Por: Víctor Hugo Díaz

Crédito de la foto: www.letras.s5.com

 

 

5 poemas de Antología de baja pureza (2013),

por Víctor Hugo Díaz

 

 

INSECTOS V

 

Una mujer canta en el baño

Desde la casa deshabitada

las uñas se aferran al piso a las sábanas

Los insectos sudan a diario en sus madrigueras

Cambian de piel

Cacarean/ danzan

Y en torno a mis pies

Un cementerio de fósforos quemados.

 

 

 

NADA RETIENEN LOS OJOS PARA SIEMPRE

Un cuerpo femenino baja en tacos los peldaños
Hematomas hermosos le coronan muslo
sin medias la carne blanca.
Desde su lugar Vincent la contempla
– lo primero es imaginarla desnuda
dibujando poses –
reviviendo leyendas de peste
una noche
donde no es posible dormir.

 

 

 

LA IRREALIDAD DE LOS PARQUES
Al salir cerró la puerta
y enfiló hacia el parque

 

La luna llena despertaba ladridos
Un manto verde anegado de luz fría
hacia crepitar sus pasos;
pero si no la cree uno quién -pensaba-
si todo cicatriza como en la pornografía

 

Porque algo parpadea y abre distinto
Ya nada por decir
Otra foto condenada a los archivos.
(Se alejó en silencio inspector;
eran otros los árboles en aquella irrealidad)

 

12665601_10153491871629611_1713395237_n

 

LA FELICIDAD INVERTIDA

 

Llueve mi cabeza

y moja la alfombra de una casa extraña

–Convéncete, la buena suerte viaja un paso atrás,

en el asiento posterior.

 

El pavimento se tiñe rojo a la luz de esta noche:

labios húmedos antes del primer beso

en un gesto frío que recuerda la carne envasada.

 

Lo menos importante es lo que está pasando

 

el resto, lo denso, es lo que no pasará

Porque después se acaba la cuerda, viene la resaca

y nadie piensa en la guerra.

 

Hoy es el primer día fuera del puente

 

Hay una espina de papel en la garganta

que nunca se decide

 

Es esta bronca incurable

que se mete por los ojos, la boca seca

la carta en blanco que se lleva a la espalda

 

esta que nadie puede ver.

 

 

 

RUINAS

 

                                                        …última reunión, una ronda de cuatro ángulos.

 

El dedo extranjero oprime el obturador

que retrata esta postal de familia

reunidos en un abrazo de piedra pulimentada

y sonrisas de paisaje andino

Como ir a dar una interminable vuelta a la manzana

para consumar la despedida.

 

Fragilidad y buen humor

La mejoría de ánimo que antecede la caída del reino

y la última batalla.

 

La fotografía descansará en la transparencia del álbum

Algo que mostrar a los amigos

 

Perderá el color igual que la memoria

se verá borrosa

pero se quedará.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.