Por Richard Parker

Texto por Macarena Urzúa Opazo

Traducciones por Macarena Urzúa Opazo y

Jessica Pujol

Crédito de la foto www.flickr.com

 

 

Sobre la “A1”, poema de Richard Parker:

3 versiones

 

 

RTA Parker, inglés, es poeta, académico, editor e impresor.

Ha publicado los libros de poesía, from The Mountain of California… (2010), The Traveller and the Defence of Heaven (2012) y R.T.A. Parker’s 99 Sonnets About Evil (2015). Su escritura poética que abarca temas como poesía sobre deportes, escritura de viajes y ciencia ficción, habla acerca de temas sobre el lugar y el entorno a través de investigaciones de la forma poética y el proceso del poema. Su último proyecto en el que se incluye “All the Bleak Chippies” forma parte de una serie de poemas tipo oda de temas de ciencia ficción. Como académico ha escrito numerosos artículos críticos sobre poesía del siglo XX, con particular énfasis en el modernism americano y la New American Poetry. Ha editado dos volúmenes de ensayos sobre Ezra Pound y actualmente se encuentra trabajando en la escritura de un estudio monográfico acerca de los modernistas durante los años sesenta. Ha enseñado en universidades en Turquía, Inglaterra, y actualmente es Profesor Asistente de la Universidad Católica de Chile, en Santiago.

El poema presentado aquí se titula la “A1”, y puede ser leído tanto en su versión original en inglés como en sus otras tres versiones / traducciones: español, catalán y español-chileno, realizadas en colaboración con la poeta y académica Jessica Pujol, quien es además la autora de la traducción al catalán. En esta nota, he decidido incluir las diversas versiones del poema, para demostrar de qué modo las traducciones son apropiaciones de un texto, las que en cierto modo se acomodan a los usos de cada lengua por lo que hablo indistintamente de traducciones o versiones. En el caso de la versión chilenizada, se cambiaron las locaciones de la carretera A 1 del poema original en inglés de Parker, a localidades del norte de Chile, a las que se accede por la carretera la Norte-Sur. Algo similar realizó Jessica con su versión al catalán en donde el poema pasa a llamarse “N 2” en relación a la carretera local que reemplaza a la británica A 1.  Por su parte, en la versión del poema en español, intentamos (Jessica y yo) realizar una traducción un tanto más “tradicional” o literal, al dejar los nombres originales que el poeta utiliza en su versión en inglés y simplemente “trasladarlos” al texto en español.

El autor ha descrito sobre el poema “A1”, la siguiente descripción: “Este es un poema acerca del amor en la actualidad y en el futuro cercano. El poeta se cuestiona acerca de qué nuevas formas de amor pueden encontrarse fuera de lo socialmente establecido, es decir de aquello que evidentemente ha fallado. De este modo se pregunta, qué significaría amar afuera de estas convenciones.

El concepto central que articula el texto es la ruta principal en una nación-estado en decadencia; un camino moldeado por las demandas del capital y que resulta inadecuado para una manifestación revolucionaria”.

 

 

 

The A1

 

 

 

…………………………………………………………………….A  thousand years ago!

 

……………….…the train before

and behind,                 out beyond the low defile,

……soft feet on sand,

…………………….cinches scraping:

…………..“the desert is merciless, it takes everything from you.”

 

 

………………………..At evening, the cat knelt by a fire at the centre of the oasis, paw on glinting hilt.

…………..“I don’t like sand. It’s coarse and rough and irritating and it gets everywhere”—

 

long live leaving.

Mexico is thanatos—

…………….the jungle rustling against the speeder;

…………………………………………“if the buzzing jungle speaks its soul to you

if your cock drops off from ayahuasca,

…………….you will have reached your destination.”

 

The service station at Markham Moor, the white light that is allness.

 

Way down south, “between death and life—

…………….to York, to Alnwick—

we moved, as all lovers move.”

 

 

*

 

 

Lorry drivers. If return were possible, what might we have carried south, into the cabaret of destruction?

A manifest: string beans, cheese—in the lost world, the old right world—records.

………………………..But in the broken world:

almond croissants to Patisserie Valerie (arena of death); the Pont D’Avignon; the grand mechanism of love; all the attempts to love differently; fennel; we carried the irrefutable fact that this loving doesn’t work; light loofah; mattresses; heavy were the manifold accoutrements of love; ginger, normal vegetables.

 

 

When you have learnt to love while relinquishing control,

when you affirm the comingling bodies in collaborative jouissance—in loving kindness in the multi-faith prayer room—

 

my self working, my self loving

……………on the sand, the softened sound, breeze light and a flash on the water, in Odessa,

in the service station, feeling the paradigm begin to flex around us.

 

This, then, was the junction for Burning Man;

this the seat of our loving.

……………In the gelid rock pools and up scrubby escarpment the

cannibal geckoes fucking in the open. The blank world their quiet bower,

while a silent meteor flares overhead, a rocket exploding.

