Por: Mercedes Roffé*

Selección por: Mario Pera

Crédito de la foto: (Izq.) Ed. La isla de Sistolá/

(der.) ©Frédérique Longrée

 

 

 

7 poemas de Diario ínfimo (2016),

de Mercedes Roffé

 

 

 

11 de mayo

URGENCIA

 

arborescencias

 

tal el perfil de una nube

desperezándose hasta

desentenderse

de su propia materia

 

su gris

su luz

su algodonado saberse

 

no es día un día así

 

arrebolado batir es

de alas

 

alas abajo

un río

o una selva

 

algo que

se precipita:

 

un cambio de estado     un

desmoronarse     un

acelerar

caer

desbarrancarse

aquello que

 

no fuimos nunca

 

nunca

 

nunca seremos

 

ahhh pero hoy…

 

¿no hubo un color allí

que se quedó prendado

en ese hueco azul cobalto

iridiscente y piedra?

 

 

 

19 de mayo

REMINISCENCIAS

 

hoy en el cielo hubo fuegos

y grises

y algún jirón rosado

desplegándose

sobre el río brumoso

–su horizonte

 

hoy fue un día de luces

y sorna y farsa

y algún mirar fastidiado

 

un desencuentro

 

un libro que alguien dejó     caer en tus manos

una pregunta

una espera

 

hoy     quienquiera que fuese

leyó como si amara

en la palabra el alma que la intuye

o labra

o borronea

 

hoy alguien susurró

al oído de alguien

un poema improbable

incierto

 

receloso

 

como una garúa

 

 

 

27 de mayo

DE LOS CUERVOS

 

de ver la luz

cegar

cegar

de ver

tanta carroña

 

los cuervos,

sin embargo,

son lustrosos y bellos

 

poca muerte

digna

de sus picos agudos

 

Según una leyenda,

mientras haya cuervos

en la Torre de Londres

Albión sobrevivirá.

 

Entretanto, funcionarios de su Alteza real

mantienen varias de estas aves

en cautiverio

para

–dicen–

“dar gusto a los viandantes”.

 

p1190799

La poeta Mercedes Roffé

 6 de junio

POÉTICA

 

entretanto

dejar que las palabras

hagan su obra

 

 

 

14 de agosto

TODO ES MIEDO

 

no leer

no escribir

no pintar

no cantar a voz en cuello

 

no cruzar la ciudad vociferando

por dentro

 

soy feliz

o quizás podría serlo

o lo he sido

 

no convocar

no partir

no batir palmas

 

pero el miedo

 

 

 

28 de noviembre

ÉXODOS

 

la memoria y el sueño encuentran su discurso

cada cual el suyo

cada cual su propia

articulación

 

sucinta

límpida

desnuda

 

un trazo de pincel marca el contorno

de una situación extrema

sin extremos, sin

patetismos

 

hay superficies planas, duras

diáfanas también –prisma filoso

espejo

piedra que cae a pique

 

portón

 

una mesita de mármol

como una lápida

 

una foto

que se anima y te besa

o te abrasa

 

sueños arrasadores

donde la máscara que somos

aguarda

su capciosa, brutal, inapelable

salida a escena

 

la muerte siempre anunciada

la sangre negra del cuerpo

que se escribe

la entrada en la memoria

y el exilio

 

los caminos son múltiples pero se cruzan

 

la tierra de la que se parte, vuelve

 

vuelve y mora

 

al acecho

 

en una lápida, una foto

 

un espejo

 

un trazo

 

una palabra bárbara

 

incomprensible

 

 diario-infimo-tapa-345kb

 

30 de noviembre

INDAGACIONES

 

Pero

¿qué es el pasado? ¿qué el presente?

¿acaso es posible distinguir

la cortina de hierro y nube

que los separa y los une?

 

¿no acuden las memorias al presente

y jalonan los días

tanto o más que el espanto

nuestras noches?

 

memoria y percepción

¿no son coetáneos?

 

si la mente es perpetuo movimiento

y el tiempo es movimiento

y el ayer y el hoy se buscan

en una danza que es, a un tiempo,

repetición y réplica y

contrapunto

 

¿no es así que llamamos pasado

a ciertas escenas –postales–

más inmediatas aun –como instantáneas–

momentos de hoy y antaño

dándose sentido mutuo

confluyendo

en ese diario de viaje

que es la vida?

 

¿qué modifica qué? ¿que incide

en qué? ¿el pasado

en el presente? ¿la infancia

en la vida toda? ¿o quizás el presente

en ese ayer

revisitado siempre

soñado y reescrito y desvirtuado

siempre

desde el saber

o la agonía de hoy?

 

 

 

 

*(Buenos Aires-Argentina, 1954). Poeta, traductora y editora. . Reside desde 1995 en Nueva York (EE.UU.). Estudió Música y literatura y Lenguas Modernas en la Universidad de Buenos Aires. Fue parte del equipo de producción de la reconocida Editorial Losada (Argentina). Es doctora en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid (España) y en Literatura española por la Universidad de Nueva York (EE.UU.). En 1998 fundó la editorial Pen Press. Por su obra lírica, obtuvo la beca de la John Simon Guggenheim Foundation (2001) y la beca de la Civitella Ranieri Foundation (2012). Ha publicado en poesía Poemas (1973-77) (1978), El tapiz (bajo el heterónimo Ferdinand Oziel, 1983), Cámara baja (1987; 1998), La noche y las palabras (1996; 1999), Definiciones mayas (1999), Antología poética (2000), Canto errante (2002), Memorial de agravios (2002), Milenios caen de su vuelo. Poemas 1977-2003 (2005), La ópera fantasma (2005), Las linternas flotantes (2009), Canto errante seguido de Memorial de agravios (2011), La ópera fantasma. (2012), Carcaj: Vislumbres (2014) y Diario ínfimo (2016).

Deja un comentario