimiento de los lectores debido a la muerte de su autor quien, atacado por una de sus crisis y dirigiéndose a Chiclayo, murió atropellado en la carretera y fue enterrado como NN. A partir de ahí nadie pudo reeditar el libro por no tener cercanía con la familia del poeta ni la autorización debida para hacerlo. Lo mío fue quizá una poca de buena suerte que si revisamos la historia la han tenido otros editores en el mundo, quienes le han hecho caso al instinto o a una especie de intuición literaria que creo yo que hay que tener sin saber explicarte bien esto último por completo.

El libro, por supuesto, lo han querido editar otros compañeros editores pero debido a que no han contado con el permiso de la familia han respetado sus derechos. En parte, si no lo han reeditado hasta ahora es porque han respetado los derechos de Juan. Yo he hablado directamente con la esposa de Juan y su hijo, los poseedores directos de la obra del poeta y ellos me han asegurado que aunque ha habido acercamientos con otros editores, la familia después de la muerte de Juan no volvió a autorizar la publicación total del libro.

 

[Caretas]: Es un libro casi inhallable, el cual muchos hemos leído apenas en fotocopias. ¿Qué te llevo a ti a reeditarlo?

[ERW]: Como todos, leí Un par de vueltas por la realidad en fotocopia y era un poco desesperante leer algo tan brillante y no poder encontrarlo en librerías o en primeras ediciones, de hecho mi primera edición del libro la conseguí justo hace dos meses y creo que es una señal del mismo Juanrra.

¿Qué me llevó a reeditarlo? Pues la necesidad de volver a poner en el ruedo literario a una de las voces más importantes de la década del 70 y uno de los pilares de Hora Zero. De Juan, considero yo, es de quien menos han hablado y su obra se estaba fundiendo en el anonimato, el desconocimiento y el olvido. Esta reedición autorizada por su familia formalmente a través de un documento quiere salir a la luz sin ningún miedo porque ha sido hecha con el respeto a la memoria de Juan Ramírez Ruiz y sus derechos. Ni la misma desesperación ni la impotencia hicieron que se nos ocurriera por algún instante editar la obra por nuestra cuenta o bajo engaños tipo colocar en el título el rótulo de “antología” y luego encontrar en el interior la obra completa. Somos una editorial que este año cumple 10 años y si hemos llegado a este punto es porque considero que hemos hecho las cosas correctamente, sin estafar a ningún autor o lector.

 

El poeta Juan Ramírez Ruiz

El poeta Juan Ramírez Ruiz

 

[Caretas]: La imagen de JRR ha sido un poco oscura, siendo un autor mucho menos visible que sus compañeros de generación, incluso a nivel del movimiento Hora Zero, y sin embargo su influencia es indudable. ¿Así lo crees? ¿Por qué?

[ERW]: Totalmente de acuerdo. Ha sido oscura primero por la forma como Juan desaparece, dejando tres libros como Un par de vueltas por la realidad, Vida perpetua y Las armas molidas. Los tres sin ninguna reedición hasta el momento y segundo por su muerte, la cual le suma a sus libros un aura de misterio al igual que autores como Heraud, Juan Ojeda o María Emilia Cornejo, por mencionar algunos.

Sin embargo, el contenido de los libros de Juan, al menos en Un par de vueltas por la realidad siempre fue un referente para el público joven por el contenido del mismo. Los jóvenes sintieron quizá que este libro les decía algo que no les decían los demás y eso creó un fuerte lazo. Muchos jóvenes poetas peruanos han leído a Juan Ramírez Ruiz y lo han tomado como un referente por la consecuencia del autor ante su vida y su obra, además los mensajes de los manifiestos es tan fresco y desenfadado que cualquier joven de esta generación que lea Un par de vueltas por la realidad puede reconocer una voz fresca que parece estar hablándonos desde la actualidad, eso lo ha vuelto a Juan un autor vital en la poesía peruana y en un clásico, antes en pequeñas esferas, pero a partir de esta reedición esperamos que alcance y rompa las fronteras que su autor siempre anheló.

 

[Caretas]: ¿Qué crees que se logrará con esta reedición de Un par de vueltas por la realidad? ¿Por qué?

[ERW]: Creemos que reeditar Un par de vueltas por la realidad logrará que Juan vuelva al ruedo literario a través de lo que a él más le gustaba, la poesía y la palabra. Será realmente grato encontrar a Juan en todas las librerías de Lima y por fin podremos soñar que los futuros poetas puedan nutrirse de esa otra voz importante de Hora Zero, lo sacaremos del horrible anonimato en el cual estaba y romperemos esa idea de Underground que se le impuso a su autor a modo de cliché. El libro podrá ser nuevamente leído, discutido y aparecerán nuevos acercamientos a su obra que volverán hacer que su autor tome la importancia que jamás debió perder.

Juan, cuentan quienes lo conocieron, conversaba mucho con los jóvenes y creo que son los jóvenes los que deben ahora acercarse a este libro, todos los estudiantes de Literatura de este país y los que anhelan escribir y publicar o quienes les interesa la poesía y la buena literatura tendrán en sus manos un libro después de 46 años desde que vio la luz por primera vez.