 

 

*

 

 

Rich England, sheep-clipped tilth all along the A1.

The last drop of the morning’s cloudburst

………………………..off of the windscreen as the dashboard twinkled.

……………The Services approached;

………………………..clear clean generous joy in loving and in the careless receiving,

the moments immediately preceding the first morning of the first test match of the summer, the brassy knell of love, parked up at the Little Chef:

………………………..the first morning of the first test match of the summer in perpetuity.

 

 

An unteleological love and its return, “a more mutual lying together.”

On the sunlit uplands, the service station, the dogging circle—or a freedom that’s not had the patriarchy stitched into it;

……………everyone bundled together on the uterine beach,

 

the right-wing astronauts on the International Space Station having their minds blown, falling in love at 17,150 miles per hour;

……………like in a murder mystery, as in a romcom.

 

The sunlit uplands, the glowing A-1 passed through in a cutting;

……………through the quickening shade at evening

……………as the fields lost their colour beside that still roaring dell:

Hatfield: thanatos, Welwyn Garden City: thanatos, Stevenage: thanatos, Baldock: thanatos, Letchworth Garden City: thanatos, Huntingdon: thanatos, Peterborough: thanatos, Grantham: thanatos, Newark-on-Trent: thanatos, Retford: thanatos, Doncaster: thanatos, Leeds: thanatos, Harrogate: thanatos, York: thanatos, Ripon: thanatos, Darlington: thanatos, Durham: thanatos, Gateshead: thanatos, Newcastle: thanatos, Alnwick: thanatos, and Berwick: thanatos.

…………………………Cold aurochs in the layby, Emil Bergson on the prairie for one reason and

……………Frank Shabata there to die, also. The Great Plains:     an orgiastic futurity,

the mountains of Mexico:     utopian congresses.

 

……………Coupling on the hillocks, at Zabriskie Point—

 

Emil’s erotothanatos, this natural and abundant gift,

the universal life force,

……………without design or purpose.

 

 

*

 

 

The last session of the last test:

…………………………you will have reached and you will have fallen short.

 

Upon leaving

those things which you had intended to discover will have become obscured;

…………………………your desires, as you near your destination

……………………………………………………(the charnel-house within),

……………live among the creatures of the night

…………………………in the oasis of hypnagogy;

……………purgatory, the penetrating key upon the supplicating lock.

 

 

 

Relations without epiphanies!

 

 

*

 

 

It’s 02:30 and PCs Barry and Keith are on the road between Retford and Newark-on-Trent,

sad and sweet from loving without coercion.

Or,

says Keith,

those who would love generously but not indiscriminately.

The lonely drivers:

plummy horse transporter,

one carrying lizards to the safari park,

one with mattresses (bound for what pinched ecstasies! how many death rattles!).

In the squad car both are lonely;

the private ambulance carrying the dead,

loose llamas on the hard shoulder;

I’m a French teacher on the road near Ripon,

I am glad—at the end of the day—that my desire is bounded.

On the A1 I’m

the guy with the lizards, thinking about how he’d seen growing up as accumulation—

not counted on

losing bits of yourself that won’t be there for the next blunder

I wish I’d done this or that,

he thinks,

but I’ve never been less of a human than I am now

—dropping back from the peloton and out of sight.

Mattress driver as the lorry tips:

at last,

the end of the evacuated life!

 

 

Just like hot-desking is unequivocally an oppression,

no sex is communal, a lonely passing through, “the Term between” Welwyn and Letchworth.

 

 

Somewhere near the road

the police equine trainer moved from one room into another to find you stretched out on the bed—all body and person.

One, driving, sees the relentless ordering of life about desire

run slowly dry—you step out of the paradigm;

hard to know who could think that there could be a utopian love-making.

Though one, up on the wind turbine,

remains so sure,

the high airs still delight.

 

 

*

 

 

All the animals around the A1

will be connected as if by an airy net,

as if the ponies humping in the fields will become

a thingful beingness in the open; while

Count Elmo Mancini burns to death forever, tumbling in his Ferrari:

 

ah the flapping flesh

Felicità

o the clacking bones

Felicità        felicità

a phone call you weren’t expecting / a glass of wine and a sandwich /

our simple coitus /

a pizza in the moonlight by the piazza /

a conception on holiday /

the red glare of Betelgeuse,

Antares upon our glistening backs—

 

could we learn it of the Green World?—

Love outside the hierarchy?

 

The sacred mingling at the cocktail party administered by the ghastly goddess,

…………………………………….the seasons will turn the vegetables in the fields,

 

 

……………………………………………………rise up and fall back,

fingers around the balled-up soul

……………………….…will bring up marrows from the seed,

throw up nourishing radishes from our fucking,

……………………….…rhizomes from love’s wild garden

……………from the undifferentiated flow and slither

……………………………………………………of a love unmanaged before the lowing milkers.

