Por Niels Hav*

Traducciones por Gloria Galindo,

Heather Spears y Mario Pera

Crédito de la foto el autor

 

 

Soñemos con mariposas.

7 poemas de Niels Hav

 

 

En defensa de los poetas

 

¿Qué vamos a hacer con los poetas?

La vida es dura para ellos

lucen tan lamentables vestidos de negro

su piel azulada por tormentas internas.

 

La poesía es una enfermedad horrible

el infecto caminar sobre la queja

sus gritos contaminan la atmósfera como fugas

de estaciones de energía nuclear de la mente. Es tan psicótico.

La poesía es un tirano

mantiene a las personas despiertas por la noche y destruye los matrimonios

atrae a la gente a cabañas desoladas en pleno invierno

donde se sientan con dolor usando orejeras y pañuelos gruesos.

Imagina la tortura.

 

La poesía es una peste

peor que la gonorrea, una abominación terrible.

Pero piensa en los poetas, es difícil para ellos

se paciente con ellos.

Son histéricos como si esperaran gemelos

rechinan los dientes mientras duermen, comen suciedad

y hierba. Se quedan afuera en el aullante viento por horas

atormentados por metáforas asombrosas.

Todo día es un día sagrado para ellos.

 

Oh, por favor, ten piedad de los poetas

son sordos y ciegos

ayúdalos a cruzar el tráfico donde se tambalean

en sus desventajas invisibles

recordando todo tipo de cosas. De vez en cuando uno de ellos

se detiene

a escuchar una sirena distante.

Muestra consideración por ellos.

 

Los poetas son como niños locos

quienes han sido expulsados de sus hogares por su familia entera.

Reza por ellos

nacen infelices

sus madres han llorado por ellos

buscaron la ayuda de doctores y abogados, hasta que tuvieron

que desistir

por miedo a perder sus propias mentes.

Oh, llora por los poetas.

 

Nada puede salvarlos.

Infestados de poesía como leprosos ocultos

están encarcelados en su propio mundo de fantasía

un gueto repugnante lleno de demonios

y fantasmas vengativos.

 

Cuando en un día claro de verano, el sol brille intensamente,

veas a un pobre poeta

venir tambaleándose fuera de los bloques de departamentos, luciendo pálido

como un cadáver y desfigurado por las especulaciones

entonces camina y ayúdalo.

Átale los cordones de los zapatos, llévalo al parque

y ayúdalo a sentarse en un banco

en el sol. Cántale un poco

cómprale un helado y cuéntale una historia

porque él está muy triste.

Él está completamente arruinado por la poesía.

 

(traducido del inglés al español por Mario Pera)

 

 

 

Bravura

 

No es un pensamiento edificante

que dentro de algunas décadas nosotros

y toda esa época confusa

con sus presidentes retrasados,

argumentos desgastados,

presentadores de TV cursis, periodistas apáticos,

y el regocijante coral capitalomaníaco

¿nos abatiremos?               Para siempre.

Vamos a desaparecer.

Ellos van a desaparecer.

Yo voy a desaparecer.

Tú vas a desaparecer.

Todo va a desaparecer.

¡Hurra!

 

(traducido del inglés al español por Mario Pera)

 

 

 

Morir no es un beneficio marginal

 

La gente muere donde le conviene

en el tráfico, en la acera, en una guerra.

Las muertes espontáneas ocurren todo el día.

 

La mayoría de la gente prefiere, razonablemente,

morir en su tiempo libre, de esta manera

evitando cualquier pérdida de pago.

Quien se permite a sí mismo morir

de inmediato pierde

el derecho a las horas extras, el kilometraje

y viáticos (ahora cuando esto realmente sería

 

útil). Es costoso vivir,

pero morir es generalmente también

un mal negocio.

 

(traducido del danés al inglés por Heather Spears

y del inglés al español por Mario Pera)

 

 

 

Epigrama

 

Puedes pasar una vida entera

en compañía de las palabras

y nunca encontrar

la adecuada.

 

Tal como un pez miserable

envuelto en periódicos húngaros.

Por un lado, está muerto,

por el otro, no entiende

húngaro.

 

(traducido del inglés al español por Mario Pera)

 

El poeta Niels Hav

El poeta Niels Hav

 

Encontrar una lagartija en la oscuridad

 

Ajenos a la matanza,

dimos un paseo por los lagos.

Hablabas de Villalobos.

Yo observaba a un cuervo

picotear la mierda de un perro.

Cada uno en lo suyo envuelto

en una coraza de ignorancia

que protege nuestros prejuicios.

 

Los holistas creen que el aleteo de una mariposa

en el Himalaya, afecta el clima

en la Antártica, quizás sea cierto.

Pero allí por donde pasan los tanques,

y gotea carne y sangre de los árboles,

no hay consuelo.

 

Buscar la verdad es como encontrar una lagartija

en la oscuridad. Las uvas son de Sudáfrica,

el arroz de Pakistán, los dátiles de Irán.

Apoyamos la idea de las fronteras abiertas

para frutas y hortalizas,

pero a dondequiera que nos volvemos,

el culo sigue en la espalda.

 

Los muertos son enterrados en el periódico,

para que nos sentemos impasibles

en un banco al borde del paraíso

y soñemos con mariposas.

 

 

 

El desafío

 

Despertar por la noche con el cerebro lleno de locas

especulaciones no es tan raro,

la mayoría se encontrará con un monstruo. Unos

alivian con analgésicos el dolor,

sobrevivir a la pérdida o salvarse de una depresión.

Se sienten totalmente abandonados y solos

con los monstruos – así es.

El diablo anda al acecho como león rugiente

Otros se conforman con la droga que hay

en el libre mercado; el tabaco, el café, el alcohol,

orgías de comida o ascetismo. Otros consiguen desaparecer

en el trabajo o en alguna gran pasión.

Construimos pequeños imperios con la esperanza de que sirvan

de ancla al espíritu sin hogar, ese día

abandonamos el cuerpo y entramos a la eternidad.

Todos quieren dejar su huella –como agradecimiento,

porque se nos permitió poner los pies en la Tierra

y regocijarnos de su belleza; se nos permitió amar y odiar

en el ámbito normal de un cuerpo con domicilio habitual.

El desafío es descifrar las experiencias comunes;

el horror y la miseria que nos rodea pegados

en la ropa penetrando en el cuerpo.

Observar lo que pasa y si es posible

decir las cosas como son.

 

(traducción al español por Gloria Galindo)

 

 

 

Visita de mi padre

 

Mi fallecido padre me vino a visitar

y se sentó, de nuevo, en su silla, la que heredé.

Entonces, Niels, dice él

es bronceado y fuerte, su cabello brilla como laca negra.

Una vez movió las lápidas de otras personas alrededor

usando una barra de acero y una carretilla, lo ayudé.

Ahora ha movido su propia lápida

por sí mismo. ¿Cómo te va?, me dice.

Le cuento todo,

mis planes, todos mis intentos fallidos.

En mi tablero de anuncios cuelgan diecisiete facturas.

Tíralas,

me dice, vendrán de nuevo.

Ríe.

Por muchos años fui duro conmigo mismo,

dice, me quedaba despierto en la cama pensando

cómo convertirme en una persona decente.

Eso es importante.

 

Le ofrecí un cigarrillo,

pero dejó de fumar ahora.

Afuera, el sol incendia los techos y las chimeneas,

los hombres de la basura hacen ruido y se gritan el uno al otro

en la calle. Mi padre se levanta,

se acerca a la ventana y los mira.

Están ocupados, dice, eso es bueno.

¡Haz algo!

 

(traducido del inglés al español por Mario Pera)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.