Por Mónica Tracey*

Selección por Mario Nosotti

Crédito de la foto (izq.) Hilos Ed. /

(der.) Twitter de la autora

 

 

7 poemas de Hay que dejar de ser hermosa,

de Mónica Tracey (2018)

 

 

 

EL REFLEJO del árbol sobre

el río

no es uno a uno

una hoja una rama y su doble

según la luz la niebla la brisa

es un halo verde como un musgo

que le brotara al agua

la impresión de una presencia

que lo penetra

que lo forma

que se hace parte

como una letanía

sobre la palabra

sobre la música

en la respiración.

 

 

 

EL BIGUÁ vuela bajo

extasiada su imagen

en el río

por el centro a lo

largo lo recorre

como si alguien

viniera detrás

no hay nadie detrás

sólo abajo

apegada al agua su sombra

su imagen su vuelo.

 

Monica Tracey

 

VERDE QUE NO es verde

filigrana de las hojas pequeñas

como enjambre en el aire

sobre los camalotes

otro enjambre de incertezas

río abajo

la casita en el árbol

ese runrún ese viaje

de árbol en árbol

hasta aquí.

 

 

 

SI ES VERDE el ciprés en primavera

¿llamaré verde a la casuarina?

no diré entonces brillante ni vibrante

al verde

¿le llamaré verde?

 

 

 

HAY RAMAS QUE SE YERGUEN rectas

para beberse toda la luz y todo el cielo

cuando nada ni nadie las distrae

son voraces con lo abierto

beben el néctar gloriosas lo muestran

vivas como nunca nunca tan bellas

bellas hojas oxidadas

bellas ramas desnudas

bellos troncos encendidos

bello el amor de los árboles y el tiempo.

 

La poeta Mónica Tracey

La poeta Mónica Tracey

 

EL MAR se pega

a la mirada y ahí queda

el rayo parte de luz el cielo

la tarde

el vendaval

la llanura se abre

como infinito

a ciegas

dobles de sí

en el río

los árboles fluyen.

 

 

 

UN AGUAVIVA varada en la arena

del amanecer

tocada en el centro en el fondo viscoso

como una flor

como una cruz de iodo y espuma

bella con esa respiración

esa palpitación amenazante

un cerebro

un corazón

con una guarda violeta azul brillante

en el borde alrededor

el mundo ya no sabe en qué forma decir

que todo es locura

 

no escuchamos

no hay manera.

 

 

 

 

 

*(Buenos Aires-Argentina, 1953). Poeta Integró los grupos de poesía “El sonido y la furia” y “Nosferatu”, fue cofundadora de la revista de poesía Último Reino. Ha publicado en poesía A pesar de los dioses (1980), Celebración errante (1987), Hablar de lo que se ama (1990), Hablo en lenguas(1999), Sobre la espalda del cielo (1999) y Hay que dejar de ser hermosa (2018).

 

Deja un comentario