Por Américo Ferrari*

Selección por Mario Pera

Crédito de la foto www.elcholoayala.blogspot.com

 

 

La descomposición del verbo. 

7 poemas de Américo Ferrari 

 

 

Poesía intelectual

 

Se sacan versos

del intelecto

como gotitas de leche

del pene semierecto

la musa-araña

ya fecundada

duermen muy bien

 

 

 

Hombre poema

 

Este hombre es un poema

eso se ve

tiene cara de página

y si lo rascan o le escriben encima

no dice nada sino quizás a veces

da un crujidito como quien dice que le gusta

y se derrama bonachón en líricos silencios

para eso está el hada página

para absorber silencios

 

nació algo esquinado el hombre

y en sus malos momentos

lo único que sabe decir

si le pedimos una oda sonora

es

cállate idiota

sal de mi página

y no vuelvas más

 

959216781

 

César Moro

 

César

rey moro

morador de la luz signado

por un signo de luz negra en la frente

mientras bajabas a vivir

buzo aéreo

en las moradas invivibles del amor –

en el éxtasis

en la gracia de amor que hay en el ángel

y en la fuerza de amor que hay en el pájaro

y el alma nuestra volando hacia tal fin

a mor o

morir

a

vida

muerte:

rey moro demorado en el templo del fuego

que preñó a la noche

amante

tuya: el desierto

nocturno por donde anduvimos

errando

a veces por las calles subterráneas

de Lima a orillas

de un mar distante distinto

que llevabas metido en tus ojos de vidente

ciego

rehén de la sombra

creador de la luz que traías

contigo

en una botella llena

de plumas de pájaros que al moverse

entre tus manos

creaban el color de todos los colores

de la vida y el

sincolor de la muerte

esperadora con la que luchaste dura

lucha y ella creyó vencerte y la venciste

emperador esperador de la muerte

vencida en la inminencia en

la eminencia del poema

donde naciste fuiste y eres y

seguirás siendo

tú: rey

tú: César

Moro demorado en

el éxtasis que está

siempre más allá de todo

lo que está

ahí –

César imperante

imperador de la luz nocturna

que rodea en su halo a

la tortuga divina y cretina

que fuiste tú que fue la otra

que fuiste tú y que fuimos

también nosotros – todos

los otros

en torno a ti:

emperador de la sombra

esperador

de la luz que

tú abriste en el poema que fuiste

que es

y será

siempre

irradiante

en nosotros y en los otros

y todos los que en tu verso y su reverso

somos

aún

 

982376465

 

Traductor pisoteado

 

El poeta traduce

al pie de la letra

el poema oscuro

y no se entiende nada

en esa traducción

y qué se va a hacer

cuando el pìe de la letra

pisado

pisotea al poeta

traductor

 

 

 

Arte poética

 

Que ya no doy gusanos sino breves

César Vallejo

 

Los versos son vermes reptantes

que nacen

de la

descomposición del verbo

reptar

o su reverso:

se tuercen se

retuercen

duran reptando

en el papel

hasta que un día

el pie de un poeta

o de cualquier sotreta

los aplasta

y lo que queda entonces

es la silueta

de unos gusanos breves

en el papel.

 

casa_nadies_250

 

Mundo des cabezado, cabeza desmundada

 

De pronto

demasiado pronto

el mundo se nos borra

de la cabeza

y lo que queda es

sólo un inmundo

querer persistir

en el mundo

borrado

que ya no está

ni en la cabeza

ni fuera de ella

 

 

 

Esperando nada

 

Es como como cuando uno se queda

en espera de algo

de una cosa

que pase

y después nada pasa

y uno se desespera en la sombra

de esa espera

y espera

aún

 

 

 

 

 

*(Lima-Perú, 1929 – Ginebra-Suiza, 2016). Poeta, traductor y ensayista. Gran estudioso y traductor de la obra poética de César Vallejo. Son reconocidas sus traducciones de la poesía de Georg Trakl y Novalis. Entre 1950 y 1951 se desempeñó como traductor de France Press en Lima, así como entre 1956 y 1959 de ANSA (Agenzia Nazionale Stampa) para la capital peruana. Fue, además, profesor de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú), del Institut Hispanique de l’Université de Paris-Sorbonne (Francia) y de l’Ecole de Traduction et d’Interprétation de l’Université de Genève (Suiza). Publico en ensayo César Vallejo (en colaboración con Georgette Vallejo, 1967), Los sonidos del silencio. Poetas peruanos del siglo XX (1990) y El bosque y sus caminos. Estudios sobre poesía y poética hispanoamericanas (1993); y en poesía El silencio de las palabras (1972), Espejo de la ausencia y la presencia, Cuadernos de María Isabel (1972), Las metamorfosis de la evidencia (1974), Tierra desterrada (1980), La fiesta de los locos (1982), Para esto hay que desnudar a la doncella (1998) y Casa de Nadies (2000).

Deja un comentario