 

 

 

Habaneras!      the yearning hymns of death,

Heathrow’s carousels a turning masque in the wild woods,

la Habana se llama thanatos,

the many low-impact British fascists

returning from Spain and

…………………………their ecstatic communion.

 

 

The continuous future of the animate natural world:

love in the literal and figurative darkness

each dark to the others

 

……………………………………………………..….Thelma and Louise

 

though the loving continues

 

 

 

like lights flickering on and off across the city—

beginning and quickly / less quickly finishing,

 

from the police helicopter,

 

 

leaving Viva Las Vegas,

satnav (the traces of the tracks) at the closing off of the prairie

……erotothanatos

 

 

& in the orgasmic super-freedom of the plain

the azure skies—

 

 

Mr. Casaubon in the Vatican,

 

 

the distant dusty tracks

small footsteps already half-erased

 

 

my love alone at the edge of the world in the apocalypse.

 

 

————————————————————————————————————–

 

 

 

 

La A1

(versión traducida al español por Jessica Pujol y Macarena Urzúa)

 

 

 

…………………………………………………………………¡Hace mil años!

 

…………………la recua por delante

y por detrás,                más allá del desfiladero,

……los pies suaves en la arena,

……………………………………..raspan las riendas:

……………“el desierto no tiene compasión, te lo quita todo.”

 

 

……………………………………..En la noche, el gato se arrodilla frente al fuego en el centro del oasis, la pata en la empuñadura resplandeciente.

……………“No me gusta la arena. Es dura e irritante y se mete en todas partes”

 

viva la partida.

México es thanatos,

……………la selva cruje contra la moto-jet;

…………………………………“si el zumbido de la selva te revela su alma

si la ayahuasca hace que se te caiga el pico,

……………habrás llegado a tu destino.”

 

La estación de servicio en Markham Moor, la luz blanca que lo es todo.

 

Muy al sur, “entre la vida y la muerte,

……………hacia York, hacia Alnwick,

nos desplazamos, como todos los amantes se desplazan.”

 

 

*

 

 

Camioneros. Si fuera posible volver, ¿qué hubiésemos llevado al sur, al cabaré de la destrucción?

Un manifiesto: judías verdes, queso –en el mundo perdido, el viejo mundo correcto– discos.

Pero en el mundo roto:

croissants de almendra de la Patisserie Valerie (arena de la muerte); el Pont D’Avignon; el gran mecanismo del amor; todos los intentos de amar de otra manera; hinojo; cargamos con el hecho irrefutable de que este amar no funciona; lufas livianas; colchones; pesados eran los variados accesorios del amor; jengibre, verduras comunes.

 

 

Cuando has aprendido a amar mientras perdías el control,

cuando confirmas los cuerpos enlazados en un goce colaborativo, la bondad amorosa en la sala multi-confesional,

 

yo mismo trabajando, yo mismo amando

……………..en la arena, el sonido suavizado, la brisa, la luz y un destello en el agua, en Odessa,

en la estación de servicio, sintiendo que el paradigma empieza a flexionarse a nuestro alrededor.

 

Este, entonces, era el cruce hacia Burning Man;

este el asiento de nuestro amor.

……………..Entre los gélidos charcos de las rocas y la maleza de la escarpa los

lagartos caníbales joden al aire libre. El mundo vacío, su glorieta escondida,

mientras un meteorito silencioso refulge por encima de nuestras cabezas, explota un cohete.

 

 

*

 

 

Inglaterra rica, pasto regurgitado por ovejas en toda la A1.

La última gota del chaparrón de la mañana

……………..salta del parabrisas al encenderse el tablero.

………Se acerca a la estación de servicio;

……………..alegría clara limpia generosa en el hecho de amar y no pedir nada a cambio,

los momentos inmediatamente anteriores a la primera mañana del primer partido del

verano, el repicar metálico del amor, estacionado en el Little Chef.

……………..la primera mañana del primer partido del verano indefinidamente.

 

 

Un amor no teológico y su retorno, “un tumbarse juntos más mutuo.”

En las alturas soleadas, la estación de servicio, el círculo del cancaneo, o una libertad a la que no se le ha pegado el patriarcado;

……………..todos apretados en la playa uterina,

 

a los astronautas fachas de la Estación Espacial Internacional les explota la cabeza, enamorándose a 27.600 km. por hora;

……………..como en una de detectives, como en una comedia romántica.

 

Las alturas soleadas, brilla la A1 al pasar una bifurcación;

……………..al cruzar la rápida sombra de la noche

……………..cuando los campos pierden su color al lado de ese riachuelo que todavía ruge:

Hatfield: thanatos, Welwyn Garden City: thanatos, Stevenage: thanatos, Baldock: thanatos, Letchworth Garden City: thanatos, Huntigdon: thanatos, Peterborough: thanatos, Grantham: thanatos, Newark-on-Trent: thanatos, Retford: thanatos, Doncaster: thanatos, Leeds: thanatos, Harrogate: thanatos, York: thanatos, Ripon: thanatos, Darlington: thanatos, Durham: thanatos, Gateshead: thanatos, Newcastle: thanatos, Alnwick: thanatos, y Berwich: thanatos.

