Por Álvaro Ojeda*

Crédito de la foto www.youtube.com

 

 

 Como una torre de antes.

5 poemas de Álvaro Ojeda

 

 

El víspero de Bizancio

 

Recordaba aquel sueño brevemente

un yermo un erial una salina

estos espacios dije

podrían contener la fuga del ocaso y sus misterios

el perfil que las murallas urdían en el Cuerno de Oro

sus trueques imposibles

y espejar con breve ala el fugaz cautiverio de la noche

entonces dije

¿quién movería la tensa cuerda del incensario?

 

MaratOJEDA

 

Matronalia

 

¿Qué hace un varón en fiesta femenina?

¿Qué festejo o ración le figura al corazón

su algarabía?

 

razón de sobra ha puesto al mundo en anunciado

amor

visitación y margen

posible apuesta donde la fiesta humana

comulgue una vez en creación

en nube augusta nube ya nacida

aquí está el corazón aquí la quilla.

 

 

 

Elegía

 

Y yo que la vi en esta provincia

supe que su espalda era buida

y sepia

como una torre de antes,

supe además que la tintura de ojos,

el maquillaje,

sufre los efectos parásitos del tiempo

como una voz al sol en su paquete

de viejo vinilo

 

Por la forma cursiva del estuario

volvió como un lanchón dudoso

a remolque de alguna solitaria

madrina,

fue prisionera de los piratas en Bitinia

y tuvo un hijo que murió reinando

en Galacia como eunuco sagrado

 

Capua la tuvo,

Diana la clareó en su alféizar de muertos,

yo no he sabido alejarme de sus ojos.

 

El poeta Álvaro Ojeda. Crédito de Víctor Cunha

El poeta Álvaro Ojeda.
Crédito de Víctor Cunha

 

Sobre las cosas en el Hades

 

Viven legitimadas en la victoria

como un trofeo antiguo repetido en la carne.

 

 

 

La pavorosa revolución

 

“en la orquesta sonó el último tango”

impropio fin para la escueta cifra

oculta en frases en cadencias en notas

la quieta recepción la impuesta muerte

¿dónde vagar entonces?

¿a qué escándalo tiende tanta impávida sombra?

¿flor oculta o vencida?

Pavorosa en amorfo caserío de espuma

Una bala maciza tiene sed de estipendios.

 

 

 

 

*(Montevideo-Uruguay, 1958). Poeta, periodista, narrador, crítico y letrista. Algunos de sus libros de poesía destacables que lleva editados a través de más de treinta años son Ofrecidos al mago sueño (1987), Alzheimer (1992), Substancias de Calcedonia (2002), Luz de cualquiera de los doce meses (2003), Toda sombra me es grata (2006), Aceptación de la tristeza (2011), Desnudo (2012), Criaturas abandonadas (2012) y Esta mano podría condenar a Marat (2017).

Deja un comentario