Vallejo & Co., presenta una breve muestra de poemas de algunos de los poetas participantes en el 7 Festival de Poesía Chepén Chepén, que se realizará en la ciudad de Chepén entre los días 1 y de 3 de Setiembre con diversas actividades, lecturas, conferencias, clases, charlas, etc. No se lo pierdan.

 

 

7 Festival de Poesía Chepén Chepén.

Muestra de poemas

 

 

Fredy Yezzed (Bogotá-Colombia, 1979)

 

El diario inédito del filósofo vienés Ludwig Wittgenstein

Fragmentos

 

1

 

1.         La realidad está limitada por la totalidad de la poesía. La poesía no tiene límites.

 

1.1       La poesía es un jardín: un jardín que habla de otros jardines.

 

1.11     Poesía, en una palabra, señor entrevistador, es requiem.

 

1.12     Pero la mejor definición de poesía es la siguiente proposición: Poesía no es ni lo uno ni lo otro; quizá tampoco lo tercero.

 

1.13     El lenguaje es la flor, dijo Mallarmé. Si esto es así, entonces, la poesía es la floración: encantamiento de la flor.

 

1.2       Under the Winter: quizá su madriguera más cálida, más productiva.

 

1.21     El único enemigo de la poesía es el poeta: allí, es él contra él mismo.

 

1.22     & ese silencio… (                ) Es el lenguaje que reclama su propia poesía.

 

1.3       El mundo siempre ha sido una colección de murallas, & el lenguaje no es más que una de esas inquisiciones del cielo. La poesía solo comete la osadía de saltarla.

 

1.31     La poesía es como el almendro: sus flores son perfumadas y sus frutos amargos.

 

1.32     Anudar una palabra a otra, con la esperanza de unir un hombre a otro.

 

1.33     La poesía que no extiende los brazos es una poesía mutilada.

 

1.4       Lo meta-poético son las arañas que se comen a su madre

 

 

 

Angélica Freitas (Rio Grande do Sul-Brasil, 1973)

 

Un útero es del tamaño de un puño

 

a una mujer locamente guapa
un día van a darle un coche
sin duda van
a darle un coche
y muchas flores
cuantas sean necesarias
más que a las feas, las enfermas
y las secretarias juntas
en cambio a una mujer extrañamente guapa
pueden darle flores
y también pueden darle un coche
pero un día va
sin duda va
a tener que venderlo

 

 

 

Arehf Palacios (DF-México)

 

[mantra del joven caminando por la noche de los lobos]

 

 

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTELA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTELA POLICÍA NO EXISTE  LA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTELA POLÍCIA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTELA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTELA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTELA POLICÍA NO EXISTE

 

NO SON MÁS QUE ROMAS HERRAMIENTAS DE PERSECUCIÓN Y TORTURA

EL BRAZO ARMADO DE LA CORRUPCIÓN/ HORDAS DE SIMIOS ENTRENADOS

PARA ENSEÑAR LOS DIENTES Y REPRIMIR ANTES DE HACER PREGUNTAS

TODOS CARGANDO CON SUS CARAS TORVAS Y SUS MACANAS

EL QUEME AGARRÓ TENÍA LA MIRADA ESTRÁBICA DE UN JABALÍ ACÉFALO

 

PERO

 

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTELA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTELA POLICÍA NO EXISTE

 

SÓLO SON PERROS RABIOSOS UNIFORMADOSTODOS COMO LOS VIOLENTOS JUGUETES DE UN NIÑO FACISTA / PERROS TRAVESTIDOS DE HOMMO SAPIENS /OVEJAS DISFRAZADAS DE LOBOS

PERROS DISFRAZADOS DE LOBOS

LOBOS DISFRAZADOS DE LOBOS

IRACUNDAS JAURÍAS DE SUS FAUCES SUPURANDO LADRIDOS VITRIÓLICOS

Y YO SIN FUEGO PARA INCENDIARLES LAS PATAS/ SIN FUEGO PARA ENCENDER

LANOCHEENQUEMEPARTIERONLACABEZAESOSIMBÉCILES/SINSABERQUEDEELLA

ESCAPARÍANLOSSUEÑOSLABERÍNTICOSDEUNAJUVENTUDENARDECIDA

 

POR ESO REZEMOS JUNTOS:

 

LA POLICÍA NO EXISTELA POLICÍA NO EXISTELA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTELA POLICÍA NO EXISTE   LA POLICÍA NO EXISTE

LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE LA POLICÍA NO EXISTE   LA POLOCÍA NO EXISTE

 

CORRAMOS  GRITÁNDOLO Y ORINANDO ARCOIRIS SOBRE LAS CALLES

PINTEMOS TODAS LOS MUROS DE NUESTRA REBELDÍA

HASTA QUE LA CIUDAD ENTERA SE CONVENZA: LA POLICÍA NO EXISTE

 

Y ENTONCES DESAPAREZCA

 

 

 

Cristian De Nápoli (Buenos Aires-Argentina, 1972)

 

La hija de Kant

 

Si en la tele todo son peleas, palos,

en las redes

todo son mimos, mensajes de amistad.