…………………………………….….Uros fríos en la zona de descanso, Emil Bergson en la pradera por una razón y

……………..Frank Shabata ahí para morir, también. Las Grandes Llanuras:    una futuridad

orgiástica, las montañas de México:   coitos utópicos.

 

……………..Copulando en las colinas, en el Zabriskie Point,

 

el erotothanatos de Emil, este don natural y abundante,

la fuerza universal de la vida,

……………..sin designio ni propósito.

 

 

*

 

 

La última sesión del último partido:

………………………….lo habrás conseguido y te habrás quedado corto.

 

A la partida

esas cosas que habías intentado descubrir habrán quedado ocultas;

………………………….tus deseos, cuanto más te acerques a tu destino

…………………………………………………………….(con el matadero adentro),

…………viven entre las criaturas de la noche

………………………….en el oasis de la hipnagogia;

…………el purgatorio, la llave penetrando a la cerradura suplicante.

 

 

 

¡Relaciones sin epifanías!

 

 

*

 

 

Son las 02:30 y los policías Barry y Keith están en la carretera entre Retford y Newark-on-Trent,

tristes y dulces por amar sin coerción.

O,

dice Keith,

esos que amarían generosamente pero no indiscriminadamente.

Los conductores solitarios:

una chofer de caballos finos,

uno acarreando lagartos a un safari,

uno con colchones (¡destinados a lo que consume los éxtasis! ¡Cuántos últimos suspiros!).

En el coche patrulla los dos se sienten solos;

el transporte privado de muertos,

llamas sueltas por el andén;

Soy una profesora de francés en la carretera cerca de Ripon,

me alegro de que, al acabar la jornada, mi deseo tenga límites.

En la A1 soy

el tipo de los lagartos, pienso cómo había entendido que crecer era una acumulación,

sin contar con

esas partes perdidas de ti mismo que no estarán ahí en la próxima metedura de pata

ojalá hubiera hecho esto o aquello,

piensa,

pero nunca me he sentido menos persona que ahora,

al salir del pelotón y perderme de vista.

El conductor de colchones al inclinarse su camión:

por fin,

¡el final de la vida evacuada!

 

 

Así como la rotación de escritorios es inequívocamente una opresión,

ningún tipo de sexo es comunal, una travesía solitaria, “frontera entre ambos” Welwyn y Letchworth.

 

 

En algún lugar cerca de la carretera

el instructor de policía montada cambia de habitación para encontrarte tumbada

en la cama, toda cuerpo y persona.

Una, conduciendo, observa cómo el orden impecable de la vida sobre el deseo

se va secando poco a poco, sales del paradigma;

difícil decir quién podría pensar que podría existir una forma utópica de hacer el amor.

Aunque uno, encima de la turbina de viento,

sigue estando tan seguro,

los altos vientos todavía lo deleitan.

 

 

*

 

 

Todos los animales de la A1

se conectarán como si fueran una red aireada,

como si los ponis que joroban en los campos se convirtieran

en la cosa cosificada al aire libre; mientras

el conde Elmo Mancini arde hasta la muerte para siempre, revolcándose en su Ferrari:

 

ah el aletear de la carne

Felicità

oh el repiqueteo de los huesos

Felicità                        felicità

una llamada que no esperabas / un vaso de vino y un sándwich /

nuestro coito simple/

una pizza a la luz de la luna en la plaza /

la concepción en las vacaciones /

el resplandor de Betelgeuse,

Antares a nuestras espaldas brillantes,

 

¿podemos aprenderlo del Mundo Verde?

¿el amor fuera de la jerarquía?

 

La relación sagrada en la fiesta administrada por una diosa horrenda,

las estaciones voltearán los vegetales en los campos,

 

 

se levantan y vuelven a caer,

los dedos alrededor del alma hecha pelota

te traerán calabacines de la semilla,

saltarán rábanos nutritivos de nuestro joder,

rizomas del jardín salvaje del amor

del fluir y deslizarse indiferenciado

de un amor descontrolado frente a las lecheras rumiantes.

 

 

 

¡Habaneras!     los himnos deseables de la muerte,

el carrusel de Heathrow, una mascarada que gira en los bosques salvajes,

la Habana se llama tánatos,

los muchos fachos británicos de poca monta

que regresan de España y

su extasiante comunión.

