Por Gema Palacios*

Crédito de la foto la autora

 

 

Mientras los dientes crujen.

5 poemas de Gema Palacios

 

 

Travesía

 

Me iré

un puñado de tierra entre los labios

 

huir

pero no sin memoria

el desierto bajo el paladar

mientras los dientes crujen trituran

 

lo vivido

……………lo deshilachado

 

grano a grano el miedo

se hace astillas

 

volar

pero hacerlo a ras de suelo

cerca muy cerca la cara en el barro

ese mismo barro que será alimento cuando

ya no tenga dónde

decir    casa     sendero

hermana

……………abrazo

 

el nuevo hogar no sabe del ruido

bullicio del tiempo

sobre las mejillas rotas

de la infancia

 

el nuevo hogar se pronuncia

de forma diferente

porque huele diferente

 

está escrito en un idioma que reconozco

como propio y sin embargo

adivino extranjero

 

nada quedará de mí salvo esta tierra

que mastiqué a solas y permanece dentro

apenas un puñado de arena

habitándome

 

allí donde las raíces

encuentran su paisaje

las bocas tiemblan al memorizar

este refugio yermo

que no agita su sangre

cuando aman.

 

 

DEDOS COMO SI SOBRE el tronco de un árbol

En círculos casi ramas

……………levemente agujereando

Cuerpo cábala corteza signo de la edad

Trueno hace lo suave

 

Del idioma táctil filigrana

Quién con las mejillas sobre el mundo

Un olor a piano antiguo y en el centro

……………Excavados en madera

……………la curva precisa de los nombres.

 

Mujer o árbol

Insisten las pupilas del invierno

 

……………Si eligiera una palabra para llamarte

…………………….………sería   alethéia.

 

La poeta Gema Palacios, leyendo.

 

DE LA CARICIA SÓLO TOMARÉ su filamento

 

párpado que en el límite ensaya la dulzura

 

Tu pecho era crujido tu pecho era horma tibia

 

cosmos para una piel deshilvanada

 

 

No hay trazo preciso: somos partituras

 

suspendidas en el aire.

 

 

Alguien vendrá de lejos

 

Nos soplará dentro de la boca

 

Nos hará hijos de reyes o de dioses.

 

(poemas inéditos)

 

 

 

NO DESEO LA ESCRITURA ahora

la dejo fluir

como quien planta un fruto

y lo observa crecer

 

en silencio

 

Avanzo lento muy lento

no tengo prisa por llegar a la otra orilla

despacio con la fe del caracol

que vive y es casa de sí mismo.

 

Escucho de tus labios

la blanda arquitectura la costra

que se cierra el mapa lo anhelado

 

dibuja en este hueco

una balsa     ancla para el aire

un barco que no se hunda

por su propio peso

 

sé tú ese cuerpo paciente

pasaporte y promesa

lumbre

-no digo luz digo lumbre-

 

brillo constante

tentativa de hogar.

 

 

COMO UN ÁNGEL deslavazado y tenue

fundes tu cuerpo de arado mezclas

la textura de lo que añoras: vida

a cielo abierto vida entera

 

Agradezco el tiempo de la respiración

este inclinar mi cuerpo

como se abraza una encina

-a manos llenas-

 

Volvemos a decirnos con

la perplejidad del animal

que irrumpe en la lectura

le gana la carrera al pensamiento

 

Hablo de nuevo de la fragilidad

de los párpados y esa curva

de trazado hiriente cuando

los ojos tienen sed pero no

son del todo escuchados

 

extraño un eco extraño

la sed y su dibujo en el aire

un golpe suave percutido

 

la huella en el cristal

que en el vaho de la noche

nos mece y acaricia hasta la aurora.

 

(de Lumbres)

 

 

 

 

 

*(Zaragoza-España, 1992). Poeta. Licenciada en Estudios Hispánicos por la Universidad Autónoma de Madrid (España) y máster en Estudios Literarios por la Universidad Complutense (España). En la actualidad, pertenece a la asociación feminista de mujeres poetas Genialogías, y se desempeña como investigadora en el departamento de Teoría e Historia del Arte de la Universidad Autónoma de Madrid, donde realiza una tesis doctoral en estudios comparados de arte y literatura, a la vez, escribe reseñas para las revistas Diablos Azules de InfoLibre, Oculta Lit. y Liberoamérica. Ha obtenido el Premio accésit del XVIII Concurso de Poesía de la Universidad Autónoma de Madrid (2018), por Simiente, y el IV Premio Javier Lostalé de Poesía Joven (2019) por Lumbres.  Ha publicado en poesía Morada y Plata (2013), Compañeros del crimen (2014), Treinta y seis mujeres (2016), así como el libro-objeto Hypnerotomaquia (2017) y Lumbres (2019). Parte de su poesía aparece en las antologías Nacer en otro tiempo (2016), Odisea poética (2016) y Poéticas del caos (2019).

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.