Por Miguel Ángel Zapata*

Crédito de la foto Josep Echaburu/

www.rtve.es

 

 

“El fervor en Perú por César Vallejo es envidiable,

lo quieren hasta los que no lo han leído nunca”.

Conversación con Antonio Gamoneda**

 

 

El 7 de abril de 2017, en un café bar al lado del Hotel Ambassador, donde estábamos hospedados los poetas invitados al Festival Poesía en Paralelo Cero en Quito, ocurrió esta conversación con Antonio Gamoneda (Oviedo, España, 1931). Estaban en la mesa María de los Angeles, su encantadora mujer, y los poetas ecuatorianos Julia Erazo y Juan Vargas. Gamoneda es autor de 48 libros poéticos- unitarios, con artistas y antologías- entre los que Descripción de la mentira (1977), y Libro del frio (1982) son especialmente recordados. Todos han sido reunidos sucesivamente bajo los títulos Edad (1988) y Esta luz (2004). Sus poemarios más recientes son Canción errónea (2012) y La prisión transparente (2016). En parte principal, su obra ha sido traducida a 17 lenguas (inglés, francés, sueco, alemán, checo, neerlandés/holandés, portugués, rumano, búlgaro, hebreo, árabe, japonés, coreano, polaco, catalán y gallego). Ha obtenido el Premio Reina Sofia y el Premio Cervantes.

 

Poetas conversan. (De izq. a der.) Juan Carlos Mestre, Gonzalo Rojas y Antonio Gamoneda.

Poetas conversan. (De izq. a der.) Juan Carlos Mestre, Gonzalo Rojas y Antonio Gamoneda.

 

Miguel Ángel Zapata [MAZ]: Hablando un poco de poesía española, la presencia de Manuel Machado, siendo un poeta fundamental, está casi olvidado ¿no?

Antonio Gamoneda [AG]: Manuel Machado era un gran poeta, sobre todo un poeta muy tierno. Hay claro la anécdota cruel de Borges, que cuando le dieron el Premio Cervantes y sabiendo que en España se conocía a Manuel solo como “el hermano de Antonio Machado”, un periodista le dijo, dice usted ¿Antonio Machado? Y Borges le respondió: ¡No sabía que Manuel tenía un hermano!

 

 

[MAZ]: Borges tenía unos comentarios crueles. Consideraba, por ejemplo, a García Lorca como un poeta menor, y decía que le había favorecido mucho su muerte trágica. ¿Qué opinas sobre esto?

[AG]: Bueno, el otro día conversando con Teuco, el poeta argentino, le dije: mira, Borges es demasiado inteligente para ser un gran poeta. El poeta debe ser ciertamente inocente, y Borges tiene una cabeza poderosísima, él, claro, puede hacer un poema perfecto, pero no puede estar en un estado virginal y, a pesar de su inmensa cultura, no podría juntar tres palabras que nadie podría reunir, como sólo César Vallejo lo puede hacer.

 

 

[MAZ]: ¿Si tuvieras que salvar unos libros de poesía española del siglo XX de un incendio, con cuáles te quedarías?

[AG]: Pienso que España tiene grandes poetas, sobre todo en la primera mitad del siglo XX, y sobre todo en los anteriores a los años 40. Creo, sinceramente, que es así. Pero si tuviera que salvar de un incendio dos libros de poetas españoles del siglo XX, me llevaría a García Lorca y a Claudio Rodríguez.

 

 

[MAZ]: Desde Don de la ebriedad… ¿todo Claudio?

[AG]: No todo Claudio. Escribió Don de la ebriedad a los 17 años. Yo no creo en milagros, pero es un libro milagroso, escribió por lo menos otros dos muy buenos, y estos no oscurecían a los otros. Claudio murió relativamente joven, hacia los 60 años, nunca escribió tonterías, pero sí escribía, en ese entonces, cuesta abajo. De modo que el libro último y luego póstumo, pienso que hubiera sido mejor que no se publicara, que hubiese sido mejor se lo hubiera comido en papel envuelto en un ácido el que los publicó, ya que sólo lo publicó para responder a sus intereses personales.

En su último libro Claudio era totalmente responsable de esa publicación, que es casi una leyenda, era un libro que estaba en la cuesta abajo, pero eso no hace que desaparezca y que se anulen sus otros dos libros ni Don de la ebriedad.

 

56400798_121934

 

[MAZ]: ¿Y en el caso de Federico [García Lorca], con que libros de él te quedarías?

[AG]: Federico escribió también, sobre todo en su juventud, cosas sin importancia. Si a Federico lo traemos aquí a esta mesa con alguna parte de lo que escribió, vale, es nuestro patrimonio, nuestra línea para entendernos sea con Lorca o con Claudio, por eso yo a penas distingo el Romancero gitano de Poeta en Nueva York, o de los Sonetos del amor oscuro… o el largo poema “Llanto por Ignacio Sanchez Mejías” el poema más importante no solo por su extensión y por su unidad, pero eso no lo hace más importante que Vallejo, por ejemplo.

 

 

[MAZ]: Me decías que piensas que los peruanos sienten un fervor inmenso por la figura de Vallejo…

[AG]: El fervor que hay en Perú por César Vallejo es envidiable, porque lo quieren hasta los que no lo han leído nunca… lo quieren y es admirable, leen a Vallejo como a un santo.

 

 

[MAZ]: Hace poco me dijiste algo sobre Neruda: que después de haber publicado los Veinte poemas… y Las residencias se debería de haber dado un golpe en la cabeza para no publicar más. Hay lectores que aman el Canto general, por ejemplo.

