Por Lucas Margarit*

Crédito de la foto (Izq.) Ed. BAP/

(Der.) Blog Fernando Sabido

 

 

3 + 1 poemas de Bernat Metge (2016),

de Lucas Margarit

 

 

el ángel es el peor de los dragones

J.E. Cirlot

 

pasé toda mi vejez reuniendo

formas ácidas y plantas acuáticas

observando, cada tanto, en cada ocaso

la forma cerrada del mar

 

toda la vejez de los hombres hermosos como el cactus

cada vez que los golpes acariciaban los quiebres de la orilla

 

pasé mi vida buscando entre las biblias oscuras

la vida disimulada de Bernat

 

a la sombra de la vela de resina oscura vi las primeras ciencias

cinceladas con imperturbabilidad por una mano que todavía no temblaba

leí las primeras lecturas del mito y de los objetos

vi los primeros dibujos que contenían el límite entre esto y aquello,

el límite que formaban las fibras del pergamino mohoso

 

14285432_10157551441175372_2087800217_o

 

XX

 

Pedro IV a Bernat Metge

 

-Bernat, antes que mueran

los peces del río

descubre frente a la ventana un campanario,

una noche blanca y una noche fría

 

debes saber que

existen campanas talladas

con el cuerpo

vacío de los pájaros

 

 

 

XXVII

 

Soneto 36 (del cuaderno obscuro de Bernat)

 

No sea Orfeo quien guíe mi camino

Así como de Dante fue guía aquel Virgilio.

Ni se cambie el mal por bien nuestro designio

Y se acomode a los moldes poéticos ya idos

 

Es Tiresias que clama y quien discute

Las pausas, los acentos y los versos

De toda la tradición caída del soneto

Disuelta en el mar por otros muertos

 

Soy Bernart, ya muerto y atrapado

Por las palabras que dijo un dios en el pasado

Y ahora sueño sin guía y sin quebranto

A través del cuerpo, de un cielo y del espanto.

 

No fue Orfeo conduciendo las pisadas

A las piedras, a las muertes y a la nada

 

 

 

Recuerdos de Bernat antes de morir

 

I

 

uno las pantallas de fuego frente al mar

los líquenes de aire y de savia

el fuego frente a dios

y el mismo refugio de los pájaros.

 

ofrezco tu cuerpo en sacrificio

mis uñas atadas al mismo otoño del pasto y de la noche

uno las rodillas para recordar el mismo color de mi carne

mi carne vacía

y el milagro del movimiento

 

el mar se mueve con el sonido de mi cuerpo

con el sonido de mis manos que caen

y se mueven sobre el fuego

 

en el fuego mi cuerpo de pájaro se atreve a envejecer

 

¿has oído el lamento de las abandonadas?

¿has podido huir como las ratas moribundas a otra orilla?

¿quién errará sobre mis huesos cuando mis lágrimas de niño se oscurezcan?

 

 

 

 

*(Buenos Aires-Argentina, 1966). Es poeta, profesor, investigador y director de investigación. Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad de Buenos Aires (Argentina). Se desempeña como investigador en la cátedra de Literatura inglesa de la Universidad de Buenos Aires. Ha realizado su post-doctorado sobre la traducción y la autotraducción en la obra de Beckett. Es director de la maestría en Literaturas en Lenguas Extranjeras y en Literaturas Comparadas de la facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Ha publicado en poesía Círculos y piedras, Lazlo y Alvis, El libro de los elementos y Bernat Metge; en ensayo Samuel Beckett. Las huellas en el vacío, Leer a Shakespeare: notas sobre la ambigüedad. Mantiene inéditos los poemarios Acerca de la distancia y H&H, y el ensayo La poesía de Samuel Beckett: silencio y fracaso de una poética.

Deja un comentario