Por Mónica Rosenblum*

Selección por Augusto Munaro

Crédito de la foto (izq.) www.nexoartesyculturas.com /

(der.) Ed. Alto Pogo

 

 

5 poemas de La cuestión del pellejo (2016),

de Mónica Rosemblum

 

 

I

 

no sé si hay una norma

que rige los nombres

hay cosas que no pueden

llamarse diferente

fuimos a Montevideo

nos hospedamos en El Salvo

cómo iba a llamarse de otra forma

cada uno viendo qué podía

salvar entre todos el ruido

de palabras no dichas

salvo salvar

 

los mismos nombres

son diferentes

al otro lado del río

el cruce los cambia

en sutiles lugares

una pausa un eco

 

todavía no sé

de qué me salvé

en este cruce del río

 

 

 

II

 

una vez me salvé

cruzando el océano

y una parte de mí

lo sigue cruzando

 

varada en el entre

 

esa salvedad

no alcanzó tanto

no pude salvar

el final anunciado

 

nadie salva el pasado

y quién va a admitir

que no hay salvamen alguno

que de maduro

a mansalva se cae

el bollo cerrado

la cuestión del pellejo

 

 

 

III

 

¿Acaso soy yo el guardián

de mi hermano?

Gn 4:9

 

nadie salva el pasado

ni en el rebovinaje más puro

en la tierra de todos

donde todo se puede

nadie salva el pellejo

del otro

aunque quiera

 

 

 

V

 

¿en qué salvedades

se puede

franquear

la línea divisoria?

¿alcanza con

decidir

franquearla?

a veces

hace falta

de los pelos

¿eso cuenta?

decido salvarte

¿entonces

puedo?

salvo que:

¿excepción?

¿o hay regla?

¿mujeres y niños?

¿es cierto?

 

 

 

VI

 

¿es ser temprano?

¿adelantarse

no ser tarde?

 

¿es una fuerza

que vive

en la sombra?

 

¿una pantera

dormida

que afila la luz

cuando el conejito blanco

está por caerse?

 

¿todos somos

pantera

dormida?

 

¿el conejito

es la faz?

 

¿o el dorso?

 

 

 

 

 

*(Bolivia, 1960). Poeta y licenciada en Lingüística inglesa e Historia universal, con posgrado en Psicología clínica / Orientación sistémica. En la actualidad, se desempeña como psicoterapeuta y consteladora familiar. Ha publicado en poesía Ultima Piedra (2002), Umbral (2008), Mantra de palo (2009), verde va con fucsia (2012) y la cuestión del pellejo (2016). Su poema “El hexafluoruro de uranio” fue musicalizado por Cecilia Gauna en el CD Non Stop (2006).

Deja un comentario