Por July Solís

Selección de poemas por Mario Pera

Crédito de la foto (Izq.) el autor /

(Der.) Ed. Paracaídas

 

 

Diccionario elemental de los misterios cotidianos.

Sobre Diccionario elemental de la lengua de su autor (2017),

de Miguel Ángel Sanz Chung*

 

 

Un diccionario es una compilación de palabras ordenadas alfabéticamente que ofrece conocimiento sobre las mismas. Por ello, estas palabras deben estar acompañadas necesariamente de su definición, explicación o equivalencia, las cuales requieren precisión, ya que se intenta difundir el uso de un idioma.  ¿Cómo es, entonces, un diccionario poético?

El Diccionario elemental de la lengua de su autor de Miguel Ángel Sanz Chung nos aproxima a las palabras de un modo tan personal que el caprichoso signo lingüístico es explicado desde la cotidianidad. Ya no se trata de signos vacíos y arbitrarios ―que estamos obligados a aprender― sino de lo que está vivo.

En su repertorio, los adjetivos y los verbos están casi extintos, y son los sustantivos los que gobiernan. Quizá porque ellos gozan de una existencia independiente, es decir, son la sustancia de lo que se nombra ―como también lo es la poesía. En su muestrario encontramos dos grandes grupos: los sustantivos concretos y los abstractos. Entradas como «Antorcha», «Biblioteca», «Caleidescopio», «Escritorio», «Hijo» conforman el primer grupo, mientras que «Amor», «Belleza», «Fatalidad», «Orfandad», «Vértigo», el segundo.

 

 

De lo abstracto a lo concreto/ De lo cotidiano a lo extraordinario

Los poemas de Diccionario elemental actúan casi siempre en dos sentidos. Por un lado, las palabras de un significado abstracto o macro pasan a ser explicadas desde un nivel concreto o micro. Por ejemplo, en el poema «Ternura» este dilatado sentimiento es expresado desde un hecho diario: «Contemplarte sobre la taza/ concentrado en el alivio/ de tu vientre». Del mismo modo, en «Furia» un concepto abstracto pasa a ser equiparado a lo cotidiano: «Transfiguración de los objetos/ en aves migratorias/ que inician su viaje desde tu ventana». En contraposición, las palabras de un significado aparentemente trivial o conocido cobran una dimensión extraordinaria. En el poema «Escritorio» un mueble tan común es definido como «Borde del abismo», mientras que en «Hijo» este se presenta como un «Revelador de misterios cotidianos».

En ese sentido, el poemario nos revela que aquellas palabras que creíamos distantes o esquivas en su definición en realidad no lo son, y las que considerábamos conocidas o agotadas, por próximas o simples, guardan su misterio. Lo abstracto se explica desde lo cotidiano y lo común alberga lo extraordinario.

 

 

El poeta Miguel Ángel Sánz Chung

El poeta Miguel Ángel Sánz Chung

 

Una visión del mundo que nos iguala

Es en esa traslación de volver lo macro en micro y viceversa donde los poemas de Sanz Chung rompen jerarquías e igualan diversos elementos del mundo. Por ejemplo, en «Cirugía» («Tu pecho abierto/ como un ave de corral/ sobre la tabla de picar») se elimina la relación vertical entre el hombre y su alimento. Ambos seres son igualados, lo que produce una imagen de mayor impacto; en este poema, se reúnen varios conceptos lejanos como ‘ciencia’, ‘humano’, ‘animal’ y ‘doméstico’ representados en las palabras ‘cirugía’, ‘pecho abierto’, ‘ave de corral’ y ‘tabla de picar’. De igual manera, en «Genética» («Religión que profesa la fe/ en la reencarnación») ciencia y religión son semejantes, mientras que en el poema «Humillación» («Castigar a un girasol/ con la penumbra»), esta deshonra puede ser experimentada tanto por el hombre como por una flor. Así, al igualar elementos, Sanz Chung nos presenta una poética horizontal, en la que el mundo aparece articulado como un todo y el universo puede estar incluso dentro de nosotros mismos, como lo indica «Caleidescopio» («Apreciar el universo/ desde tus nervios enredados»).

 

 

Humor e ironía

El sentido lúdico de la portada ya nos adelanta el humor y la ironía de un número nutrido de versos que componen este diccionario. Para ello, uno de los recursos más usados es la antítesis; «Drama» es un ejemplo de ello: «Comedia/ narrada desde la perspectiva/ del protagonista». Pero el humor, en otros casos, también viene cargado de crítica política-social como en «Jactancia» («Presa mal construida/ que se desborda/ con cualquier crecida del agua») o en «Xenofobia» («Estilo arquitectónico/ caracterizado por la altura/ de sus paredes medianeras/ y la intrincada decoración/ de sus alambradas»).

En «Estiércol» («Prueba tangible/ de la existencia del genio»), una primera lectura nos lleva a la burla, a la trivialización del genio al compararla con el desecho. Sin embargo, en poesía la caca ha estado signada con otros valores. En este caso, el estiércol ―no lo olvidemos― es la mezcla de materias orgánicas que se usan como abono para la fertilidad. Entonces, ¿rechaza la idea del genio o la afirma?

Estimado lector, que la brevedad y sencillez de los poemas no lo engañe. Consulte este Diccionario elemental de Miguel Sanz Chung si usted quiere desaprender el significado convencional de las palabras en busca de la poesía: la reveladora de los misterios cotidianos.

 

chino

7 poemas de Diccionario elemental

de la lengua de su autor (2017)

 

 

CALEIDOSCOPIO.

Apreciar el universo

desde tus nervios enredados.

 

 

 

DESTINO.

Coartada.

 

 

 

ESCAMPADO.

Parcela agrietada

que asoma entre dos gritos.

 

 

 

ESCRITORIO.

Borde del abismo.

 

 

 

GENÉTICA.

Religión que profesa la fe

en la reencarnación.

 

 

 

HUMILLACIÓN.

Castigar a un girasol

con la penumbra.

 

 

 

XENOFOBIA.

Estilo arquitectónico

caracterizado por la altura

de sus paredes medianeras

y la intrincada decoración

de sus alambradas.

 

 

 

 

 

 

*( Lima – Perú, 1979). Miembro fundador del grupo de creación literaria Sociedad Elefante. Ha publicado en poesía La voz de la manada (2002), Quién las hojas (2007), Paciente 164 (2009), Casa amarilla/Casa abandonada (2011), Arte rupestre (2013) y Diccionario Elemental (2017).

Deja un comentario