Por Silvia Castro*

Selección de poemas Natalia Litvinova

Crédito de la foto (izq.) www.malonmalon.com.ar /

(der.) Ed. La Gran Nilson

 

 

5+1 poemas de Pisagua (2019),

de Silvia Castro

 

 

cuesta hacer pie

la montaña cae

 

Rolling Stones

y gritos sin público

 

los pescadores callan

 

una canción no cuenta nada

a nadie

 

los niños saltan para ver más allá

el mar es una cama elástica

 

un ta te ti

de cruces

sin círculos

 

todos perdieron

el cuerpo

aquí

 

 

 

el viento devuelve los cuerpos

 

voces de arena

charqui salado

 

la ruta lateral

abre y cierra

montaña y mar

 

una delgada franja azul

como una caja de música

suena y no suena

se ve

y no

 

La poeta Silvia Castro.

 

un campo de concentración no es un lugar

 

es todo lo que se puede morir estando vivo

todo lo que se puede vivir estando muerto

 

 

 

no hay frutos jugosos en los árboles

ni reflejo en los cristales

 

el derrame de la leche destetada

enceguece las hambres

 

en el hueco de la nuez

se besan el polvo y el hueso

 

las frutas se ocultan en sus cuevas

hasta que estallan el óxido y la oruga

como un mármol blando

 

 

un segundero tirado en la playa

un pedazo de luna de reloj

un cuatro erróneo

en nomenclatura romana

 

no hay nadie

todo es lejos y cerca

 

nadie llega tarde

todo es nadie viniendo

 

nadie de pie

nadie derrumbado

nadie jamás ya nadie

entre peces que se pudren para nadie

 

nadie en el ojo ni en la mira

 

no esperar ya a nadie para nada

nadie de cuyo entierro volver

 

ninguna huella de ningún sonido

nadie que escuche

 

 

 

Pisagua en aymará

significa tierra sin agua

 

Tarapacá

ave que planea

 

en el calabozo

ya no quedan puertas ni ventanas

 

un cóndor vigila el lente de la cámara

posado en un dintel

 

no se espanta

 

se abre lentamente

entrega todo su plumaje desplegado

desafía la respiración del cristal

 

 

 

 

 

*(Río Negro-Argentina, 1968). Poeta y fotógrafa. Reside en Bs. As-Argentina desde 1993. Su libro Puelches fue premiado y editado por la Universidad Nacional de Río Negro en 2018. Coordinó ciclos literarios e integró la organización del Festival Latinoamericano de Poesía en el Centro, en el Centro Cultural de la Cooperación de Buenos Aires (2010-2016). En la actualidad, Gestiona la biblioteca infantojuvenil Jardín de Gente en el barrio de Abasto. Ha editado los libros de fotografía Anagramas, Sphera, Pehuén, Abra, Sin párpados, La soga de la ropa, Caja china, Dulce Aldea/Copahue (2005-2008); y en coautoría, Trenes, junto con Alberto Muñoz (2012), El olor de las hormigas, con Yamil Dora (2017) y El Gamo (2018). Ha publicado en poesía La Selva Fría (2006), Tura / Poesía Rubik (2012), Isondú (2014), Puelches (2018) y Pisagua (2019). Publicaciones de su autoría pueden leerse en www.silviaocastro.blogspot.com

 

Deja un comentario