 

 

El futuro continuo del mundo natural animado:

el amor en la oscuridad literal y figurada

cada oscuridad hacia los demás

 

Thelma y Louise

 

aunque el amor continúa

 

 

 

como luces titilantes en la ciudad,

empieza y rápidamente / menos rápidamente termina,

 

desde el helicóptero de la policía,

 

 

dejando atrás Viva las Vegas,

el GPS (las marcas de las huellas) en el cierre de la pradera

erotothanatos

 

 

y en la súper libertad orgásmica de la llanura

los cielos azules,

 

 

Mr. Casaubon en el Vaticano,

 

 

las distantes huellas polvorientas

pasos pequeños ya medio borrados

 

 

mi  amor  solo  en  el  límite  del  mundo  en  el  apocalipsis.

 

 

 

———————————————————————————————————————–

 

 

La Norte Sur

(versión traducida al español chileno por Macarena Urzúa y Jessica Pujol)

 

 

 

…………………………………………………………………¡Hace mil años!

 

…………….la recua por delante

y por detrás,                más allá del desfiladero,

……los pies suaves en la arena,

…………………………….raspan las riendas:

“el desierto no tiene compasión, te lo quita todo.”

 

 

En la noche, el gato se arrodilla frente al fuego en el centro del oasis, la pata en la empuñadura resplandeciente.

“No me gusta la arena. Es dura e irritante y se mete en todas partes”

 

viva la partida.

México es thanatos,

la selva cruje contra la moto-jet;

“si el zumbido de la selva te revela su alma

si la ayahuasca hace que se te caiga el pico,

habrás llegado a tu destino.”

 

La estación de servicio en Til Til, la luz blanca que lo es todo.

 

Muy al sur, “entre la vida y la muerte,

hacia Rancagua, hacia Talca,

nos desplazamos, como todos los amantes se desplazan.”

 

 

*

 

 

Camioneros. Si fuera posible volver, ¿qué hubiésemos llevado al sur, al cabaré de la destrucción?

Un manifiesto: porotos verdes, queso –en el mundo perdido, el viejo mundo correcto–discos.

Pero en el mundo roto:

croissants del Emporio la Rosa (arena de la muerte); el Pont D’Avignon; el gran mecanismo del amor; todos los intentos de amar de otra manera; hinojo; cargamos con el hecho irrefutable de que este amar no funciona; lufas livianas; colchones; pesados eran los variados accesorios del amor; jengibre, verduras comunes.

 

 

Cuando has aprendido a amar mientras perdías el control,

cuando confirmas los cuerpos enlazados en un goce colaborativo, la bondad amorosa en la sala multi-confesional,

 

yo mismo trabajando, yo mismo amando

en la arena, el sonido suavizado, la brisa, la luz y un destello en el agua, en Odessa,

en la estación de servicio, sintiendo que el paradigma empieza a flexionarse a nuestro alrededor.

 

Este, entonces, era el cruce hacia Primavera Fauna;

este el asiento de nuestro amor.

Entre los gélidos charcos de las rocas y la maleza de la escarpa los

lagartos caníbales tiran al aire libre. El mundo vacío, su glorieta escondida,

mientras un meteorito silencioso refulge por encima de nuestras cabezas, explota un cohete.

 

 

*

 

 

Chile rico, pasto regurgitado por vacas en toda la Norte-Sur.

La última gota del chaparrón de la mañana

salta del parabrisas al encenderse el tablero.

Se acerca a la estación de servicio;

la alegría clara limpia generosa en el hecho de amar y no pedir nada a cambio,

los momentos inmediatamente anteriores a la primera mañana del primer partido del

verano, el repicar metálico del amor, estacionado en el Pronto Copec.

El comienzo del clásico de la temporada, indefinidamente.

 

 

Un amor no teológico y su retorno, “un estirarse juntos más mutuo.”

En las alturas soleadas, la estación de servicio, el círculo del cancaneo, o una libertad a la que no se le ha pegado el patriarcado;

todos apretados en la playa uterina,

 

a los astronautas fachos de la Estación Espacial Internacional les explota la cabeza, enamorándose a 27.600 km. por hora;

como en una de detectives, como en una comedia romántica.

 

Las alturas soleadas, brilla la Norte-Sur al pasar una bifurcación;

al cruzar la rápida sombra de la noche

cuando los campos pierden su color al lado de ese riachuelo que todavía ruge:

Batuco: thanatos, La Calera: thanatos, Los Molles: thanatos, Huentelauquén: thanatos, Los Vilos: thanatos, La Higuera: thanatos, Fray Jorge: thanatos, Huasco: thanatos, Limarí: thanatos, Montepatria: thanatos, Ovalle: thanatos, Punitaqui: thanatos, Tongoy: thanatos, Andacollo: thanatos, Catapilco: thanatos, Illapel: thanatos, Puerto Oscuro: thanatos, El Molle: thanatos, Pichidangui: thanatos, Socos: thanatos, y Quilimarí: thanatos.

Uros fríos en la zona de descanso, Emil Bergson en la pradera por una razón y

Frank Shabata ahí para morir, también. Las Grandes Pampas:     una futuridad

orgiástica, la cordillera de Chile:        coitos utópicos.

