Vallejo & Co. publica, en exclusiva, un fragmento de Vide cor tuum (2017), reciente poemario de Juan de la Fuente Umetsu ilustrado con pinturas de la artista plástica Ale Wendorff. Vide cor tuum se presenta mañana miércoles 2 de agosto en la sala Abraham Valdelomar de la FIL a las 5:00 pm. Con los comentarios de Roger Santiváñez y Florentino Díaz.

 

Por Juan de la Fuente Umetsu*

Crédito de la foto Ed. Perro de ambiente

 

20561702_10211039601920021_479832873_n

 

Fragmento de Vide cor tuum (2017),

de Juan de la Fuente

 

 

Creo que a veces la flor se sale de la flor

Y el fuego del fuego

a veces fuego y flor se abrazan separados

La vida es este poema

Que intenta quedarse

Pero se va siempre cuando regresa

La palabra vuelve a hablarnos

Nos llama y su llamarada nos reúne

Me reúne finalmente con los míos

Si tienes una hija un hijo

Esconde el golpe sonríe

Y dile al enemigo que la muerte se acaba

Otras flores han nacido

Para crecer en ti

En el fuego

Fundemos el regreso el renacer

Funda un imperio en ti

En el fuego en el aire en el agua

La tierra nos camina

Se hunde el cielo

El dios canta

Dicen que es mucho lo que sabe de nosotros

Y poco lo que sabe de sí mismo

Se abren las compuertas:

Un caballo es arrojado contra el camino

¡Cuidado! Últimamente todos hablan mucho de sí mismos

Yo escucho ¿no será que solo

Me escucho a mí mismo?

El mundo mira de reojo a la noche

A la noche le crecen puertas y ventanas

Y también escapa

La luna cae sobre el cielo

Hasta extraviarse entre las aves

Solo una mirada imprevista nos salva de caer al sol

Hay un tigre

Míralo: esconde sus armas

Te observa dócilmente pero ya eres suyo

Otra vez la eternidad nos toca

Fugaz intermitente

Entre tú y yo hay pueblos que se alejan

Permanecemos al borde del fuego

Como sí quisiéramos entrar como si quisiéramos huir

Solo la flor cabe en la flor nunca más en tu mirada

Nos perdemos ahora en una ola infinita

Que se acaba

A pesar de ti

Absuélvete de todo condénate a quedarte

Aléjate mientras el mundo se queda

Entra en ti mismo y despídete

Despídete mientras contestas

La más difícil de las preguntas:

“Bien es solo una palabra fácil de decir”

Contéstale a la noche

Sin propósito de enmienda

Noche sola encerrada en su luz

Alguien habla a lo lejos y al hablar nos aleja

Los muros de mi casa sudan una rara mezcla de cocina y danza

Corremos por los campos para quedarnos poco a poco en el trayecto

Nos dejamos ir para reencontrarnos con lo que se fue

Y aquello de lo que huimos

Se transformó en abrazo

Un abrazo abierto como una plaza

Por la que caminamos

Lejos de nosotros

Descubro el salto de una bailarina sobre las miradas

Los pasos y los puentes

Siento lo que ella ya no siente

El latido de las olas en su corazón y el mío

Su primer paso

Sobre la tierra

Atravesada de luces o puentes

En ella todos los tiempos caen

A un mismo tiempo

La sabiduría es otra lluvia

Muchas veces lluvia

Muchas veces lodo

Por llegar a la casa correcta

Te quedaste camino del mar

Le dijiste algo a alguien que murió sin la muerte

Tu belleza —le dijiste— es tu lado más feo

No mires dos veces

El mismo espejo

El mismo cuerpo

Entra en la flor y arde

Recuerda esa mirada sobre todo lo invisible

Ese momento en que tus hijos se abrazan

Y tú sabes en secreto

Que te están abrazando a ti

La levedad tiene más peso que la historia

Y los lugares comunes más poder

Que las frases elaboradas

Llega el momento de la restitución

Hay objetos máquinas hiriendo la última noche y el sueño primordial

No hemos nacido ni muerto

Adviene la noche pero tú ya no nunca más nosotros

 

 

 

 

*(Lima-Perú). Poeta, escritor y periodista. Estudió Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde siguió además la carrera de Literatura. Tiene estudios de posgrado en Comunicación Corporativa y Comunicación Digital. Ha ganado el Concurso de la Municipalidad de Lima (1981), el Concurso Manuel González Prada (1985) y el Concurso El Poeta Joven del Perú (1985). Tiene más de treinta años de experiencia en periodismo, veinte de los cuales ha dedicado al periodismo corporativo. Fue editor de La Revista Cultural del diario El Peruano y de la revista cultural Fin de Siglo; además de trabajar y colaborar en diversos medios escritos como el diario Gestión y el diario El Comercio. Ha publicado en poesía Declaración de Ausencia (1999), Las barcas que se despiden del sol (2008), La belleza no es un lugar (2010) y Puentes para atravesar la noche (2016).

Deja un comentario