Miro tu foto. Pienso lo que sería

si subís la otra foto: un cambio de paradigma:

sale Facebook entra Woodstock, los pendejos

se matarían por gustarte. Yo no se la mostré a nadie.

Porque no hay nadie en el mundo que pueda

entender cuánto me gustás

y no por caballero guardo esa foto.

Quizás vos sí la difundiste. Tu amiga

esa que es tan juiciosa, esa

que parece la hija de Kant,

ya la habrá visto y te retó.

Seguro se la mostraste un día

para que te retara.

Pero miro esta otra foto, la de “perfil”: la de “todos”.

Labios en trompa, gestito,

que el mundo sepa que no tenés carácter

es tu actual juego, tu última ansiedad.

¿Te acordás lo de “sé que soy linda pero no soy vanidosa”?

Qué jugadora, seguro te lo creías.

Labios en trompa y debajo

los comentarios de los donjuanes,

la larga baba universitaria.

Se matan por gustarte. Siempre estuvieron y no dije nada.

Hoy algo diría, pero por suerte escribo poesía.

¿Escribo poesía para quién? Me río, y de repente

la veo a tu amiga entre los comentarios, esa:

la hija de Kant.

Amonestó moralmente a dos pendejos

que se pasaban en piropearte.

Te debe dar bronca, le dirías

que por favor no te espante a los chicos.

Me cae bien tu amiga.

El mundo tiene árbitro con ella

para rato. Y conmigo, ¿qué?

¿el mundo tiene poesía?

Qué va, si lo que escribo apenas lo lee

la gente insulsa

que vive en muros donde nadie

deja un lamento.

 

 

 

Victoria Guerrero (Lima-Perú, 1971)

 

LOS DECAPITÉ a todos

Me senté y los decapité a todos

Les tiré un flash potente en la cara

Sus cabezas rodaron malamente sobre el pasto seco

Vi sus ojos espantados

Suplicaban

Pero ninguna súplica conmovía a mi cámara

-mucho menos me conmovía a mí-

Esta es una historia de humillaciones

No sabía escribir

No sabía beber

No sabía amar

Así que fui y les arranqué la cabeza a todos

Con una sola luz potente

Un destello un alumbramiento

Podría decirse

Fue así

Y no me arrepiento

 

 

 

Rocío Silva Santisteban (Lima-Perú, 1963)

 

El hombre más pobre del mundo

 

El hombre más pobre del mundo
… es una mujer

peruana, africana, india,
quizás una mujer campesina

una mujer que fue violada por el primer marido
embarazada una y otra vez explotada durante el embarazo olvidada durante la lactancia y el parto

una mujer que cortó el cordón umbilical con sus propios dientes que a los treinta se quedó sin marido sin caficho sin pelo

y después los hijos uno por uno
la olvidaron a la vera del camino

una mujer que murió y no fue enterrada
cuyo rastro se perdió sobre la arena

una mujer que ni siquiera es un viento

una mujer de quien no queda ni huella

solo un eco
un eco sordo
un resentimiento negro sobre la tierra.

 

 

 

Luis Fernando Chueca (Lima-Perú, 1965)

 

La memoria en las manos (3 fotografías)
La mujer sostiene el papel que su hijo le mandó desde el cuartel de Los Cabitos. El muchacho no regresó con vida ni ella pudo hallar su cuerpo ni ha logrado descansar. Pero le queda ese trozo de memoria entre las manos.
Otra señora ayacuchana enseña con ternura y rabia el retrato carné de su marido. Una vieja foto de perfil entre sus gruesos dedos demuestra que no inventó a ese hombre que negaron en todos los puestos policiales.
Una madre mira con horror las llaves en su palma. cuando una de ellas se usa para abrir la gaveta de su hijo en la residencia universitaria de La Cantuta, sabe que ya no tiene nada que esperar.

 

 

 

Efraín Altamirano Caceres (Cusco-Perú, 1985)

 

El machista
Quiero una mujer totalmente para mí

como una grosería débil y oculta.
Deseo una mujer absolutamente para mí

es decir, una de ellas que ya no existen por culpa de mi culpa

porque anhelo hasta la gripe esa mujer
que perdió alguna virginidad con mis pedazos humanos.
En realidad me abrazo a desear a mi mujer que no hay
Si pudiera mentir
Diría que de mi vaso nadie más ha brindado.

 

 

 

Carol Andrea Cruzado (Trujillo-Perú, 1993)

 

J.

 

Hay un cuerpo
Existe y
su respiración es ausente
Hay un cuerpo
Al cual solo le otorgo el espacio
Me pregunto
Será ese cuerpo
El que me recuerde
Desnuda
El que me extrañe en el coito
El que entienda la miopia de mis ojos
Hay un cuerpo
Es un hombre
Y me pregunto tambien
Si me amará en el imsomnio
Si aguantará mis adicciones
Y mis mentiras
Si será quien me cure de este
Poema
Con un beso a las 3 de la mañana.

