Por: Bruno Montané Krebs*

Crédito de la foto: Der. Hanan Harawi Ed.

Der. www.cosmopoetica.es

 

 

5 poemas de El cielo de los topos (2015, Hanan Harawi Ed.),

de Bruno Montané Krebs

 

ACUMULACIÓN

 

Hoy vi el avión que se estrellará

contra el silencio de la especie.

Era un insecto ciego y gigante

que agitaba presagios que sólo

nuestros miedos podrían adivinar.

Con su pesado vuelo construía

una enorme espiral que colgaba

sobre nuestras cabezas.

Hoy vi el avión de la muerte.

Era negro y giraba

contra el cielo gris.

 

 

 

RESTAÑANTE

 

Ésos eran los luminosos jardines de esa historia,

los fulgurantes tiempos que tañeron los hierros

de los puentes por los que pasaban trenes

con pasajeros que esos días podían volver a casa.

También eran los jardines de las bombas,

mientras, más abajo, los sótanos

aún tenían los suelos

manchados de sangre.

 

 

 

QUÉ ESTÁN ESPERANDO

 

Suena la canción del viejo comienzo.

Entre los gases de la paciencia

y la comida que se pudre.

Resuena en la cabeza lo que decimos.

Lo que nos dicen o imaginamos.

Un programa un tanto patético y sanguinario,

dijo el filósofo–hechicero.

Una colisión de huellas en las ensoñaciones

de un interpretador del Universo.

El equilibrio o el eco acelerado

de nuestras tripas que cantan a media voz.

Y una vez más la balada

de los trabajadores desnudos.

Y una vez más la canción

de los desnudos torturados.

 12656145_10153491872414611_1274426984_o

 

EL AGUA

 

Con la memoria de las flores y el ruido

tu mirada se mueve en el agua.

Esa música es el movimiento de tus ojos,

estos silencios los pensamientos

que desde el fondo suben

a punto de hacerte feliz.

Al mirar el agua se sabe

qué ha sido y qué falta,

se piensa en qué mueve

cuerpos y tormentas.

Tu mirada se enciende bajo el brillante

techo del agua que traspasa los poros,

las células, el resplandor del cielo.

Y te ríes.

 

 

 

TU IDEA DE LA DIVISIÓN

 

Sin dinero y aceptando

el absoluto silencio de mi mente,

sin que a nadie haga daño

ni a nadie haga sentir nada,

miro este silencio

que se hunde en mi mano.

Y mientras pensar es un camino,

todo está hecho

de lo que queremos comprender.

O todo es lo que al saberse da dolor

y hace germinar las llamas

de una creación que de todo viene

y a todo mira.

 

 

 

 

*(Valparaíso- Chile, 1957). Ha publicado los poemas de Mapas de bolsillo (2014), Setanta-set poemes , Mapas y escritos (2009) y, en varias ediciones, El maletín de Stevenson (2012;  2002; 1985).

Deja un comentario