Por Antonio Bux

Crédito de la foto el autor

 

 

7 poemas de Saga familiar de un lobo estepario (inédito),

de Antonio Bux

 

 

Vistazo

 

Gastar lluvia, me decías

gastar lluvia como años,

como cerrando los ojos

en la nieve, como abriendo

los labios al fuego. Te hinchaste

de estas perlas, el día que te vi

frente al puerto, tirarte

contra las alturas

del azul. Y te sentías

calma, olías a desierto.

Un submarino protegía

tus palabras, los pescadores

te veían, gastar por el abismo

millones de corales. Pero el pirata

químico que vive en tu sombra,

ahora es Peter Pan, y muere

hasta que tú no vuelvas.

Las líneas del agua lo repiten,

eres Campanilla, tú eres el mismo

barco que cae en el cielo.

 

 

 

Cuando era niño

 

En los escaparates de la noche

hay un azul gritando

a solas.

 

Es la flor

de todas las madres,

la madre que nunca duerme

tras el tulipán somnoliento

mirando en el jardín

sus propias ruinas.

 

Y los padres tiran metales

contra mujeres sin espejos.

 

La memoria es un campo

que sangra a rosas,

la madre lo sabe,

cada mes lo olvida.

 

Y cuando los niños eran

chiquitos, había una pelota

que les jugaba;

 

la misma pelota sigue

jugándoles. Hasta que mueve

su latido un fantasma

y muere el planeta

por la derrota.

 

antonioBux_PORTADA_MUESTRA_03 - copia

 

Mi tía y la mentira

 

Me dieron unos caballos

como primos

sin fronteras me lanzan

lejos. Y sus labios

huelen a arena

en el desierto de nuestra comida

 

mi tía me quiere matar,

llora hasta llenar

los platos con historias

de lluvia, construye el Arca

de un ciego Noé.

 

Yo escribo sobre un papel mojado

su Biblia de puñetazos

caídos.

 

 

 

Unos dioses menos

 

Los vagabundos le preguntan

al Dios de la calle

si la calle es el paraíso

 

en la Siberia del amor

 

los amantes le piden

al Dios de los besos

 

si el beso nocturno

es la muerte

 

o tan solo el frío

de la vida

 

o el hielo de la tumba

en la vida del sueño

 

así yo le pregunto

 

a mi Dios si es el cielo

el Dios que no mira.

 

 

 

Vi tres diablos arañando la puerta

 

Vi tres diablos arañando la puerta

del testigo, tres diablos encapuchados

brillando frente a las puertas quemadas

 

vi los diablos de la historia, la historia

caída entre las manos equivocadas

y los diablos eran los padres, la familia

 

ajena, los monstruos llegados de la tierra,

y vi a los reyes sin anillos en las cabezas

golpeando la rosa duplicada de la vida

 

y vi el tallo del sueño, la máscara destruida

mirándome al espejo, vi la dependencia

sin rostro, la verde memoria del abismo.

 

El poeta Antonio Bux

El poeta Antonio Bux

 

El mordisco del lobo

 

Me robaron la lengua para doblar

mi cuerpo

 

pero crecí sin lengua, crecí ciego

mirando al espejo

 

vi el ojo del lobo

y una vida suspendida, vi a mi hijo

el ser no querido

 

el hijo de mi padre, vi en su cuerpo

un lobo herido, un chiquito

lobo hambriento

 

comiendo las luces del alma,

las luces sobrevividas

 

cómo se puede por hambre

matar el amor, la naturaleza

enseña:

 

en cada cuerpo hay una muerte

y en cada sombra es la vida

 

la que brilla sin dos soles,

en el olvido de Dios, el vapor

de la vida,

 

el alma de un lobo

mordiendo.

 

 

 

Para qué ganar

 

Para qué ganar si todo marchita,

si en el estómago gigante

 

de otro mundo renace

una polilla del miedo.

 

Para qué ganar si todo funciona

sin nosotros si robamos

 

el resplandor a los bichos.

 

Porque ganar es la muerte,

una distancia de sombras

en la luz olvidada.

 

Para qué ganar, entonces,

si nuestra familia

es la derrota, si somos nosotros

el juego final.

 

Porque ganamos de muertos,

entre las mejillas terribles,

le ganamos al dueño

 

una vez más.

 

 

 

 

 

*(Foggia-Italia, 1982). Poeta, traductor. Vivió en Florencia y reside en Barcelona desde 2007. Ha sido ganador y finalista de los premios Viareggio, Iris (Florencia), Piero Alinari, Minturnae y Lorenzo Montano. Dirige las colecciones Kēlen y Sottotraccia de Marco Saya Ediciones. Dirige el blog Disgrafie (www.antoniobux.wordpress.com). Ha publicado en poesía Trilogía dello zero, 23 – fragmentos de alguien (2014), El hombre comido (2015), Kevlar, Naturario y Sativi.

Deja un comentario