 

 

 

Leda Quintana Rondón (Lima-Perú, 1972)

 

El pozo de Huasta

 

“Puede cambiarse de ciudad,

mas no puede cambiarse de pozo (…)”

I Ching- El libro de las mutaciones

 

En el fondo de las aguas

del pozo de Huasta

viven mis hijos muertos.

Durante años corté la cuerda,

escondí las cubetas,

hui a la capital,

caminé partida y sin ojos

para no ver los ecos

de sus voces púrpuras

en la niebla limeña.

 

El ruido de la guerra me silenciaba

y me tapaba los oídos

para no escucharlos

ni escucharme.

 

Ya han pasado muchos años…

ahora soy una anciana,

una maestra rural jubilada

que vende tocosh en Neoplásicas.

 

Nunca aprendí a cocinar

pero hago mazamorras

para los enfermos de cáncer.

 

Todas las noches

viajo hasta el pozo de Huasta,

me sumerjo en sus aguas

para ver a mis hijos muertos

abrazarlos y pedirles perdón,

recomponer sus pedazos

y  unir cada uno de sus vestigios

en una sola boca de Luz.

 

 

 

Santiago Vera Cubas  (Lima-Perú)

 
ESOS PROCESOS DEMORAN. Longitudinal y transverso. Esos procesos son así. Estoy acá. En algunos lugares en donde no estoy, voy a estar. En todos los lugares en donde voy a estar, no estoy. La luz, es la luz la que me ha partido. Se me cae el brazo. Mi espalda se apoya sobre una pared de vidrio. Y eso es solo un término, un primer comienzo. Estamos largamente, ciudadanamente, lejanos. La cuestión recién empieza. ¿Qué es lo que va a terminar? Lo que va a terminar es lo que no ha empezado aún. Lo que va a empezar es lo que no ha terminado aún. Debes entender la naturaleza del proceso. ¿Desde dónde he partido? Desde un punto de partida. ¿Y antes del punto de partida? Un punto de llegada. Longitudinal y transverso. Todo, absolutamente todo, es un exceso. Estoy acá. Y eso es un exceso. La luz, es la luz la que me ha partido. Yo me presento a mí mismo en un yo-tú y en un yo-él. ¿Dónde, en qué parte del proceso, se ha quedado el yo-yo? En un comienzo. En un punto de llegada. Y si hablamos de otras para adelante: hay algo en la mitad. Sigo acá. Estoy donde antes estaba. Voy a estar donde he estado. He estado en donde sigo estando. Esos procesos demoran. No debo desbordar mis posibilidades. Mis posibilidades son: estar sentado. Estar sentado. Estar parado, para estar sentado. En el camino todo es llano. No pareciera posible su extrema llanura. Cuando menos, da miedo. En cualquier momento se desata la tensión contenida. Me despido, volando. Salgo disparado. Y llego…a otro camino. Y allí me siento. Y me siento de este modo. Y permanezco así, sentado. Y espero. Y espero tanto, que se hace ya, una falta de respeto, un exceso, una sobreabundancia. Mi espalda se apoya sobre una pared de vidrio. Me doy cuenta. Estamos en el comienzo. Otra vez otra vez. El cielo llueve. Y ese es el camino. La lluvia cae. Y ese es el camino. El sol alumbra. Y ese es el camino. El viento sopla. Y ese es el camino. El hombre se comporta. Y ese es el camino. El mar. Y ese es el camino. El camino. Y ese es el camino. Todo es elemental. Todo es primero. Todo existe, con las justas. Estoy acá. Estoy acá. ¡Aquí! ¡Maldita sea! Mi condena es para siempre. Esos procesos demoran. ¿Y cuánto? Esos procesos son así. ¿Y desde cuándo? Esos procesos son así. ¿O sea que no se puede hacer nada? Esos procesos son así. El camino es solamente un camino. No una ruta. Si no tuvieras pies, sería un lugar. Si no tuviera cabeza, un espacio. ¡Si no estuviera yo aquí jamás!       No contestes, estate. El camino lo perdona todo. En algunos lugares en donde no estoy, voy a estar. En todos los lugares en donde voy a estar, no estoy. Y Ya nada es definitivo. Nada está resuelto. Mañana todo es una misma cosa. La misma fuente. Hoy todo es definitivo. Todo está resuelto. ¿Quién ha dicho qué? ¿El yo-yo ha hecho su aparición? ¿El yo-tú? El yo-él? En el fondo, no hay ningún fondo. Yo me espero muchas cosas, entre ellas, a todas. Sin embargo, pero. Aunque, no obstante. Por lo tanto, concluimos. Esos procesos demoran. Mis posibilidades son: estar sentado. Todo es elemental. Otra vez otra vez. Estoy acá. Estoy acá. Y Ya nada es definitivo. Longitudinal y transverso. El camino. El viento.  El sol alumbra.  El hombre.  El hombre se comporta.  Y permanezco así, sentando.  Y espero. Y espero. Y espero.  Una falta de respeto, un exceso,  una sobreabundancia.  Todo es elemental. Todo es primero.  Todo   existe, con las justas.  ¡Maldita sea!  Mi condena es para siempre.  Me doy cuenta.

Deja un comentario