 

Copulando en las colinas, en el Zabriskie Point,

 

el erotothanatos de Emil, este don natural y abundante,

la fuerza universal de la vida,

sin designio ni propósito.

 

 

*

 

 

La última sesión del último partido:

lo habrás conseguido y te habrás quedado corto.

 

A la partida

esas cosas que habías intentado descubrir habrán quedado ocultas;

tus deseos, cuanto más te acercas a tu destino

(con el matadero adentro),

viven entre las criaturas de la noche

en el oasis de la hipnagogia;

el purgatorio, la llave penetrando a la cerradura suplicante.

 

 

 

¡Relaciones sin epifanías!

 

 

*

 

Son las 02:30 y los carabineros José y Kiko están en la carretera entre Nogales y Puchuncaví,

tristes y dulces por amar sin coerción.

O,

dice Kiko,

esos que amarían generosamente pero no indiscriminadamente.

Los conductores solitarios:

una chofer de caballos finos,

uno acarreando lagartos a un safari,

uno con colchones (¡destinados a lo que consume los éxtasis! ¡Cuántos últimos suspiros!).

En el coche patrulla los dos se sienten solos;

el transporte privado de muertos,

llamas sueltas por las bermas;

Soy una profesora de francés en la carretera cerca de Catapilco,

me alegro de que, al acabar la jornada, mi deseo tenga límites.

En la Norte-Sur soy

el tipo de los lagartos, pienso cómo había entendido que crecer era una acumulación,

sin contar con

esas partes perdidas de ti mismo que no estarán ahí en la próxima metedura de pata

ojalá hubiera hecho esto o lo otro,

piensa,

pero nunca me he sentido menos persona que ahora,

que salgo del pelotón y me pierdo de vista.

El conductor de colchones al inclinarse su camión:

por fin,

¡el final de la vida evacuada!

 

 

Así como la rotación de escritorios es inequívocamente una opresión,

ningún tipo de sexo es comunal, una travesía solitaria, “frontera entre ambos” Huentelauquén y Montepatria.

 

 

En algún lugar cerca de la carretera

el instructor de policía montada cambia de habitación para encontrarte tumbada

en la cama, toda cuerpo y persona.

Una, conduciendo, observa cómo el orden impecable de la vida sobre el deseo

se va secando poco a poco, sales del paradigma;

difícil decir quién podría pensar que podría existir una forma utópica de hacer el amor.

Aunque uno, encima de la turbina de viento,

sigue estando tan seguro,

los altos vientos aún lo deleitan.

 

 

*

 

 

Todos los animales de la Norte-Sur

se conectarán como si fueran una red aireada,

como si los ponis que se montan en los campos se convirtieran

en la cosa cosificada al aire libre; mientras

el conde Elmo Mancini arde hasta la muerte para siempre, revolcándose en su Ferrari:

 

ah el aletear de la carne

Felicità

oh el repiqueteo de los huesos

Felicità               felicità

una llamada que no esperabas / un vaso de vino y un sándwich /

nuestro coito simple/

una pizza a la luz de la luna en la plaza /

concepción en las vacaciones /

el resplandor de Betelgeuse,

Antares a nuestras espaldas brillantes,

 

¿podemos aprenderlo del Mundo Verde?

¿el amor fuera de la jerarquía?

 

La relación sagrada en la fiesta administrada por una diosa horrenda,

las estaciones voltearán los vegetales en los campos,

 

 

se levantan y vuelven a caer,

los dedos alrededor del alma hecha pelota

te traerán calabacines de la semilla,

saltarán rábanos nutritivos de nuestro culear,

rizomas del jardín salvaje del amor

del fluir y deslizarse indiferenciado

de un amor descontrolado frente a las lecheras rumiantes.

 

 

 

¡Habaneras!     los himnos deseables de la muerte,

el carrusel del aeropuerto Merino Benítez, una mascarada que gira en los bosques salvajes,

la Habana se llama thanatos,

los muchos fachos chilenos de poca monta

que regresan de Miami y

su extasiante comunión.

 

 

El futuro continuo del mundo natural animado:

el amor en la oscuridad literal y figurada

cada oscuridad hacia los demás

 

Thelma y Louise

 

aunque el amor continúa

 

 

 

como luces titilantes en la ciudad,

empieza y rápidamente / menos rápidamente termina,

 

desde el helicóptero de la policía,

 

 

dejando atrás Viva las Vegas,

el GPS (las marcas de las huellas) en el cierre de la pradera

erotothanatos

 

 

y en la súper libertad orgásmica de la llanura

los cielos azules,

 

 

Mr. Casaubon en el Vaticano,

 

 

las distantes huellas polvorientas

pasos pequeños ya medio borrados

 

 

mi  amor  solo  en  el  límite  del  mundo  en  el  apocalipsis.

