Por Manuel Iris*

Crédito de la foto www.los disfraces del fuego

 

 

5 poemas contra el olvido,

por Manuel Iris

 

 

 

Arte poética

 

………………………..Para Adiah

 

Terca, la hoja amarilla

no se suelta de la rama.

 

La observo en su disputa

contra el viento y la lluvia,

contra la gravedad.

 

Llevo días mirando

su callado esfuerzo,

su tragedia diminuta.

 

Su persistencia

no merece olvido.

 

Es por eso

que la he puesto aquí,

en este verso

del que no caerá.

 

 

 

Mirando el lomo de las nubes

por la ventana de un avión

 

Sobre del mar

hay otro mar con olas.

 

Sobre la nieve, otra.

 

Sobre los montes

otros montes leves.

 

Tersa estampida de espuma

el lomo de las nubes nos revela,

—como cuando el niño sumergido

mira hacia arriba—

que hay un cielo del cielo.

 

Y sonreímos, porque a pesar

de nuestra elaboración poética

no podemos comprender

el ruido

ni el silencio

de esas otras olas.

 

 

 

Mi madre mira su ventana y dice llueve

miro afuera

realmente está lloviendo        dice

cuando niño te buscabas charcos

para ver las nubes      abro mi ventana

 

todo huele como a sabor de jícama

 

colgamos el teléfono      salimos a la puerta

sonreímos

como si viéramos la misma lluvia

 

 

 

Carta para Georgina Hübner,

todavía caminando bajo el cielo de Lima

 

Porque ahora mismo caminas

en las calles de lima

frente al mar de lima

bajo el cielo de lima

 

porque tu invierno y mi verano son al mismo tiempo

la negación y la confirmación del otro,

 

porque tienes todos los nombres posibles

los posibles rostros, las posibles manos

el sabor preciso en cada sitio imaginario,

confirmo tu existencia.

 

Porque tus pies y tu cadera son reales

porque te morderé como a la palabra sí

estoy parado aquí, en la oquedad

de la garúa del poema,

 

……………………………………esperando.

 

 

El poeta Manuel Iris

 

Soy de aquí

 

………………………..Para Pat Brennan y sus estudiantes

 

Uno es de los sitios

a los que ha llegado,

 

del idioma

en el que no puede soñar

y un día sucede

y se despierta preguntándose

cuál es su casa ahora,

cuando siempre hay corazón

en otra parte.

 

Uno proviene de las calles

que ya nunca son las mismas al volver.

 

Proviene del momento

en el que decidió partir

y de ese otro en el que entiende

que todo se aleja.

 

Que es imposible quedarse, aunque te quedes.

 

Que es imposible, aunque regreses, regresar.

 

Escribo un verso

que es como una despedida

y lo señalo:

 

………………….soy de aquí.

 

Cincinnati, Ohio, 2017

 

 

 

 

 

*(Mérida-México, 1983). Poeta. Residente en Cincinnati (EEUU). Licenciado en Literatura latinoamericana por la Universidad Autónoma de Yucatán (México), Master of Arts in Spanish por la New Mexico State University (EE. UU.) y doctor en Lenguas Romances por la University of Cincinnati (EEUU). Obtuvo el segundo lugar en el Premio Nacional de Poesía Rosario Castellanos (2003) y el Premio Nacional de Poesía Mérida (2009). Fue becario del programa CONACULTA-PACMYC (2002-2003), y de la Fundacion Taft (2009). Ha publicado en poesía Versos robados y otros juegos (2004 y 2006), Cuaderno de los sueños (2009), Nueva Nieve (2010), Los disfraces del fuego (2015), entre otros.

2 Responses

  1. Denisse Español

    Hermosos versos. Tienen una sencillez profunda que descansan en el recuerdo y en lo cotidiano, como una fruta que se monda con las manos desnudas hasta desvelar su simple y potente realidad. Gracias por compartir.

    Responder

Deja un comentario