[AG]: Sí claro, es una postura sistemática, es decir, que se adopta previamente por convicción o capricho, pero da igual, a la poesía no se va ni se viene de ella con capricho.

 

 

[MAZ]: Yo encuentro a Huidobro más arriesgado que Neruda…

[AG]: Huidobro, es un poeta, aunque no se nombra mucho, pero es más fértil que Neruda porque Huidobro es la veta mayor de una zona de vanguardia que empieza a tener mucho más sentido, es precisamente una tendencia o dos, que cubre varias lenguas, no solo el castellano.

 

El poeta Antonio Gamoneda. Foto: José Ramón Vega

El poeta Antonio Gamoneda.
Foto: José Ramón Vega

 

[MAZ]: ¿Y la poesía de Nicanor Parra?

[AG]: Yo digo que su poesía no me entusiasma, sin embargo considero que es un poeta en cierto modo necesario para cauterizar el fundamentalismo en la poesía. Parra creo que funciona como un depurativo, el consejo que no se pronuncia ni se dice, los antipoemas funcionan para curar excesos formales que están en el otro lado.

 

 

[MAZ]: ¿Qué piensas de la poesía de Juan Larrea?, poco conocida, que fue gran amigo de Vallejo.

[AG]: Precisamente, en la generación del 27 española hay un poeta que es el ausente siempre: no está nunca, ni cuando hay sesiones de trabajos, ni recitales ni fotografías y este poeta es Juan Larrea, que hizo el trabajo quizás más importante en el sentido de ayudar a difundir la poesía de Vallejo. Larrea es un magnifico poeta, extraordinario, que no cuidó su obra porque quiso cuidar la obra de Vallejo, por ejemplo, sin embargo en lo que se conoce de su poesía, que es magnífica, no hay una influencia de César Vallejo, y si la hay alguna es de Huidobro.

 

 

[MAZ]: ¿Cómo escribes un poema Antonio? ¿Usas la computadora o a mano?

[AG]: Siempre a mano, a lo mejor luego como hay muchas tachaduras, trato de ponerlo de claro en un papel… a ver que sale.

 

 

[MAZ]: ¿Cuánto te ha tardado terminar un poema, el más largo? Tenemos la historia de El Cementerio marino de Valery, 25 años.

[AG]: Yo más modesto, 3 años…

 

00106520742625____2__640x640

 

[MAZ]: ¿Y estás satisfecho después de que lo publicas?

[AG]: No.

 

 

[MAZ]: ¿La poesía francesa te ha dado algo? Tienes poemas en verso largo, poemas en prosa, de gran aliento….

[AG]: Del simbolismo francés me reconozco de alguna manera teñido por Mallarme, Rimbaud, Baudelaire.

 

 

[MAZ]: ¿Qué te parece la poesía de Octavio Paz?

[AG]: Creo que Paz es un gran poeta, pero yo le respeto más como un pensador crítico, a lo mejor soy injusto, pero es así.

 

 

 

[MAZ]: ¿Y Góngora y Quevedo?

[AG]: Mi pronunciamiento es casual. Yo te puedo decir que los dos son grandes poetas y luego tenemos a César Vallejo, y a otro grandísimo poeta que es Juan de Yepes, que es San Juan de la Cruz. No te puedo decir más, me fascina Quevedo, pero leo más a Góngora

 

9788416193547

 

[MAZ]: ¿Por qué?

[AG]: Es la construcción humanizada del poema, es la maestría máxima, la mayor maestría.

 

 

[MAZ]: ¡Salud por Góngora! Me encantan los vinos Ribera del Duero.

[AG]: Voy a pedir un expreso con un poquillo de ron blanco para echárselo. En España le hecho orujo al café, es hollejo de la uva. Cuando se ha sacado el vino por presión, quedan los hollejos de la uva y de ellos se produce una fermentación, un destilado, y puede ser bueno según la calidad de la uva. Los Ribera son buenísimos, también tomo Rioja. Hay otros vinos en España, pero prefiero como tú el Ribera.

 

 

 

 

*(Piura-Perú, 1955). Poeta y ensayista. Profesor de Literatura hispanoamericana en la Universidad de Hofstra, Nueva York (EE.UU.). Ha publicado recientemente dos antologías de su poesía: La nota 13 (2015) y Hoy día es otro mundo (2015). Entre sus poemarios destacan Los canales de piedra. Antología mínima (2008), Ensayo sobre la rosa. Poesía selecta 1983-2008 (2010), Fragmentos de una manzana y otros poemas (2011), La lluvia siempre sube (2012), La ventana y once poemas (2014), entre otros. Este año se publicará una antología de su poesía en italiano, Uno scrive poesia camminando. Antologia personale (1997-2015) (inédito, traducido por Emilio Coco). En su obra crítica destacan: Vuela un cuervo sobre la luna. Muestra de poesía española contemporánea: 1959-1980 (2014), La voz deudora. Conversaciones sobre poesía hispanoamericana (con Ilán Stavans, 2013), Vapor trasatlántico. Estudios sobre poesía hispánica y norteamericana (2008), Asir la forma que se va. La poesía de Carlos German Belli (2006), (2005), Moradas de la voz. Notas sobre poesía hispanoamericana actual (2002), entre otros.

 

 

**(Oviedo-España, 1931). Poeta. Ha obtenido el Premio Reina Sofia y el Premio Cervantes. Su obra ha sido traducida a 17 lenguas. Ha publicado en poesía Descripción de la mentira (1977), Libro del frio (1982), Edad (1988) y Esta luz (2004), Canción errónea (2012), La prisión transparente (2016), entre varios otros.

Deja un comentario