 

 

———————————————————————————————-

 

 

La N2

(versión traducida al catalán por Jessica Pujol)

 

 

…………………………………………………………….Fa mil anys!

 

……………la processó pel davant

i pel darrera,                més enllà del congost,

……els peus suaus a la sorra,

…………………….el frec de les brides:

……………“el desert no té compassió, t’ho pren tot.”

 

 

…………………….Al capvespre, el gat s’ajau davant del foc al centre de l’oasi, la pota sobre l’empunyadura resplendent.

………….. “No m’agrada la sorra. És dura i irritant i es fica per tot arreu”

 

visca la partida.

Mèxic és tànatos,

…………..la selva cruix contra la moto-jet;

…………………………………… “si el brunzit de la selva et revela la seva ànima,

si l’ayahuasca et fa caure la titola,

…………..hauràs arribat al teu destí.”

 

A l’estació de serveis d’Arenys de Mar, la llum blanca que ho és tot.

 

Des del sud, “entre la vida i la mort,

…………..cap a Girona, cap a La Junquera,

ens desplacem, com tots els amants es desplacen.”

 

 

*

 

 

Camioners. Si fos possible tornar, què ens hauríem emportat al sud, al cabaret de la destrucció?

Un manifest: mongetes verdes, formatge –al món perdut, el vell món correcte– discos.

…………..Però en el món trencat:

croissants d’ametlla al Fet d’Ara (arena de la mort); el Pont D’Avignon; el gran mecanisme de l’amor; tots els intents d’estimar d’una altra manera; fonoll; vam carregar amb el fet irrefutable que aquest estimar no funciona; luffas lleugeres; matalassos; pesats eren els variats accessoris de l’amor; gingebre, verdures comuns.

 

 

Quan has après a estimar mentre perdies el control,

quan afirmes els cossos enllaçats en un goig col·laborador, la bondat amorosa a la sala multi-confessional,

 

jo mateix treballant, jo mateix estimant

…………..a la sorra, el so suau, la brisa, la llum i un centelleig a l’aigua, a Odessa,

a l’estació de serveis, sentir que el paradigma comença a flexionar-se al nostre voltant.

 

Aquest, doncs, era el creuament cap al Primavera Sound;

aquest el seient del nostre amor.

…………..En els gèlids bassals de les roques i la brolla de l’escarpa els

llangardaixos caníbals carden a l’aire lliure. El món buit, la seva glorieta silenciosa,

mentre un meteorit silent refulgeix sobre els nostres caps, un coet explota.

 

 

*

 

 

Espanya rica, terra regurgitada per vaques per tota la N2.

L’última gota del xàfec del matí

………………….salta del parabrises a l’encendres el tauler.

…………..S’apropa a l’estació de serveis;

………………….alegria clara neta generosa en el fet d’estimar i no demanar res a canvi,

els moments immediatament anteriors a la primera tarda del primer clàssic de la temporada, el repicar metàl·lic de l’amor, estacionat a Medas:

………………….la primera tarda del primer clàssic de la temporada indefinidament.

 

 

Un amor no teològic i el seu retorn, “un tombar-se junts més mutu.”

A les altures solejades, l’estació de servei, el cercle del cancaneig, o una llibertat a la que no se li ha enganxat el patriarcat;

…………..tots atapeïts a la platja uterina,

 

als astronautes de dretes de l’Estació Espacial Internacional els hi explota el cap, enamorant-se a 27.600 km. per hora;

…………..com en una de detectius, com en una comèdia romàntica.

 

Les altures solejades, el resplendor de la N2 al passar una bifurcació;

…………..a través de l’ombra precipitada de la nit

…………..quan els camps perden el color al costat d’aquell rierol que encara rugeix:

Guadalajara: tànatos, Medinaceli: tànatos, Arcos de Jalón: tànatos, Monreal de Ariza: tànatos, Calatayud: tànatos, El Frasno: tànatos, Zaragoza: tànatos, Lleida: tànatos, Tàrrega: tànatos, Igualada: tànatos, Barcelona: tànatos, Mataró: tànatos, Arenys de Mar: tànatos, Blanes: tànatos, Lloret de Mar: tànatos, Girona: tànatos, Creixell: tànatos, Figueres: tànatos, Pont de Molins: tànatos i La Junquera: tànatos.

………………….Els urs passen fred a la zona de descans, Emil Bergson és al prat per una raó i Frank Shabata hi és perquè ha morir, també. La Plana de Vic:     una futuritat

orgiàstica, les muntanyes de Mèxic:   coits utòpics.

 

…………..Copulant als turons, en el Zabriskie Point,

 

l’erototànatos de l’Emil, aquest do natural y abundant,

la força universal de la vida,

…………..sense designi ni propòsit.

 

 

*

 

 

La segona part de l’últim partit:

………………….hi hauràs arribat i t’hauràs quedat curt.

