Por Luis Ángel Barreto*

Crédito de la foto el autor

 

 

5 poemas de Las máquinas simples (2014),

 de Luis Ángel Barreto

 

 

NO PERMITIRÉ MARCAS de agua

aquí no

las filigranas estas serán para otro día

hoy me quiero acunar en mi propia bulla

esta vez tomo tiempo en esto

doy sosiego a minuteros

estoy definitivamente posible dispuesto

y me gusta

me soy

con todo y vértigo

entonces juego poniendo pájaros

como si fuera otro

y me discurro

como las horas como la sombra

por eso hoy

día de quemar las telarañas

declaro

que haré un tambor con esta paz

y probaré esta manera de habitar de reunir

de decir

sin que me quede nada por dentro

 

 

 

NO ES POR EL AMANECER

por el crepitar en el silencio

ni es la risa o el exilio

ni la sombra vacía de estos días

es el aguacero

oscura caída de pequeños asteroides

me acuesto en la baranda para olvidarme

para humedecerme en los vitrales

escucho un estallar que parece mío y el sueño

propicia el albor que ahora tengo

un poco después amanezco

dormido

repleto

anidado

para luego huir

pulcro

indecible

 

 

 

ABRAZO EL AGUA

atrapo aquí la espuma

los peces vienen como siempre vienen

como una dispersión

como multitud

parece que el viento desmigaja la cara

cuando se siente un retorno

una vuelta

llegar es tener los pies mojados

llegar es eso

ser mientras más orilla menos ola

 

 

 

CAMINO DESIERTO

en balaustrada ilógica de arena

camino reseco

como caballo perplejo de carrusel

o avestruz

que tiembla

que ocupa

que atiborra

camino como sol obeso

maltratado por la sombra

como oso

sin reloj sin música

camino como arbusto arrancado

como temporal

como polvo

camino vestido de electricidad

con sincopado susto

con alambre enmarañado en la caminada

con el acero abierto en la carne del disparo

 

 

 

ANOCHE DORMÍ sin máquinas simples

sin catapultas

sin hélices para sobrevolar la noche

tengo la oscuridad del que se acuesta

lo opaco del sueño

por eso choco contra las piezas del mecanismo

toda esta penumbra suena al girar de un trompo

a lo que no se ve de los carruseles

nuestro movimiento no es ese

nuestra cadencia no es la de los planetas

no

nuestro baile

no sabe de órbitas

 

 

 

 

 

*(Maracaibo-Venezuela. 1979). Magister en Filosofía por la Universidad del Zulia y cursante del Master of Arts in Spanish en la Universidad de Cincinnati (EE. UU.). Se ha dedicado a la edición, la musicalización de obras audiovisuales y danza, así como a la docencia. Ha publicado en poesía Arqueología de olores (2007) y Las máquinas simples (2014).

Deja un comentario