Por Ludwig Saavedra*

Crédito de la foto Festival Poquita fe-Chile.

 

A lo lejos los muelles.

7 poemas de Ludwig Saavedra

 

 

A Shila.

 

A lo lejos los muelles

Inmóviles lagunas

Tersas como las mejillas del mediodía

 

El Saurio fuma sus últimos cigarrillos violeta

Desde el balcón de su ventana

 

En el horizonte

Estalla un volcán

Se pregunta por la Condesa

 

La danza exhausta de las estrellas

Le responde que escribirle

Es ceguera

 

El Saurio otea en su recuerdo aún

El oleaje de su vestido en movimiento

Condesa suspiros verde limón en la ventana…

 

Pero ella está lejos de sus garras de saurio

………alucinado

En un velero

En la alta noche

Arañándole la cara a las estrellas

 

Ciudad lacustre

Se consume la noche

En nuestros ojos idos.

 

 

 

LA LOCURA es una flor

No es una rosa

Pero tiene espinas.

 

(de El mar de vinilo)

 

 

 

V

A mi padre.

 

Los más bellos poemas son nada

frente al mar

o el dolor de mi padre

 

este poema no sosiega un ápice

Tan ínfimo es ante el concierto de las olas

O lo hondo de su mirar

 

Lo ígneo en ti es lo ígneo en mi le digo

¿Qué otra cosa podemos hacer?

¿sino arder

incendiar el mundo         la memoria

en nuestro rodar?

 

Mirar atentamente poeta el mar nocturno

 

Percibir sutil desolación desenvolviéndose para ti

más real que una herida

y sin embargo una alucinación

) El reflejo de la ciudad sobre el mar es más real que la ciudad (

 

El concho luego de sorber un solo de Rollins

 

Oh Sonny Rollins en el malecón de Chorrillos

Catarsis

invocación

brezo

palma

Cerezo de trémula respiración

descarga

rompeola

meditación.

 

 

 

VIII
CONOCE LA FUERZA DEL TIEMPO Y EL SER EJECUTIVO COBRADOR

DE LA MUERTE

(Título de F. Quevedo)

 

El amor no me salva

Me salvará mi canto

Y mi canto

es un viaje infinito

entre la niebla

y el mar

Es decir además de una vibración

un silencio

 

Si mi canto no me salva

Entonces no soy nada

No soy ni el viento

ni la humedad que baila

en el patio de la casa

Verdeando

las paredes

no soy ni una mísera brisa

que lee las miradas y se desvanece

soy solo un dolor

que la noche olvida

entre sangre

y alcohol

si mi canto no me salva

soy solo un fantasma

que llama a la puerta

que grafitea un nombre

y añora que su canto

lo ilumine

sin tregua

ni muerte

como adentrarse en el desierto

el desierto que escribe poemas de sombras

con el perfil de las dunas y los cirros

un poema sobre el vacío o la desolación o la sencillez de las cosas

y hallar por ejemplo

una huachuma en flor      la iluminación

 

Como si además de ti y de mi

hubiera alguien más en la página en blanco.

 

 

 

X

LOS ARRECIFES

Y sumergirme

en los arrecifes

que llevas

en tus ojos

 

sería igual

a diluirme

en la noche

como la neblina

sobre el mar

……..y

acaso no llevas también tú

arrecifes en tu pelo

si me sumerjo en ellos

como un tiburón

que puede percibir tu aroma

a través de vastas distancias

 

) la otra noche hallé

arrecifes de corales brillantes

dieronle un buceo caleidoscópico

Y psicodélico a mi verso (

 

arrecifes del mar del Dharma

arrecifes del cielo

No sabes bien lo que digo

Prometo no darte palabras menos que poesía

Amor mío

decirte por ejemplo que estos días

Me he perdido

Como un viajero en la garganta de una tormenta

Y he dibujado con un lápiz de arena

un arrecife

 

Pero la poesía no es una anécdota

……………………………Ni una carta es

……………………………Un relámpago maravilloso

en la oscuridad

repleta de peces abisales

 

amo la poesía

como el buzo el arrecife

 

corales

corales

como los de la 9 de Beethoven.

 

(de Los arrecifes)

 

 

2

 

Acaso rima chiquilla con cuchilla

Y si digo Noche si te llamo tuta tuta?

 

Te amo por ser negra warmi warm

Cáustico y acústico con

 

Breves dosis de hastío

Se decolora el atardecer

Y la luna

Asoma

Más pálida que en un desencuentro

 

En las hojas jaspeadas brilla

La música del verano

Torrente luminoso hacia la nada

 

La warmi se desnuda florece en verano

Verano primaveral bacanal

Estrellas de inkaria

Gaviotas de miel.

 

El poeta Ludwig Saavedra.

 

9

 

La noche pensó que chiquilla rima con cuchilla

Y soñó una serpiente muchacha con navaja

…………Su piel restregada a los hemistiquios

…………y restos de las hogueras

Piel de sílabas

 

Entre los nardos

La serpiente soñó que se deslizaba por el lomo de la montaña

Se apagaban las luciérnagas

Soñó río

Soñó tobillo blanco

 

El tobillo se sumergió en el Estrimón

Para ser mordido

Otra serpiente de sangre

Brotó del tobillo y nadó en el agua…

 

Eurídice miró la serpiente de sangre

Nadar hacia la nada…

 

(de Hartado de sonidos)

 

 

 

Florece el árbol

 

gira la llave del agua

el aspersor el mundo

 

florece el árbol

lluvia de abajo para arriba

ecuaciones de parábolas con vértice en el origen

 

…………………………………………y remontándose al origen…

 

Hay coreología de las olas

y dinamita aullando tras el tiempo

 

florece el árbol

un estallido

 

Oye tú

dibuja con tiza blanca

flores en las ramas de la noche

soñadora

y un fruto lunar

para comer con los ojos

mientras dure el vértigo.

 

(de Florece)

 

 

 

 

 

*(Lima-Perú, 1985). Poeta. Estudió Literatura en Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Perú). Ha publicado en poesía: Florece (2009), El mar de vinilo (2012), Los arrecifes (2015) y Hartado de sonidos (2016) todos libros realmente inconclusos. Su mayor y más reconfortante labor de difusión poética-literaria ha sido recorrer casi todo el Perú y países de Latinoamérica recitando poesía en buses, metros, trenes, plazas, mercados, puentes. Hace estandarte suyo los versos del poeta mexicano Mario Santiago: “La poesía es mi mujer/le he dado todo/No me puede fallar”; por ello espera la Revolución o que arda todo en el intento, pero todo. Sobre todo, la Revolución del arte, estas ideas así como la experiencia vivencial nutren los dos proyectos en los que avoca su tiempo con extraña y genuina entrega: Tornasolado Samsara y Airampito. Amo la naturaleza, el mar, la selva. Va herido.

Deja un comentario