Texto por Yulino Dávila*

Poemas por Laia López**

Crédito de las fotos Ed. Tigres de Papel

 

 

La emergencia al filo de lo necesario

 

 

La poética de Laia López Manrique es la de un funámbulo que atraviesa el parque de la vida. Cuando López Manrique piensa la poesía nos ilustra la parte abisal del siguiente paso en la incertidumbre, o más bien, lo que el hecho del existir nos depara. Bocetea la ceguera que nos impulsa a seguir estando y esa cierta fragilidad del avanzar, no se sabe bien a ciencia cierta hacia dónde, ni para qué, pero que se hace. Pero esta forma de proceder que tiene Laia para mostrarnos su punto de vista está bien empacada en el lenguaje, con estructuras que atraviesan lo cotidiano con el filo de un estilete personal y que traduce la realidad cruda con interrogantes más bien ajenos a lo cotidiano, y por ahí está el peso de su poesía. Nunca complaciente, se acerca por las cosquillas de lo que subvierte y nos conmina a hurgar la parte turbia de la simpleza hasta hacer que la oscuridad tenga otro nombre, bien iluminada desde una humanidad desamparada, pero que es tan nuestra como el pan de cada día.

La poesía como tensión reflexiva y lenguaje con las antenas limpias y temperadas: Desbordamientos. ¡Ya están advertidos! / Leamos:

 

La poeta Laia López en lectura.

La poeta Laia López en lectura.

Fragmento de Desbordamientos (2015),

de Laia López Manrique*

 

 

“Su boca está entreabierta pero no pronuncia”

Marguerite Duras, Destruir, dice

“Si está loca, le será posible divertirse sola”

Unica Zürn, El hombre jazmín

 

 

 

Avant-propos

 

 

El texto está vacío porque la vida está vacía

 

El poema ya no es el poema. Es una inmensa mancha de la que caen, desplazadas a los lados, las palabras de la última crecida.

 

Cuánta oscuridad te ha tragado

Ahora eres un interludio   una ronda apócrifa

Escribías para no matarte

Escribirías para no matarte

Escribirás para acuciar para acuchillar para hervir   deslindada  y distante    para aullar   loba    para salir   enferma   para refundar

 

No hay poema. No habrá poema. El poema será una habitación cuadrangular. Porción roja de médula caliente. Inter. Interregno. Entre. Entrelínea. No hay poema. No habrá poema. El poema será una sonda. El poema será un recodo. Un resto. El poema no será, el poema no, el poema no será.

 

La última crecida se llevó los cantos

La vida está vacía. El texto está vacío. La vida está vacía. El texto. La vida. Recogida. Placer.  Meridiano insalubre

El vacío es un sistema de locuciones posibles

Y aquí empieza

 

 

 

 

 

PARTE UNO

PRO-CESO / PRO-NOMBRE

 

 

(i)

 

su boca está entreabierta pero no pronuncia

 

su boca (abreviada)  pirámide chocante

 

el yeso arpegia                                      la boca del poema

 

 

extremidad

 

 

abandono

 

 

 

 

 

¿CÓMO VOLVER A decir

sin agregar?

 

decir

 

romper el molde

virar la escalera

 

 

multiplicar

las ramas

 

 

P Laia L M Desbordamientos

 

 

SU BOCA LA DE ELLA ya no va a cantar (…) ella va a ser donde el poema marco y gluten denostado abierto

su boca la de ella circula con ansia aprisionando los labios contra sí contra su boca la de ella que podría deshacerse en soma y dédalo si apenas entrara en contacto con su boca la de ella  

 

el poema no escrito

 

 

el deseo

 

en

 

orden

 

 

 

 

 

POEMA HELIO    TÍMPANO    crujido aspirado

 

el poema tuvo un cuerpo y en él su boca la de ella (dijo si ingiero este aire y no vuelvo a soltarlo)

 

figuración

sospecha

 

poema báculo

 

atascamiento

 

 

 

 

 

EL SILENCIO NO ES                  lo llena todo

 

tumefacción:

libera a la que salió de ti como una criatura en apósito

 

 

puede acontecer la lengua aparecida en la boca

ella la arrastra ella la que ya no referencia más que el vacío

 

 

reducida a una boca en salto hacia lo mismo

 

identidad

para esculpir

de nuevo

 

 

 

 

 

ÓSCULO MACIZO

la boca queda adherida

 

la carne del poema podría ser cualquier carne

 

un poema no crece en la poesía

se traza con las manos

 

el brote   el rozamiento  el limen    las escamas de ella contra ella  

ambas y la triple consonancia

 

ósculo macizo

perseguido

eufónico

 

(repetir es empezar a cantar pero su boca la de ella ya no iba a cantar (acariciar otra boca otra encubierta semejanza))

 

el poema

hace el ósculo

 

 

La poeta Laia López

La poeta Laia López

 

 

“HAS ESPARCIDO palabras

y las palabras no existen”

: la acusan

 

mientras su boca la de ella  busca reunir extraer sus desalojos

 

enjuaga a la otra a la hermana con la boca

la venera

la condena

le habla

sin propósito

 

decir

 

era otra la interrogada en el poema      una hebra de ella recostada a lo lejos

 

el poema insiste

como una presencia

fantasmal invocación

 

 

 

 

 

EL POEMA irrumpe

 

ella había llamado al poema “violencia”

 

larva contenciosa las huestes de ella resueltas al margen

 

 

decir

 

 

“has esparcido palabras”

estampida      falaz  imposición

 

d e s b o r d a m i e n t o

 

 

el deseo en orden no es el deseo

es el poema

 

el poema irrumpe

 

la boca adherida masculla

larva contenciosa la boca llaga la resina de ella

anterior

movediza

otra

 

 

 

 

 

*(Perú, 1952). Estudió Psicología Social en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y se inició en la poesía a finales de los años 60. Miembro histórico del Movimiento Hora Zero. Viajó a Europa en 1977. Colaboró con la Editorial Banda de Moebius durante su estancia en Madrid. Vive actualmente en Barcelona. Ejerció como lector de la Editorial Planeta y lo dejó por salud mental. Ha trabajado largo tiempo como bibliotecario del Instituto de Estudios Norteamericanos. Actualmente está abocado a tiempo completo en su labor poética y plástica, además colabora como crítico literario para diversos medios de información de España y Latinoamérica. Da clases de iniciación al arte culinario y tiene una exposición permanente en su Factoría√-1. Ha publicado en poesía El tratante (1995), Hebras de Malasaña (1998), Monasterio de palabras (2009), Fusión (2010), Tálamo y Escalpelo (2013), Sin ambages (2015), entre otros.

 

 

**(Barcelona-España, 1982). Estudió Filosofía y Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Barcelona (España). Es editora de la revista digital Kokoro. Ha publicado en poesía Deriva (2012), La mujer cíclica (2014) y Desbordamientos (2015).

Deja un comentario