Este jueves 29 de noviembre, se presentará la nueva edición de Lejos de todas partes 1978-2018 (2018) en la Casa Museo Ricardo Palma (Ca. General Suarez 189, Miraflores) a las 7:00. Están invitados a compartir poesía, vino y música.

 

Por Luis Fernando Chueca*

Crédito de la foto (der.) Ed. Universidad de Lima /

(izq.) Diego Panta Gonzaga /

www.eltelegrafo.com.ec

 

 

Acerca de Lejos de todas partes 1978-2018 (2018),

de Carlos López Degregori

 

 

Distante de los espacios urbanos y de las voces conversacionales, la poesía de Carlos López Degregori** configuró desde Un buen día, su primer poemario, un lugar insular y hasta extraño en la poesía peruana de los años setenta y los ochenta, con la que pocos puntos en común pueden reconocerse. Se trata de un universo inquietante y coherente, una obra de continuidades, persistencias y marcadas obsesiones, que permite que se le reconozca como un único y gran proyecto creativo, reforzado con un título común propuesto para ella: Lejos de todas partes. Pero es también una obra de transformaciones ―o «transmutaciones», como las llama el poeta― de esos mismos y constantes elementos, que desestabilizan entonces cualquier intento de asir, reduccionistamente, sus sentidos fundamentales, pues siempre todo se desliza siempre más allá, abriendo nuevas líneas y sonidos; ofreciendo otras sombras y otras reverberaciones.

 

 

Llegados a un tiempo de incertidumbres en que múltiples amenazas se asientan sobre el destino de lo humano, la poesía de Carlos López Degregori, su condición intempestiva, su desacomodo radical frente a significados fijos o transparentes, sigue siendo una experiencia de descubrimientos e iluminaciones. No de un sentido único, sino de la multiplicidad de trazos que la recorren, las grietas que abren y la condición de suspenso en que coloca a sus lectores, que no sabemos dónde, cuándo, cómo y por qué vemos lo que vemos, pero que siempre quedamos conmocionados por esos ruidos extraños tras la pared que nos dicen algo de nosotros. Algo a la vez oculto e inocultable de nosotros mismos.

 

 

 

 

 

*(Lima-Perú, 1965). Poeta, docente universitario y ensayista. Literato y magíster por la Universidad Católica de Perú y doctor por la Pontificia Universidad Católica de Chile. Ha publicado en poesía Rincones (anatomía del tormento) (1991), Animales de la casa (1996), Ritos funerarios (1998), Contemplación de los cuerpos (2005), entre otros.

 

 

 

**(Lima-Perú, 1952). Poeta, docente universitario y ensayista. Estudió Literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú), los que no culminó al trasladarse a vivir a Bogotá en donde se licenció en Literatura por la Universidad Javeriana (Colombia). Fue miembro del grupo literario La Sagrada Familia. Obtuvo el Premio de Juegos Florales de la Universidad Javeriana (Poesía, 1976), el Premio en la Bienal de la Asociación cultural japonesa del Perú (Poesía, 1990) y el Premio en el Concurso Internacional de poesía El Olivo de Oro (1997). En la actualidad, es profesor de Lingüística en la Universidad de Lima (Perú). Ha publicado en poesía Un buen día (1978), Las conversiones (1983), Una casa en la sombra (1986), Cielo forzado (1988), El amor rudimentario (1990), Lejos de todas partes (1994 y 2018), Aquí descansa nadie (1998), Retratos de un caído resplandor (2002), Flama y respiración (2005), El hilo negro (2008), A quien debemos temer (2008), Una mesa en la espesura del bosque (2010), Campo de estacas (2014), Herida de mi herida (2015), La espalda es frontera (2016), 99 Púas (antología, 2018), entre otros; y en ensayo La generación poética peruana del sesenta. Estudio y muestra (con Edgar O’Hara, 1998) y En la comarca oscura: Lima en la poesía peruana (con Luis Fernando Chueca y José Güich, 2006).

Deja un comentario