«La poesía es un término huérfano que está siendo modernizado

para una nueva generación». Entrevista a Kenneth Goldsmith

 

 

Fuente: Poetry Foundation

Por: Maurizio Medo y Karen Villeda

Kenneth Goldsmith es un importante escritor norteamericano. Fundó UbuWeb en 1996. Ha publicado diez libros de poesía como Fidget (2000), Soliloquy (2001) y Day (2003). En 2013, fue nombrado Primer Poeta Laureado por el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York. Maurizio Medo y Karen Villeda conversaron con él acerca de UbuWeb, su visión de la poesía y su singular obra.

 

 

¿Qué es lo que consideras que distingue tu escritura del resto?

Mis escritos son idénticos a otros que ya existen. Lo único que he hecho es reivindicarlos como míos. Así que, con ese simple gesto, los escritos se convierten en otros completamente diferentes a los originales.

 

¿Cuál es la razón de ser de Ubuweb? ¿Crees que podríamos hablar de una forma de vanguardia?

La idea de utilizar el término vanguardia vino a mí a mediados de los años 90. En ese momento, ustedes no hubieran sido capaces de utilizar el término vanguardia debido a la historia patriarcal y opresiva de ese término. Pero a mediados de los años 90, nosotros ya habíamos terminado con ese periodo y el término -uno muy potente- se quedó huérfano, listo para ser reutilizado y tergiversado ​​como la forma de la palabra «queer» por la comunidad gay.

UbuWeb es una vanguardia incorrecta e impura: es la vanguardia de la manera que siempre había soñado que sería en lugar de la forma en que había sido. Esto es en lo que UbuWeb se convirtió.

 

Algunas personas consideran Ubuweb como el Wikileaks de ese tipo de vanguardia.

Eso es ridículo. Wikileaks derriba gobiernos y fomenta la democracia. Se pierden vidas a causa de Wikileaks. UbuWeb, por el contrario, distribuye ilegalmente películas de vanguardia. Es un insulto a Wikileaks y el trabajo militante que hacen compararlos con UbuWeb. Los dos proyectos de ninguna manera son comparables.

 

Tú animas a tus estudiantes a robar, plagiar, falsificar, compartir archivos, etc. Esta invitación ya la encontramos en Rimbaud, por ejemplo. Y, si nos detenemos ante el fenómeno de la escritura automática, podríamos encontrar una “licencia para el plagio”. ¿No crees que esa invitación que haces a tus estudiantes lo que hace, en el fondo, es desnudar a la tradición?

Mis estudiantes son muy buenos robando materiales preexistentes. Es sólo que nunca teorizan su robo, lo que resulta en acciones descuidadas. Los obligo a ser responsables de sus decisiones. En un momento en que los materiales culturales son abundantemente disponibles en nuestras redes, no hay marcha atrás. El Compartir y la apropiación continuarán, pero mi trabajo es hacerlos más inteligentes.

 

Dicen que el poeta chileno Nicanor Parra se niega a leer todo aquello que tenga “pretensión artística”. ¿No crees que la poesía debería librarse de ese peso? ¿Acaso la poesía no se está limitando justamente por esa pretensión y algunos de sus conceptos inherentes como originalidad, belleza o armonía? ¿Te has entrampado en esta pretensión?

Al igual que «queer» o «(vanguardia)avant-garde», la poesía es un término huérfano que está siendo modernizado para una nueva generación. A nadie le importa la poesía -¿por qué debería de importarles?-, así que es el momento perfecto para que los jóvenes creen obras que no se vean o se sienten como la “poesía”que alguna vez conocimos. En cambio, las legiones de jóvenes rascan en enormes cantidades de datos relacionados con código y basura de la web, los están poniendo en archivos PDF, los publican a petición y dicen que es poesía. Eso se parece más a código o basura de lo que se ve como «poesía.» Pero ellos lo llaman «poesía» y lo publican con editoriales de poesía; es recibido en el mundo de la poesía, por lo que debemos aceptar eso como la nueva poesía. Me parece que es muy emocionante.

