Si bien nadie es dueño de la verdad, nosotros pretenderemos estar lo más cerca posible. Lograrlo no es nada fácil. Por ello, decidimos intentar unir al mejor equipo de columnistas y colaboradores los cuales, destacando en sus distintas especialidades del arte, aportan sus opiniones, reseñas y críticas siempre necesarias para promover un espacio de debate cultural en el ámbito hispanoamericano y, a su vez, mundial.

A su vez, Vallejo & Co. trabaja para convertirse en un punto de encuentro para las poéticas y las diversas corrientes literarias y artísticas, así como de apoyo para los diferentes esfuerzos creativos.

Por supuesto, para la reproducción de todos los textos e imágenes mostrados en nuestra web, contamos con la autorización de sus autores o de los editores. No obstante, Vallejo & Co. respeta la legislación peruana vigente sobre los derechos de autor. La que ordena y reconoce, en el art.° 69 de la Ley N° 13714, textualmente lo siguiente: «Pueden ser reproducidos y difundidos breves fragmentos de obras literarias, científicas y artísticas, y aún la obra entera, si su breve extensión y naturaleza lo justifican; siempre que la reproducción se haga con fines culturales y no comerciales, y que ella no entrañe competencia desleal para el autor en cuanto al aprovechamiento pecuniario de la obra, debiéndose indicarse, en todo caso, el nombre del autor, el título de la obra y la fuente de donde se hubieren tomado».

¿Quién nos apoya? Como es fácil entender, no contamos con ningún tipo de soporte económico, ni estatal ni privado. Por lástima, la cultura y el arte -no es novedad- no son prioridad. Sin embargo, tenemos la sólida convicción de que quizás es mejor que sea así en pro de la independencia que este tipo de propuesta requiere.

No podemos negar; no obstante, que contamos con el amparo de otras entidades incluso más propicias. La diosa poesía, por supuesto. La ilusión del saber que no tenemos nada y a la Nada volveremos.  La libertad del no tener apoyos y compromisos con terceros. La intención de difundir el arte. Y, finalmente, la inquietud de nuestros colaboradores sin quienes, con su generosa e imprescindible participación, este proyecto en total austeridad no sería posible.

Esperamos cumplir con las expectativas.