Por Romina Freschi*

Crédito de la foto Paula G.

 

 

El manto hueco.

13 poemas de Romina Freschi

 

 

LA ZORRA Y LAS UVAS

 

-ES RELATIVO

– SI,… PODES DECIRLO ASÍ.

 

(de Redondel)

 

 

 

El Alumbramiento

 

Rebuzna la animal-hada en su reino, hinchada y canina de felicidad. Cornamentada, penetra la hinchazón de otras hadas. Ser animalesser pura alma.  La luz se funde con el hada, el enjambre comprende el alma de la orgía, chupa, come, coge, alma, ríe, la máquina-hada de la luciérnaga,  el motorcito centrífugo del orgasmol. El ánimo que recorre la sangre – Sí,,  las hadas son de carne- carne alada – recorre la sangre hasta  impregnar con “ge” respignada a la estrella animal. El estallido, está ya…Ah!!!…Las hadas que nunca serán traviesas pues son simplemente hadas, cornadas, conejas, deshojan sus vestidos, sus tejidos, desbordan los besos del vestido,  – A ver…

Dan la luz, de ella son madres…

 

(de Entrelazadas)

 

41IuEHEVMhL._SX313_BO1,204,203,200_

 

Un derrame de belleza anuncia ya tu soledad…      desviada en el ojo, la mirada espejhada de otro mundo se revuelve contra ti como una mareada marejhada infinita de espumas. Acida indiana y solidina, en tus huecos la queja rabiosa de mil dientes que has hincado quiébrase en medio del clamor, del ancestro amilado de voces, inmigrante insectado en ese, ya no tu ojo, en el lomo oleado, calcómano, fotónico y calidópico, el muerto estallar de tus tripas fluoresce invicto de toda virginidad.

 

(de El Cuadernillo lapislázuli de Stella Maris)

 

 

 

El entretejo de las cosas vueltas a poner.       Ssacadas.

La mudanza vuelve puras las cosas

y devuelve el recuerdo a su dueño, que nunca es el objeto.

Objeta el objeto el recuerdo. Objeta el sujeto.

Pero el sujeto… el perro

es el único que sufre.

Percibe el laberinto antes que yo y dice:

¿Cómo es posible?

El viaje por el espacio es un viaje por el tiempo

Pero en el paso del tiempo está la fuga

La casa nueva objeta el tiempo

Y las cosas de mi casa y mi tiempo se tornan joyas flotantes

Enigmas o amuletos, cifras mallarmeadas en finos materiales

Todas en un mismo instante nuevo, jugaz, impasse

 

(de El-pE-Yo)

 

La poeta Romina Freschi.

La poeta Romina Freschi. Crédito de la foto: Roberto Echavarren

 

todo es verdad  como en una película vida o muerte y vida o muerte todo es verdad

– ¡Estabas caminando por el pasto y eras otra vez bebé, Odisea 2001, eras bebé y yo te abrazaba dormido en el espacio!-

En algún punto del mal sueño lo tangible se desvanece el punto se dimensiona fantasma hacia su desaparición y las cosas siguen pasando detrás de los ojos como otra película en simultáneo para adentro se inyectan como si como sí fuese posible e imposible moebius espejo o cielo cóncavo detrás de las estrellas.

everything is true as in a movie life or death and life or death everything is true

-You were walking on the grass and you were again a baby, Space Odyssey, you were a baby and I was holding you asleep in space!-

At some point of evil dream the concrete vanishes the point measures ghost to its disappearance and things go on passing behind the eyes just like another movie simultaneously to the inside they inject as if as yes it was possible and impossible moebius concave mirror or sky behind the stars.

 

(de Caligráficas /Caligraphics, inédito)

 

22635304_10155844843790127_1432066954_n

 

ver cómo se escapa el agua entre las manos

una imagen común

un castillo de arena

es arena

puede ser lo que quieras

¿por qué no un castillo

de arena?

 

querer

llegar

al fondo

al final

y hacerlo todo de nuevo

el castillo más brillante

que sea de arena

y parezca de cristal

y que alguien me diga

es solamente arena

que miente como el cristal

tener cristal de la nada

y un castillo a la intemperie

precioso

brillante

gratis

 

(de Trafalgar, inédito)

 

 

 

pura palabrería ésa del amor

cereza boba

melindrosa diosa de las ascuas

sin cereal, el manto hueco

cientos de sonidos siento

un colibrí, sonante

y cierta cremación

dulce o acre

venenosa palabra elucubrada con lubricante

penetra el vínculo

asume la aparente violencia

el vértice, el moco, el hongo

la malicia infartante del musgo, mustio y quejumbroso

pasto, parto gigante

sueño del broderie

marte de incienso en llamas

pienso la materia del mortal preludio:

“yo te mentía, siempre”

 

(de Libro Có(s)mico)

 

La poeta Romina Freschi.

La poeta Romina Freschi. Crédito de la foto: Natalia Leiderman.

 

ruido de lata

sueño

delaciones

 

(de Marea de Aceite de Ballenas)

 

 

 

Como transmitiéndonos

mutuamente los sueños

así nuestras cabezas se reúnen

cuando dormimos juntas

nuestros cuerpos cuchichean

y se albergan, cómodos

como cuando éramos una

y el abrazo sucede

natural

un pequeño diálogo

en la oscuridad que temés

un poquito

y conmigo enfrentás

mejor

como si siguiéramos

siendo una en la noche

durmiendo en los colchones de Valizas

echadas así a la suerte

y a la aventura

sin nadie que interrumpa

la vía de nuestros cuerpos

ni en el sueño

ni en la delicada vigilia

que juntas tramamos.

