Estos poemas han sido seleccionados a modo de homenaje al poeta Kelver Ax, quien falleció hace pocos días en la ciudad ecuatoriana de Loja. Nos deja su obra pictórica y poética, y el recuerdo de su amistad.

 

Por: Kelver Ax

Crédito de la foto: Izq. Ed. Cascahuesos

Der. www.centroculturalbarcodepapel.org

 

 

In memoriam.

7 poemas de Pop-up (2014),

de Kelver Ax

 

 

a sus 5 años ◊ mi madre bautizó un ternero del abuelo con

mi nombre ◊ después de adornarlo con sus amigas ◊ lo llevaron

al parque ◊ a la escuela ◊ al estadio ◊ a la iglesia ◊ todo

porque presentía mi nacimiento ◊ me llamaría kelver ◊

y golpearía la piedra para reconstruirla ◊

mi padre ◊ también niño ◊ refutó por mi nombre ◊ así se llaman

los reptiles dijo ◊ llorando mi madre sacó de su petaquita

algunas fotos deterioradas donde sus ancestros aparecían

dispersos y distraídos ◊ todos como reptiles ◊

 

mis padres decidieron que mi nombre sería noche es decir

kleber ◊ y no kelver porque el sentido de los padres está en

contradecir a sus hijos ◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊◊

 

 

 

la poesía me lleva en su taxi

o mejor dicho

la policía me lleva en su auto

 

escribir es algo así como morir

(les digo)

escribir es algo así como ofender

(responden)

 

 

qué es sexo

sino dos cuerpos tirados

 

el uno sobre el otro

 

 

tengo más huesos de los que me pertenecen

 

estoy tan viejo como si llevara algunos ancianos dentro

no puedo sentarme junto a nadie porque cuando levanto

mi brazo

en realidad levanto el brazo del otro

y si camino

camina el otro

y si pienso

piensa el otro a través de mí

 

el que suelte una roca dentro de cualquier cabeza

matará a dios que asilado en tiendas de campaña

destruye muñecos vudú llenándolos con barro

 

 

es como si decretaran

que perderse en uno mismo está prohibido

 

 

que alguien detenga el deshielo de mi cabeza

 

 

siento miedo a colgar la pluma

////ese cuaderno mal escrito que es la vida////

 

 

pueda que el sol

llegue a mi ventana convertido en colibrí

pero muere como todos:

hediondo y sin orgullo

 gfg

 

miles de generaciones restauradas en esta piel

 

en mi cama hay más que un hombre dormido

son miles de hombres dormidos

en la extensa noche que es el tiempo

(qué hace tan alto el cielo◊)

(por qué la tierra gira como un niño hiperactivo◊)

 

estoy en la mitad del tiempo

tiran de mis brazos pasado y pasado

de romperse

se derramarán mis ancestros

 

 

breve

así comprendí la vida a la edad de 5 años al ver

sacrificado

el pollo blanco que semanas atrás

me regaló mi madre

 

mi primer amigo

dormía descuartizado en los platos servidos a mi padre y

hermanos

yo simulaba tener hambre

y contenía el llanto con tal de tomar en mis manos

al querido Mike

verlo quieto

dormido entre mis piernas

y no sobre un nido de arroz

tendido como un monumento derribado

conteniendo su historia

ante un orgullo transparente corriéndose por el concreto

 

mi estómago es un cementerio de pollos desprovistos de

su esqueleto

 

 

 

[%]

 

el que vive en mí no realizará su sueño

 

que se joda

a mí me da la gana de ser poeta

y no le voy a permitir ser doctor

ni profesor

ni astronauta

 

amo

lo que no soy

porque en ello radica mi riqueza

 

t1_1441767264

Kelver Ax, poeta, en su faceta de pintor. En la foto con polo negro, al medio.

 

[◊ ]

 

el suelo está lleno de polvo

colillas

y basura

el suelo

(dígase memoria)

 

ya no tengo qué escribir

 

(lo peor)

lo que hice no alcanza para monumentos

ni homenajes

ni una calle con mi nombre

ni siquiera una nota de prensa

o una lápida decente

nada!!

 

quise ser poeta algún día

pero dije no por si acaso

 

 

 

P(r)O(b)(l)EMA

 

uno también se harta de escribir

y desordenar al mundo a como se le

antoje

todo nos percude

el estrés amarga saliva y escritura

y ya no quieres

hablar mal de las chicas

porque siempre hablamos mal

aunque no lo parezca

 

a un poeta

no lo satisface una ni varias mujeres

sin embargo

el consuelo de sus piernas

sirve

sirve tanto que un amigo

ya no escribe

y me apena

porque era bueno

—ella dirá lo mismo—

 

pero

prefieren que seamos buenos en sus

camas o en hoteles económicos

y no en poemas publicados en revistas con urticaria

por eso toda novia de poeta

regala libros sospechosamente erróneos

adornos fútiles

boinas de barbero
pero nunca cuadernos ni esferos
a lo mucho agendas en donde caben las fechas sin
importancia

las mujeres odian a los poetas
y yo las amo a través de su odio

Una Respuesta

  1. Valdemar Ayala Gándara

    Una pena apenas conocer la obra de un joven poeta talentoso, sabiendo que ya ha fallecido. Muchas gracias por divulgar algo de su legado.

    Responder

Deja un comentario