 

[Caretas]: ¿Cuál es el tiraje de la edición?

[ERW]: Esta edición que termina siendo la primera, porque legalmente en el año en que se publica Un par de vueltas por la realidad fue una edición casi de autor a través de la editorial Hora Zero y que no contó con depósito legal o ISBN (International Standar Book Number), tendrá un tiraje de 1000 ejemplares que esperamos tenga la aceptación para poder aspirar a nuevos proyectos con el mismo autor.

 

20643854_10155616489584600_1193511991_n

Necesaria reedición de “Un par de vueltas por la realidad” de Juan Ramírez Ruiz.

 

[Caretas]: ¿Has tenido oportunidad de conversar sobre la reedición con otros compañeros escritores de JRR? ¿Qué opinan al respecto?

[ERW]: He conversado con el poeta Tulio Mora y está más que maravillado, me alentó a sacar el proyecto adelante y a seguir pese a las dificultades que surgieron en el camino, así también Maynor Freyre se ha mostrado sorprendido y el mismo Enrique Verástegui se ha alegrado muchísimo. Sin duda alguna, esta presentación será más que una presentación una verdadera celebración, celebraremos la vuelta de Un par de vueltas por la realidad pero será más que eso, celebraremos el triunfo lírico de Juan Ramírez Ruiz un poeta que nunca se fue, sino que siempre estuvo ahí.

 

[Caretas]: Tengo entendido que eres de la universidad Villarreal, al igual que JRR. ¿Crees que es, en parte, un acto simbólico esta edición? ¿Por qué?

[ERW]: Por supuesto que sí. Juan al igual que yo fue de la Villarreal y que aparezca el libro en la editorial Vivirsinenterarse, una editorial que sale de las mismas aulas de esta casa de estudios es algo gratificante y hermoso, pero a su vez y más que ello quiero señalar que esta publicación pone en evidencia a la escuela profesional de Literatura como una escuela joven pero con mucho trabajo formativo en sus estudiantes. Es, como te explicaba, un poco de suerte la que he tenido yo, igual me hubiera alegrado si Un par de vueltas por la realidad hubiera aparecido en otra editorial sea de San Marcos o de cualquier otra universidad, pero bueno, la suerte me cayó a mí y Juan se queda en casa.

 

[Caretas]: ¿Fue complicado, como editorial, la gestión de la reedición? ¿Hubo alguna resistencia por parte de alguien?

[ERW]: Fue más que complicado, yo vengo conversando con la familia que es la esposa de Juan y Manuel, el hijo desde el año 2007. Mis conversaciones con Manuel se hicieron muy frecuentes desde aquel entonces, al principio propuse un proyecto ambicioso como reeditar los tres libros y me topé con el problema con el que todo editor se topa: la plata.

Nunca encontré resistencia por la familia, ellos siempre se han mostrado contentos, halagados y hasta sorprendidos por mi terquedad, en esos 10 años que pasaron siento que la familia ha encontrado en mí una especie de persona de confianza y creo que el tiempo ha servido para que ellos vean el trabajo que hemos venido haciendo como editorial. Juan es el premio a estos 10 años en los que hemos sobrevivido en el mundo editorial.

 

(de izq. a der.) Juan Ramírez Ruiz, Jorge Pimentel y Enrique Verástegui. C. 1975

(de izq. a der.) Juan Ramírez Ruiz, Jorge Pimentel y Enrique Verástegui.
C. 1975

 

[Caretas]: Quedan otros dos libros suyos por reeditar, incluso uno tan o hasta más raro e inhallable: Vida perpetua. ¿Tienes pensado algún proyecto respecto a esos dos libros que completan la obra de JRR?

[ERW]: Sí, primero esperamos que los lectores acojan bien este primer libro de Juan Ramírez Ruiz. Poco a poco hay que ir familiarizando al nuevo lector de Juan y eso no será de la noche a la mañana, ello porque es probable que quien ya leyó a Juan no obtenga este libro, pero esta publicación no apunta necesariamente a ellos, sino al nuevo lector que a partir de esta publicación romperá la idea de que Juan es un autor inhallable o caleta como dicen los jóvenes.

Si todo va como lo esperamos por supuesto que habrán nuevas novedades y haremos lo que hicimos con este libro, trabajaremos, juntaremos dinero y sacaremos a la luz nuevamente a Juan. Sabemos de los otros dos libros de Juan, hemos conversado al respecto con la familia, pero yo al igual que ellos preferimos ir como dice Bielsa, partido a partido, aún no le hemos ganado a nadie.

 

[Caretas]: ¿Algo más que quisieras añadir que no haya sido contemplado en este cuestionario?

[ERW]: Solo agradecer por el espacio de tan importante revista y decirles a los lectores que este libro es el libro más caro que hemos hecho y lo hemos hecho así porque creemos que Juan se lo merece. En sus manos tendrán un libro de calidad por donde se le mire. Aunque trabajamos con librerías importantes de Lima también sentimos que podremos llegar más lejos si las librerías que cuentan con cadenas por distrito diversifican sus ofertas y nos dan una oportunidad con este libro para así llegar a ese nuevo lector, ya es momento que estas librerías no subestimen a las editoriales independientes de este país.

Deja un comentario