 

En ese sentido, ¿crees que el “apropiacionismo” se constituye como una alternativa para eludir el peligro de esa pretensión?

Hoy, no hay nada más que apropiacionismo. Y toda escritura que ignore esta condición, es irrelevante.

 

Tus obras como Soliloquy, la cual contiene todo lo que dijiste durante una semana, o Fidget, que es la recopilación de tus movimientos en un período de 13 horas, son acercamientos a la corporeidad como un instrumento textual en sí. Eres el Primer Poeta Laureado por el Museo de Arte Moderno (MoMA). ¿Puedes platicarnos un poco más acerca del poeta como un artista contemporáneo?

Los jóvenes poetas de los que hablé anteriormente, que son los que rascan entre la información y juntan la chatarra infórmatica. Están publicando en Troll Thread y Gauss PDF. Están usando tácticas muy cercanas a sus homológos de artes visuales como los blogs The Jogging, K-Hole y Dis Magazine. Es una anti-estética, que está siendo impulsada por los bits y los bytes de la información que fluye a través de nuestras redes. Está muy diluido –a propósito- y tremendamente absurdo. El poeta de hoy es idéntico al poeta contemporáneo: utilizan las mismas herramientas, se encuentran en las mismas redes y están dialogando uno con el otro. La única diferencia es que uno llama lo que hace «arte visual» y el otro “poesía”.  Por lo demás, son completamente intercambiables.

 

Tu obra PrintingOutThe Internet es una pieza acerca de la magnitud que tiene la Internet en nuestras vidas. En varios círculos literarios hay una necia resistencia por entender este contexto que nos está transformando a cada instante. ¿Cuáles escritores contemporáneos consideras que están reflejando este impacto en sus obras?

Creo que el novelista Tao Lin es uno de los que mejor articula esta condición. Él escribe libros que están vacíos, cuyos personajes están a la deriva del teléfono móvil al Adderall–anfetamina-, del blog al Facebook. De esta manera, él ha capturado mucho lo que se siente estar vivo en este momento en el tiempo.

 

Sabemos que ya existe UbuMexico. ¿Hay algún proyecto de ampliación de UbuWeb para otros países de América Latina?

No hay UbuMexico todavía, lamentablemente. UbuWeb está hospedada en la ciudad de México, pero no se han tomado la molestía de constuirla todavía. No estoy familiarizado con los productos culturales de México, así que no la puedo de la manera que hice UbuWeb. Pero si México o cualquier otro país desea hacerlo, UbuWeb es expandible y ese gesto será muy bienvenido.

 

Soy un poeta estadounidense

Soy un poeta estadounidense, y como el resto de mis compatriotas, hablo sólo un idioma. Cuando me pidieron que escribiera para Harriet, el blog del Poetry Foundation, supuse que lo último que necesitaba Harriet (o para el caso el resto del mundo) era más sobre la cultura norteamericana (recuerdan la canción de The Clash “I’m So Bored with the U.S.A”?). Por lo tanto he decidido escribir este blog en español, idioma que nunca he escrito o hablado.

Lo más probable es que nadie entienda una sola palabra de lo que digo, ni siquiera si el español es su primera lengua. Así que estamos a mano: ambos estamos en la situación de no entendernos. Lo único que podemos hacer es escuchar cómo suenan las palabras en lugar de pensar en qué quieren decir. Y al hacerlo todos accedemos a una nueva relación con el lenguaje que nos permite volver a enmarcar lo mundano en el lenguaje de lo mundano.

Por muchos años he estado trabajando en aras de una situación como ésta en la que nos encontramos ahora: una en la que el lenguaje sea solamente formal y concreto. Como el lenguaje mismo, esta entrada en el blog a la vez tiene y no tiene sentido. Esta página está cargada de sonido que posa o aparenta ser lenguaje.
Podría continuar el resto de mis entradas en español, pero creo que han entendido el punto. Después de este tortuoso comienzo, pueden entender mejor lo que estoy tratando de hacer con mi trabajo: aproximarnos la situación utópica en la que nos encontramos ahora, una de buscada ignorancia.
(Tr. Mónica de la Torre)

Deja un comentario