Por: Manuel Rico

Crédito de la foto: Izq. Ed. La Oficina

Der. www.es.revistarusa.net

 

 

Sobre Madrid, línea circular (2013),

de Martín Rodríguez-Gaona

 

 

Madrid a principios del siglo XXI: atrapar su esenciacambiante. Martín Rodríguez-Gaona (Lima, 1969), poeta con cinco libros publicados, traductor de Giorno y de Ashbery y heterodoxo analista de la poesía última a la luz de la presencia de las redes sociales, ha escrito un libro caleidoscopio, con afán de totalidad y vocación cívica. El título, Madrid línea circular, es metáfora de un viaje por las distintas galerías de una ciudad que es, a la vez, el mundo global: desde la Malasaña del botellón y los amaneceres sórdidos hasta los pasadizos del metro de la plaza de Castilla o la serenidad extraña del zoo o de un Retiro de viejos paseantes: “Me pregunto cuál será la imagen / definitiva para resumir esta ciudad”.

 

9788494007880

 

Rodríguez-Gaona escribe con un lenguaje irónico en el que se mezclan realismo con referentes culturales y juegos verbales próximos a la vanguardia. También ensaya el poema en prosa. Y lo hace incorporando al texto los fragmentos que identifican hoy una urbe: lemas publicitarios, la música, los hipermercados, las lacras sociales y las ensoñaciones, la memoria histórica y cultural o la sombra de la inmigración. Es la ciudad en movimiento: fuente de incertidumbres, de pasajera felicidad, de contradicciones, de certezas  y dudas. Para el poeta, Madrid hace tiempo que dejó de ser la ciudad “de más de un millón de cadáveres” de Dámaso Alonso, o la del “tiempo de silencio” de Martín Santos,  pero no ha perdido su condición de territorio con grietas y agujeros negros, de soledad acompañada y de crisis amorosas, existenciales y socioeconómicas. Rodríguez-Gaona  ha escrito un libro extraño. Ha arriesgado y lo ha hecho con solvencia, lo que no es poco. No olvidemos que se trata de uno de los poquísimos intentos de poetizar el aliento colectivo de la ciudad adentrándose en la crisis.

 

Deja un comentario