 

A la partida

aquelles coses que havies intentat descobrir hauran romàs ocultes;

………………….els teus desitjos, quan més t’apropis al teu destí

……………………………………………………….(amb l’escorxador a dins),

…………..viuen entre les criatures de la nit

………………….a l’oasi hipnagògic;

…………..al purgatori, la clau penetrant al pany suplicant.

 

 

 

Relacions sense epifanies!

 

 

*

 

 

Són les 02:30 i els policies Carles i Jordi estan a la carretera entre Igualada i Olesa de Montserrat,

tristos i amables per estimar sense coerció.

Oh,

diu en Jordi,

aquells que estimarien generosament però no indiscriminadament.

 

Els conductors solitaris:

una xofer de cavalls fins,

un que tragina llangardaixos a un safari,

un amb matalassos (destinats a allò que consumeix els èxtasis! Quants últims sospirs!).

Al cotxe patrulla ambdós es senten sols;

l’ambulància privada transporta els morts,

llames soltes per l’andana;

 

Sóc una professora de francès a la carretera prop de Besalú,

me n’alegro que, quan s’acaba la jornada, el meu desig tingui límits.

 

A la N2 sóc

l’home dels llangardaixos, penso com havia entès que créixer era una acumulació,

sense comptar amb

aquelles parts perdudes de tu mateix que no hi seran quan tornis a ficar la pota

tan de bo hagués fet això o allò altre,

pensa,

però mai m’he sentit menys humà que ara,

que surto de l’escamot i em perdo de vista.

 

El conductor de matalassos quan s’inclina el seu camió:

per fi,

el final de la vida evacuada!

 

 

Així com el sistema rotatiu d’escriptoris és inequívocament una opressió,

cap tipus de sexe és comunal, una travessia solitària, “la frontera entre ambdós” Alcalá de Henares i Guadalajara.

 

 

…………En algun lloc a prop de la carretera

…………l’instructor de policia muntada canvia d’habitació per trobar-te tombada

…………al llit, tota cos i persona.

 

…………Una, conduint, observa com l’ordre implacable de la vida sobre el desig

…………es va assecant lentament. Surts del paradigma;

………………………….difícil dir qui podria pensar que podria existir una forma utòpica de fer l’amor.

 

…………Tot i que un, sobre la turbina de vent,

………………………….segueix estant tan segur,

…………els vents alts encara el deliten.

 

 

*

 

 

Tots els animals de la N2

estaran connectats com per una xarxa imaginaria,

com si els ponis que carden als camps fossin a convertir-se

en la cosa cosificada a l’aire lliure; mentre

el compte Elmo Mancini crema fins a la mort per sempre, rebolcant-se en el seu Ferrari:

 

…………ah l’aletejar de la carn

………………………….Felicità

…………oh el repicar dels ossos

………………………….Felicità                 felicità

…………una trucada que no esperaves / un vas de vi i un entrepà /

…………el nostre coit simple/

…………una pizza a la llum de la lluna a la plaça /

………………………….la concepció durant les vacances /

………………………….el resplendor de Betelgeuse,

…………………………………………Antares a les nostres espatlles brillants,

 

podem aprendre-ho del Món Verd?

L’amor fora de la jerarquia?

 

La relació sagrada a la festa organitzada per una deessa hòrrida,

…………………………………………les estacions voltejaran els vegetals en els camps,

 

 

……………………………………………………….s’aixequen i tornen a caure,

els dits al voltant de l’ànima feta pilota

………………………….creixeran carbassons de la llavor,

saltaran raves nutritius del nostre follar,

………………………….rizomes del jardí salvatge de l’amor

del fluir i escórrer-se indiferenciat

……………………………………….d’un amor descontrolat davant de les lleteres remugants.

 

 

 

Havaneres!      els himnes desitjables de la mort,

el carrusel de Barajas, una mascarada que gira en els boscos salvatges,

……………….la Habana se llama tànatos,

……………….els molts fatxes espanyols de secà

……………….quan tornen de les Canàries i

………………………….la seva comunió extasiant.

 

 

El futur continu del món natural animat:

l’amor en la foscor literal i figurada

……………….cada foscor cap a la dels altres

 

………………………………………………………………….Thelma i Louise

 

tot i que l’amor continua

 

 

 

……………….com llums titil·lants a la ciutat,

……………………………comença i ràpidament / menys ràpidament s’acaba,

 

des de l’helicòpter de la policia,

 

 

…………………………………………..deixant enrere Viva las Vegas,

……………….el GPS (les marques de les petjades) a la clausura del prat

erototànatos

 

 

i en la súper llibertat orgàstica de la plana

……………………………………………………………………els cels atzurins,

 

 

el Sr. Casaubon al Vaticà,

 

 

……………………………les petjades distants i polsegoses

……………….passos petits ja mig esborrats

 

 

………………………………………………………el  meu  amor  sol  al  límit del  món  a   l’apocalipsi.

Deja un comentario