Por Osman Alzawihiri*

Crédito de la foto facebook del autor

 

 

9 poemas de Osman Alzawihiri

 

 

 

XXIV

 

aquí están paisajes de mis manos | aquí desato osarios de mi cuerpo | sueño con la tarde | vuelve a verme las montañas | pero sólo percibo los colores de este muro |camino sin abrir la fisura de mis venas |DONDE VOY ES MI ORIGEN

 

 

 

XXVIII

 

dibujo sueños de aves | los capullos atardecidos parecen polvaredas de hojarasca | veo hojas anochecidos desapareciéndose | afuera criban noches seniles | ahora está aquí hablando y deshaciendo la sangre de su cuerpo | escurro pieles tejidas | ESTOY SANGRANDO INSOMNIOS DE VINO

 

 

 

XXIX

 

en esta combustión de canciones se desbandan las mirrias de chicchipa | sólo es mancha las camisas de una voz | sólo es canela de tactos de algún cuerpo las noches | como tardes colindantes a lejanía | COMIENZAN LOS GESTOS INTERMINABLES

 

37674772_1709185012531592_4942203525884018688_n

 

XXXIII

 

inundo los dedos de mi rostro y desenredo el barro sangrante | ahí donde están los cordeles azules los niños que se acercan para verse en los paños que no hay | SÓLO HAY VOCES CRUJIENTES MIGRANDO DESDE LOS ÁRBOLES DONDE TOMÉ PAISAJES PROFUSOS DE OLVIDO

 

 

 

XL

 

muy cerca a los cerros invento las astillas de ave |salpico informes de cielo | desbordan canciones de alfeizar y resuellan caminos donde está mi piel de cedro | las veo en una menta húmeda | donde garuan espejos perdidos | grafico los ríos | la vera de luces azules | los cafés de cebada | en la noche hacia donde voy | LA TARDE QUE ME VE LLEGAR DE ALGUNOS ÁRBOLES SILVESTRES

 

 

 

XLII

 

la pared escurre las sonrisas de niña | veo abrir esa puerta amorfa | las campanadas en medio de las luces embravecen las noches para ver sinfonías | crujen las partituras de coro | incinero los flores negros con riachuelos de espiga y vibran badenes del tiempo | vuelve |desaparece con los totorales verdes donde los zumos azules resinan jardines borrosos | ESTE LICOR DE MÚSICA ES BRASA ENARDECIDA QUE ESCUCHO EN TI

 

37682047_1709184969198263_2125716603420016640_n

 

XLV

 

la tarde está dentro de los huesos | aún está venteando mis sienes idos | estoy remando la balsa de mis venas hacia los ríos de algún puerto | veo hojas moviéndose | madejas de seda y gotas de anilina | los pillis salpican veranos | aquí arde la paja y las mareas de incienso es el tiempo | VUELVO DE DONDE VINE

 

 

 

LIX

 

serán ríos de noche los caballos aparejados salpicando rumores nocturnos | serán trozos de viento los ojos de mi auquénido que ladra desvelos de zorro | caza las abejas amontonados |la hoja de ébano rojo | estos juegos son manías demenciales | aquí percibo ronroneos de serpiente |aún es la voz | ya veré madejas que recitan las ondas de ijar |DE REPENTE PERCIBO LOS TRIZOS DE ESTA MANO

 

 

 

LXXXIII

 

los arcillas son algunos animales viéndose en esa parte donde los arbustos tienen un montón de paños que acaban desfigurando sus alas | áun las sombras tienen restos de animales respirando vizcachas y cuyes | DESDE UNA VISTA ESTÁN OTROS Y PASAN A DESTITUIRSE DE LAS RAMAS DE HIRUCHULLO

 

 

 

 

 

*(Perú,1982). Poeta. Docente de literatura. Primer premio Horacio en el área de Poesía 2011. Ha participado en el festival de Poesía Enero en la palabra 2014. Organizó el Primer recital de Poesía Tránsito de humo. En la actualidad es editor de la revista de literatura Hado Tártaro y el boletín de poemas Orquipoemas. Ha publicado en poesía Chuspa del café (2009), Sudario de 2982 (2010), Herbaje de incienso (2011), Templo de las flores (2012), Ichus negro (2013) y Libro de kiyu (2015).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.