Por David Bustos*

Crédito de la foto el autor

 

 

7 poemas de Dos cubos de azúcar (2014),

de David Bustos

 

 

04

 

Cuotas impagas en la mesita de luz

limpian el bosque de bronquios.

Como un ebrio abrazado a un árbol de viento

 

la corteza seca de eucalipto fluye blanda

por las amarras de un higo.

 

La noche con su cola de polvo.

El movimiento vegetal bajo los párpados.

 

 

 

12

 

Las nominaciones de la espera

y el color indefinido

del pensamiento. Crece

en los contornos la fisura

de los brazos amarrados

a la espalda.

El secreto del fuego

es una vena encendida en el cuello.

 

 

El poeta David Bustos

El poeta David Bustos

9

(Versión libre Marian Moore)

Ocho ballenas varadas

aire marino hasta las casas

escamas sobre las rocas

un pelícano porta en su hocico

la bolsa de agua de la tormenta

curvan los pastos las estrellas

se golpean en el campanario

sonidos de dedales de oro

giran sobre el cuero del lagarto

progresa el mar antiguo

la aguja torcida de la iglesia

cuatro columnas acanaladas

las modestas chozas de pescadores

arruinado puerto de ideas

ruinoso muelle sin registro

juncos vibran al aire

el reparador de campanarios

ata la soga que desciende del cielo

lustra la puntiaguda estrella de la iglesia.

 

 

 

20

 

Una gaviota descifra

las rocas oscuras del borde costero.

La rodilla izquierda

tiene serios problemas.

Paseos por la mañana.

 

La menta entusiasmada

con el clima después

de almuerzo agua caliente.

 

 

 

28

 

La piel adelgaza con la vejez.

Los ojos decoloran.

Vaso de cerveza.

Espuma a través del sol.

 

dos-cubos-de-azucar

 

29

 

La puerta con los trozos

de muro interrumpen

a los cipreses que conversan

rodeando la casa el pequeño olivo

permanece sin levantar la voz.

 

 

 

30

 

Un caracol curva el remolino encendido

que trasciende las trastienda

asolada de la tarde bebe

torcido la abulia de su concha

escribe la caligrafía

 

una lata de conserva

bajo el umbral de la cocina

flota entre las arrugas

de una posa de agua.

 

 

 

 

 

*(Santiago-Chile, 1972). Escritor y guionista. Vive en Algarrobo. Como guionista ha participado en teleseries y series de televisión. Fue tres veces becario del Consejo Nacional del Libro y la Lectura. Formó para del comité editorial de Ediciones del Temple, donde dirigió la colección Amarcord. Coeditó Horroroso Chile, ensayos sobre las tensiones políticas en la obra de Enrique Lihn (junto a Guido Arroyo, 2013). Recibió el Premio Municipal de Literatura de Santiago (poesía, 2007). En la actualidad, es columnista en El Desconcierto. Ha publicado en poesía Nadie lee del otro lado (2001), Zen para peatones (2004), Peces de colores (2006), Ejercicios de enlace (2007), Jardines imaginarios (2010), Hebras viudas (2011), Dos cubos de azúcar (2014) y Arial 12 (2018). Publicó el disco de poesía sonora Todo empieza por casa (2014).

Deja un comentario