 

(de Juntas (la barrera del sonido))

 

22662503_10155844842420127_919839260_o

 

Pájaro de lata

 

Un alud, el día,
violento y rápido
pero sostenido, duradero,
lento, detallista, incuestionable.

Se mete en un ataúd.
Angosta los pies
se hace pies
a plena luz del sol
unos pies de nieve.

Riega las plantas, florece
parece salir a pasear
en su atontamiento de hielo congelado
fracasa, se triza
parte de un pie.

Arrasa, y de vez en cuando
se traba
se queda ahí para siempre.

Vuelve a salir
y el frío
es mecánico como una máquina
produce calor de máquina
vuelo de ruiseñor extraviado
pájaro de lata.

 

(de Libro Có(s)mico)

 

 

 

Sinfines, sin azules

las grandes y las pequeñas

laceraciones al fin sedimentan

en puntadas imprecisas

escaras

cascarillas que se unen

a todo polen

y producen

alergias supuestamente soportables

sumergidas en supuestas alegrías

así de cotidiano

el olvido adormece

aquella sangre roja

coagula

y se hace polvo

en la luz del mediodía

fantasma a la hora

de la aurora.

 

Y aparecés

como un detalle breve

en la composición de un sueño

que aparenta

el rosicler de los primeros

roces tibios

reciclaren la luz

de la madrugada.

 

(de Eco del Parque)

 

22563588_10155844840575127_1414461814_o

 

Cuerda de Eva (fragmento)

 

mar filo de las olas báñeme despacito, encuentre su salida

expulse, lo que aquí se divide humano, tripartito, por favor!

algo más que padre, hijo y espíritu, chicos, compañeros, algo más

que padre, hijo y madre, edipo, algo más que eso o aquello, algo

para elegir, hay quienes eligen, los hay, aunque sea el lugar

donde morir, la invisibilidad esos eligen, siguen eligiendo

el hijo, la hija, la quijada partida, la costilla del ser, lo que cueste

 

debajo de la costilla crece la panza, se ve la diferencia y ahí nace

no el bebé sino la diferente, eva, duele, amor, me duele, no te vayas

aunque el dolor me transforme en una serpiente, amor, vos

que no tenés la panza hinchada bajo la costilla, vos, amor

no te vayas, aquí en el filo de vos estoy yo y bajo mi costilla

sale el hijo, elijo llamarte endemoniada a gritos, juan, adan, lilith,

domingo, descansemos al filo de la mar

 

(de Todas Cuerdas)

 

Electric warrior

 

A Marc Bolan, y a quienes solemos bailar

 

Te veo

a través de los eones

entre las otras pieles

marsupiales tornamos

en vuelo

ardillas

turbina suaviza la rampa

se desliza sola

hacia abajo

tanta fuerza para subir

es para bajar

no se puede abolir

apenas unos minutos al día

el sentido de la caída

dulce negro pasaje del final

en un amigo inesperado descansa

el descanso

todo lo que está en foco

es una distracción

no existe

es de polvo

ya murió hace años

como la luz de las estrellas

hace años

conversamos con ese muerto

que baila

desde el útero

hacia la tumba

el encuentro nos flota

vals interno

luz inequívoca

guerrero que clava

un arma en la arena

brillante arena

hogar que se desgrana

como el yo en cada vivencia

yo muere

a la vista de todos

los que me desconocen de cerca

es una constelación futura

el  nombre

empieza hoy

y no me puedo ver

espejo miente

espejo no existe

espejo persigue por el cielo de oriente

la libélula vaga que se interpone entre

yo y real

reflejo del cielo que protege

a diós

industria del sujeto

adiós

industria de la expresión

quiero cruzar el eón

viajar la soledad del alma

en la línea del cuerpo

que se pega a la tierra

horizonte de los cordones

que existen entre los cuerpos

destinados los cuerpos

a ser la tierra

el cielo ilumina sin mirarnos

y no es contradicción

es una multiplicidad

no hay diálogo, hay descubrimiento

no hay lenguaje, hay grito

ladrido

no hay oído

no hay otro

hay una inmensa bóveda

fúnebre caja

que resuena

yo clavado a un sujeto

no me reconozco

me vuelco

a la sucesión

de cuerpos que miran el cielo

y cuidan el fuego

que baila en el vientre.

 

(de El siglo de oro, inédito)

 

 

 

 

 

*Reside en Buenos Aires-Argentina. Se desempeña como docente de escritura y literatura en ámbitos universitarios y de creación. Fundó y dirigió la revista de poesía y crítica Plebella y en 2013 compiló ensayos, poemas e ilustraciones de la revista para la antología publicada por editorial Eudeba. Ha publicado en poesía Redondel (1998), Estremezcales (2000), El-pE-Yo (2003), Marea de Aceite de Ballenas (2012), Juntas (2014), Libro Có(s)mico (2015), Eco del Parque (2016), Todas Cuerdas (2017), entre otros.

Deja un comentario